Movimientos en el staff

 

Poco después de las noticias que confirmaban la vuelta a Los Ángeles de la franquicia, se daba a conocer el nombre del nuevo HC del equipo. El elegido es Anthony Lynn. Nacido un 21 de diciembre de 1968, fue jugador de los Broncos y 49ers y consta con dos anillos de su época de jugador. Su carrera terminó prematuramente debido a problemas en el cuello. Como coach que, al fin y al cabo es lo que nos importa aquí, consta de poca experiencia como OC o HC. Estuvo de coordinador de equipos especiales en Denver (2000-2002). Sus siguientes años de carrera se dedicaron a ser el entrenador de runningbacks en diversos equipos (Jaguars, Cowboys, Browns y Jets). En 2015 se integró en esta misma función el los Buffalo Bills. En septiembre del 2016 fue ascendido a OC y fue nombrado Head Coach interino para el último partido de la temporada.

Anthony Lynn en la banda con los Bills – www.buffalobills.com

Entrenador que se define por la admiración al Ground and Pound. Viene, parece ser a practicar un fútbol físico, de contacto,dando gran importancia al juego terrestre. Finalmente en Chargers Park se intentará tener un juego de carrera para abrir la defensa y abrir jugadas para el juego aéreo. En las últimas horas Melvin Gordon ha hecho las siguientes declaraciones: “Anthony Lynn es el entrenador perfecto para mí”. Luego de su discreta primera temporada y de su explosión en la segunda, se busca mantener el nivel de Gordon ya que con la avanzada edad de Rivers, se empezará a construir alrededor suya. Para acompañarle en esta misión se mantiene a Whisenhunt como OC. Llegó a tierras californianas el año pasado luego de una corta estancia en Tennessee. En la temporada pasada logró innovar e  instaurar un ataque en el que Gordon funcionó teniendo un impacto ofensivo de más del 50%. Finalmente el ataque cayó en picado debido al gran número de lesionados que hubo el año pasado. El ataque perdió a su WR1, dos de sus RB suplentes y finalmente al propio Melvin Gordon entre otros. Para suplir esta orda de lesiones, saltó hace poco la decisión de despedir al entrenador de acondicionamiento físico. Excelente noticia la cual se debió llevar a cabo la temporada pasada. Otro de los que parece será despedido, es el entrenador de equipos especiales después de una temporada lamentable en este aspecto. El tema es reincidente ya que hace dos años recuerdo que hasta semana 9 o así llevábamos yardas negativas de retorno. Volviendo a esta temporada, Lambo ha estado mal, muy mal. Drew Kaser ha mezclado buenos punts con algunos lamentables de 25 yardas. Han costado puntos, malas posiciones de campo y algún que otro partido con fumbles en retornos y etc. En resumen, el cuerpo de equipos especiales parecían un cocktail explosivo en el que en cualquier momento podría explotar y provocar una desgracia.

Josh Lambo pateando un field goal que seguramente falle – www.mlssocer.com

Luego del despido de John Pagano sin previo aviso a su persona, el hombre que viene a suplir su sitio es Gus Bradley. Este hombre fue el DC de los Seattle Seahawks desde 2009 hasta 2012. Hizo un gran trabajo teniendo a grandes jugadores a su cargo, construyendo la mejor defensa de la liga. Llega a Los Ángeles con la intención de repetir sus éxitos luego de su fracaso como HC de los Jaguars. Se presume que cambiará el esquema defensivo de un 3-4 a un 4-3. Esto ocasiona varias cosas. Esto hará que Joey Bosa se sienta un poco más cómodo ya que en Ohio State era el LE de una 4-3. A parte Perryman se supone que se volverá a colocar como MLB en una 4-3 tal y como hizo en su etapa colegial