VETERANOS Y NOVELES: C-USA & MAC CONFERENCES

Desde Coollege y Spanish Bowl, continuamos con nuestro firme propósito de repasar la temporada de fútbol universitario. En esta ocasión, abordaremos dos conferencias muy dispares, pero que aúnan en su seno programas veteranos y noveles que -a pesar de su heterogénea fisonomía, origen y procedencia- han sabido competir magistralmente. 

Hablar de Marshall, Central Michigan, UAB, Rice, Ohio o NIU supone citar algunas de las universidades más vetustas y con más solera de toda la nación. Mas algunos neonatos e imberbes programas han demostrado una rebeldía y una osadía supina, demostrando que no tienen nada que envidiar a sus históricos compañeros de conferencia. Florida Atlantic o Charlotte han emergido y se han colocado como puntas de lanza entre estos jóvenes -aunque sobradamente preparados- equipos de College Football. 

Veteranos y noveles, tradición y bisoñez… dos maneras diferentes de dar espectáculo. Llega el turno de la C-USA y la Mid-American Conferences. 

 

CONFERENCE USA

TEMPORADA 2019

 

Campeón: FLORIDA ATLANTIC OWLS

Subcampeón: UAB BLAZERS

 

ADN

La C-USA es una conferencia de la Division I de la NCAA, que se fundó en 1995. Entre las características tipo de esta conferencia sobresalen: el predominio del juego de ataque, los marcadores abultados en los partidos, la preeminencia del juego aéreo y las grandes sorpresas a lo largo de la temporada (un mismo equipo puede vivir un vaivén de sensaciones a lo largo de una campaña). Engloba a programas sitos en el sur y este de la nación. 

 

C-USA: Tradición e historia Vs Descaro y rebeldía / medium.com

 

La conferencia se divide en dos divisiones:

 

  • EAST DIVISION: 1) Florida Atlantic Owls (11-3); 2) Marshall Thundering Herd (8-5), 3) Western Kentucky Hilltoppers (9-4); 4) Charlotte 49ers (7-6); 5) Middle Tennessee Blue Raiders (4-8); 6) Florida International Panthers (6-7); 7) Old Dominion Monarchs (1-11)
  • WEST DIVISION: 1) UAB Blazers (9-5); 2) Louisiana Tech Bulldogs (10-3); 3) Southern Miss Golden Eagles (7-6); 4) Rice Owls (3-9); 5) North Texas Mean Green (4-8); 6) Texas-San Antonio Roadrunners (4-8); 7) UTEP Miners (1-11).  

 

 

EQUIPOS DOMINANTES

LOS BÚHOS ALZARON EL VUELO…

Lane Kiffin realizó una temporada mágica para Florida Atlantic. Dominio de su división de principio a fin -aunque con algún sobresalto (recuérdese la derrota frente a Marshall, en uno de los partidos más atractivos del año), consolidación del QB sophomore Chris Robinson como líder del equipo, creación de esquemas que sacaron lo mejor del excelente TE Harrison Bryant y, sobre todo, el otorgar un plan de juego para las grandes citas. Y es que los Owls arrasaron: en el Championship, a UAB Blazers; en la Cheribundi Boca Ratón Bowl, a SMU. 

La excelencia de esta campaña le ha valido a Kiffin una nueva oportunidad, un nuevo reto y ha emprendido el vuelo a la SEC, a Ole Miss. Para el recuerdo de los aficionados de Boca Ratón, quedará el excelso año de sus amados Búhos. Willie Taggart –tras su desastre en Tallahasee- llega a FAU, mas tendrá una difícil papeleta. Contará con armas ofensivas de la categoría de Chris Robinson, el magnífico corredor Malcolm Robinson o el jefe de la zaga Akileis Leroy. 

 

BILL CLARK VUELVE A OBRAR EL MILAGRO

El prestidigitador Bill Clark volvió a hacer magia: cuajó una temporada magnífica con sus Blazers, ganando sobre la bocina su división. Aunque el equipo se vino abajo en la final de conferencia y en la bowl frente a Appalachian State, nadie puede negar que Clark es uno de los mejores entrenadores de toda la FBS. Sabe sacar rendimiento de donde apenas lo hay… y eso no debe pasar desapercibido para programas más competitivos. Clark, sin duda, se merece una oportunidad. 

Un prestidigitador llamado Bill Clark / uab.edu

UAB consolidó un equipo compacto en el que todos realizan su trabajo a la perfección. El conjunto prevalece sobre las individualidades, aunque habría que resaltar la labor del receptor Austin Watkins (1092 yardas y 6 TDs) o el brillante LB Kristopher Moll (103 tackles, 9 sacks). 

 

DOS REVELACIONES

2019 ha significado un hito para dos programas universitarios de la C-USA:

  • Tras años de ostracismo, sumido en las profundidades de la conferencia, Western Kentucky Hiltoppers ha hecho honor a su nombre y se ha colocado como uno de los equipos top de la competición. Tyson Helton ha sabido configurar un auténtico equipazo sobre cinco pilares impresionantes: el QB Ty Storey, que supo insuflar veteranía y tranquilidad al equipo; el RB Gaej Walker, que hizo galopar al conjunto sobre sus más de 1200 yardas terrestres y ocho anotaciones; el receptor Lucky Jackson, con más de 1000 yardas de recepción; Kyle Bailey, un magnífico LB que tuvo más de 100 tackles, y, por último, el líder del equipo y de la defensa DeAngelo Malone, DL que consiguió 11’5 sacks. El colofón a la temporada fue la victoria sobre Western Michigan (23-20), en la Servpro First Responder Bowl. 
  • La temporada de Charlotte 49ers ha sido magistral, consiguiendo, por primera vez en la historia del programa, la elegibilidad para una bowl. Cierto es que el equipo comandado por Will Healy fue vapuleado, por Buffalo, en la Makers Wanted Bahamas Bowl. Pero como se dice en el acervo popular “que le quiten lo bailao” a los 49ers -el equipo de football más humilde de la egregia Carolina del Norte-. Chris Reynolds, Benny LeMay (ojo con este corredor de cara al draft), Victor Tucker o Marquavis Gibbs han hecho historia y se han convertido en mitos vivos en la ciudad de Charlotte. 

 

DOS EXCELENTES PROGRAMAS, DOS GRANDES DECEPCIONES

Ha sido una temporada convulsa para dos de los grandes transatlánticos de la C-USA. Ni en Denton (Texas) ni en Huntington (Virginia Occidental) han soplado vientos favorables en 2019. 

  • Se esperaba muchísimo de la última temporada del excelente QB Mason Fine y, de hecho, el elegante mariscal de campo de Peggs (Oklahoma) ha cuajado un año magnífico (3088 yardas, 29 TDs y 9 interceptaciones). Sin embargo, se ha visto muy solo en ataque, siendo su fiel compañero el WR Jaelon Darden, con 12 anotaciones. El juego de carrera no ha sido efectivo y el sophomore Tre Siggers se ha mostrado como el jugador más importante. Sin embargo, el “talón de Aquiles” del equipo entrenado por Seth Littrell ha sido la defensa, que ha sido capaz de competir en duelos decisivos. Junto a ello, el Mean Green ha cuajado partidos horribles contra rivales a priori muy asequibles. Una auténtica pena este final tan agridulce para el excelso Mason Fine. 
  • “We are Marshall”, rezaba el título de la mítica película sobre el programa de football de Huntington, pero este año los pupilos de Doc Holliday han sido Marshall… en algunas ocasiones. El equipo ha rendido muy por debajo de sus posibilidades reales. El QB sophomore móvil Isaiah Green ha mezclado partidos brillantes con otros realmente penosos. No está nada claro que sea la cara del programa en 2020. A nivel terrestre, Brenden Knox ha realizado una temporada bastante aceptable, con 1387 yardas y 11 anotaciones. El juego aéreo apenas ha existido -sin duda, uno de los grandes problemas de Marshall-, aunque la gran noticia ha sido el TE Armani Levias (un auténtico baluarte para rondas postreras del próximo NFL Draft). Los dos mejores jugadores de la defensa fueron los LBs Tavante Beckett y Omari Cobb.   

 

WE ARE MARSHALL / collegefootballnews.com

 

JUGADORES MÁS VALIOSOS DE LA TEMPORADA

Los cinco playmakers de la C-USA fueron: 

 

  • J’Mar Smith QB (Sr, Louisiana Tech Bulldogs): 367 pases, 236 completados (64’3%), 2977 yardas de pase, 18 TDs aéreos, 5 interceptaciones, 5 TDs de carrera. Tras, un grandísimo año, los Bulldogs se quedaron a las puertas de competir en la final de conferencia y la gran razón fue la sanción de Smith en los últimos partidos de liga regular. UAB Blazers se aprovechó de esta incidencia y los aficionados nos quedamos sin ver un apasionante championship entre Bulldogs Vs Owls. En la bowl frente a Miami, no vimos al mejor Smith, aunque su dirección le valió a Louisiana Tech para llevarse la victoria ante unos patéticos Hurricanes. Fue elegido “Offensive Player of the Year(elección muy discutible para Coollege). 
  • DeAngelo Malone DL (Jr., Western Kentucky Hilltoppers): 99 tackles (55 solo, 44 asistidos), 11’5 sacks, 20’5 tackles for loss.  Sin ninguna duda el Defensive Player of the Yearen la C-USA. Ha sido el jugador defensivo que ha disputado más snaps en toda la conferencia. El auténtico responsable del cambio radical de los Hilltoppers esta temporada. Volverá a Western Kentucky para su año senior, lo que supone la mejor noticia para Helton y su staff técnico. 
  • Benny LeMay RB (Sr, Charlotte 49ers): 1072 yardas, 9 TDs. LeMay disputó un año sencillamente impresionante. Fue uno de los grandes responsables de la campaña histórica de la Universidad de Charlotte. Su media por acarreo fue de 5’7 yardas, algo alucinante. Además contribuyó en el juego aéreo con 235 yardas y 4 anotaciones. Una auténtica joya para aquel equipo NFL que apueste por él. 
  • Brenden Knox RB (Sophomore., Marshall Thundering Herd): 1387 yardas, 11 TDs. Sus estadísticas son alucinantes, pero hay que resaltar que esquivó 50 tackles y consiguió 807 yardas tras contacto. Uno de los mejores corredores de la C-USA. Se espera lo mejor de él en su año junior. 
  • Harrison Bryant TE (Sr., Florida Atlantic Owls): 1004 yardas, 7 TDs. Sin lugar a dudas, uno de los mejores alas cerradas de esta promoción. Un auténtico referente en la end zone, sabe correr rutas y eludir los tackles de los defensas rivales. Una gran elección para cualquier equipo NFL. Lane Kiffin supo extraer lo mejor de su juego.

 

Los búhos volaron alto con Harrison Bryant / zimbio.com

 

MEJOR…

JUGADOR OFENSIVO: Benny LeMay (RB Charlotte 49ers)

MEJOR…

JUGADOR DEFENSIVO: DeAngelo Malone (DL Western Kentucky Hilltoppers)

MEJOR…

JUGADOR FRESHMAN: Sincere McCormick (RB Texas-San Antonio Roadrunners)

MEJOR…

PARTIDO DE LA TEMPORADA: Marshall Thundering Herd at Florida Atlantic Owls (36-31)  Week 8 – 18 de octubre. 

 

 

MAC (MID-AMERICAN) CONFERENCE

TEMPORADA 2019

 

Campeón: MIAMI (OHIO) REDHAWKS

Subcampeón: CENTRAL MICHIGAN CHIPPEWAS

 

ADN

La Mid-American Conference fue fundada en 1946 y reúne a programas universitarios anclados en el nordeste del país. Su ADN está basado en los cánones más ancestrales del football: defensas férreas y poderosas más una importancia decisiva del juego terrestre. Muchos hablan de la MAC como una división “B” de la B1G, debido a sus grandes paralelismos. Otro de los ingredientes básicos de esta competición es la total incertidumbre con respecto al resultado final de la misma. El carácter sorpresa de los equipos siempre es un factor a tener en cuenta. Por ejemplo, ninguno de los finalistas de 2018 han reeditado esta temporada. 

MAC: ofreciendo espectáculo desde 1946 / bgsufalcons.com

La conferencia se divide en dos divisiones:

 

  • EAST DIVISION: 1) Miami (Ohio) Redhawks (8-6); 2) Ohio Bobcats (7-6), 3) Kent State Golden Flashes (7-6); 4) Buffalo Bulls (8-5); 5) Bowling Green Falcons (3-9); 6) Akron Zips (0-12).
  • WEST DIVISION: 1) Central Michigan Chippewas (8-6); 2) Western Michigan Broncos (7-6); 3) Ball State Cardinals (5-7); 4) Northern Illinois Huskies (5-7); 5) Toledo Rockets (6-6); 6) Eastern Michigan Eagles (6-6). 

 

 

EQUIPOS DOMINANTES

MIAMI TAMBIÉN GANA CAMPEONATOS

Miami (Ohio) Redhawks supo sufrir toda la temporada y dar la campanada con su triunfo final sobre Central Michigan Chippewas. El clásico de la Cenicienta volvió a tener una nueva edición en el estado de Ohio y lo que -en principio- iba a ser un año de transición metamorfoseó en una temporada alucinante. Las mesnadas de Chuck Martin cimentaron su éxito en cuatro pilares básicos: una experimentada, sobria y cumplidora zaga; un corredor en estado de gracia; un receptor que cuajó un final de temporada apoteósico, y un mariscal de campo freshman con un brillante porvenir. 

Nombres como Ryan McWood, Sterling Weatherford o Bart Baratti aportaron solidez y veteranía a la defensa. El RB Jaylon Bester se convirtió en un puntal terrestre importantísimo (sus 14 TDs lo corroboran). Jack Sorenson lució imponente en el tramo final de temporada. Y Brett Gabbert sorprendió a propios y a extraños con su manejo del engranaje ofensivo, a pesar de su juventud. 

No obstante, la Lendingtree Bowl, disputada ante Ragin’ Cajuns, dejó al descubierto buen número de las debilidades de los pupilos de Chuck Martin.  

 

EL RENACER DE LA FURIA CHIPPEWA

Jim McElwain fue a Mount Pleasant con la firme determinación de revitalizar un programa que vivía las horas más bajas de su historia. Todos esperaban un resurgir de la ira chippewa… pero no tan pronto. McElwain ha sabido empatizar con sus hombres, reclutar lo necesario e implantar los fundamentos para competir en la Mid-American Conference. 

El hombre elegido por McElwain para liderar su proyecto fue el veterano QB Quinten Dormady, que lució sobrio durante toda la temporada, lanzando para más de 2000 yardas y 14 TDs. Jonathan Ward renació de sus cenizas y realizó una temporada brillante -al nivel de su año sophomore-. Sus lugartenientes en el backfield -Kobe Lewis y Tommy Lazzaro- lo secundaron en el papel anotador, con 12 y 8 TDs respectivamente. El receptor Kalil Pimpleton, tras su traspaso desde Virginia Tech, recuperó sensaciones y cumplió a la perfección el papel que se esperaba de él. 

Las derrotas en el MAC Championship y en la New Mexico Bowl dejaron un regusto amargo, pero el futuro es de los Chippewas. McElwain ha conseguido el transfer, desde Texas Tech, de uno de los QBs más prometedores de la competición, Jett Duffey. Pimpleton, la dupla Lewis-Lazzaro, una gran defensa y el manejo perfecto de McElwain colocan a Central Michigan como el rival a batir en 2020.  

 

Un freshman espectacular: Brett Gabbert / eu.cincinnati.com

 

LA REVELACIÓN

Lógicamente, los dos equipos finalistas han sorprendido a los más veteranos del lugar. Sin embargo, el papel de gran revelación debe ser asumido por la sensación de la temporada: Kent State Golden Flashes. Sean Lewis, head coach más joven de toda la FBS, supo imprimir un carácter ultracompetitivo en un roster acostumbrado a deambular por los emparrillados futbolísticos. Dustin Crum, el QB junior, cuajó un espectacular año en el que supo lanzar y correr. Su quehacer en la Tropical Smothie Cafe Frisco Bowl, ante Jordan Love y sus Aggies, rozó la perfección. Lewis y Crum llevaron a los Golden Flashes a su primera victoria en una bowl. 

 

LAS DECEPCIONES

Dos son las auténticas decepciones de la MAC Conference el presente año. Evidentemente todos los grandes analistas esperaban mucho más de los dos programas futbolísticos que jugaron el Championship la pasada temporada: Buffalo Bulls y Northern Illinois Huskies. 

Buffalo Bulls, a pesar de sus 8 victorias totales, no estuvo al nivel esperado en duelos conferenciales. Lance Leipold, HC del equipo del norte de Nueva York consiguió salvar la temporada y extender su contrato hasta 2024, merced a la aplastante victoria sobre Charlotte 49ers en la Bahamas Bowl. No obstante, nadie puede ocultar que el equipo de Buffalo estaba confeccionado para gestas más importantes. Jaret Patterson –uno de los RBs más explosivos de la competición- volvió a ser la gran noticia de los Bulls. Se espera de él un tercer año aún más sobresaliente. 

Los Huskies vivieron una irregular temporada, en la que su gran debilidad fue el apartado defensivo. Solo el safety Mykelti Williams lució a un nivel destacado. El QB Ross Bowers acumuló yardas, pero tuvo poca efectividad en la red zone. Tre Harbison fue su principal valedor terrestre. Pero la mediocridad fue la nota dominante entre el cuerpo de receptores. Tras el campeonato de 2018, todo apunta a que Thomas Hammock deberá asumir una reconstrucción casi total del equipo del norte de Illinois. 

 

McElwain hizo brotar la ira del guerrero chippewa / montanasports.com

 

JUGADORES MÁS VALIOSOS DE LA TEMPORADA.

Los cinco jugadores más importantes de la MAC Conference han sido: 

 

  • LeVante Bellamy RB (Sr, Western Michigan Broncos): 1472 yardas, 23 TDs. Bellamy fue galardonado con el prestigioso Vern Smith Leadership Award, o dicho de otro modo, ganó el “Offensive Player of the Year”. Ha conseguido ser el primer ganador de este premio desde que Zach Terrell lo ganara, en 2016, para los Broncos. El corredor senior ha cuajado un magistral año, siendo el líder en TDs de carrera de toda la FBS.
  • Treshaun Hayward LB (Jr., Western Michigan Broncos): 142 tackles (72 solo, 70 asistidos), 5 sacks, 11 tackles for loss.  El Defensive Player of the Yeartambién recayó en Kalamazoo. Este outside linebacker brilló en su tercer año universitario, siendo el indiscutible líder de la zaga de Western Michigan.  Simplemente ha estado magistral tanto en colocación como en placajes. Un baluarte defensivo. 
  • Brett Gabbert QB (Freshman, Miami-Ohio Redhawks): 316 pases, 175 completados (55’4%), 2411 yardas de pase, 11 TDs de pase, 3 TDs de carrera y 8 interceptaciones. Gabbert obtuvo el premio Freshman of the Year”. Chuck Martin se la jugó otorgando la titularidad a un true freshman… y el experimento le ha salido muy bien: título de la MAC y QB por muchos años. Fue titular los 14 partidos de la temporada. Un brillante porvenir se le augura a Gabbert. 
  • Jack Sorenson WR (Jr., Miami-Ohio Redhawks): 568 yardas, 4 TDs. Quizá los números de Sorenson no son muy importantes, pero su juego fue sencillamente brillante en los partidos más importantes de la temporada, erigiéndose en el mejor socio de Gabbert. Jack vuelve para su año senior y la magistral dupla Gabbert-Sorenson asegura tardes de gloria para los Redhawks. 
  • Jaret Patterson RB (Sophomore., Buffalo Bulls): 1799 yardas, 19 TDs. En Coollege disentimos con otorgar el mejor jugador ofensivo de la MAC a Levante Bellamy. Para nosotros, sin discusión, el ganador es Jaret Patterson. Dinámico, ágil, un torbellino para las defensas, una máquina de anotar… Se nos acaban los calificativos para caracterizar a este pequeño pero grandísimo corredor nacido en Glenn Dale (Maryland). ¿Un transfer a una universidad de mayor prestigio? Quizá fuera la mejor opción. Pero, de momento, siéntense y disfruten de los partidos de Buffalo Bulls, porque ¡Jaret Patterson debe regresar para su temporada junior!

 

Un espectáculo llamado Jaret Patterson / hustlebelt.com

 

MEJOR…

JUGADOR OFENSIVO: Jaret Patterson (RB Buffalo Bulls)

MEJOR…

JUGADOR DEFENSIVO: Treshaun Hayward (LB Western Michigan Broncos)

MEJOR…

JUGADOR FRESHMAN: Brett Gabbert (QB Miami-Ohio Redhawks)

MEJOR…

PARTIDO DE LA TEMPORADA: Miami (Ohio) Redhawks Vs. Central Michigan Chippewas (26-21)  MAC Championship – 7 de diciembre.

 

 

EduVall82 representando a Coollege

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *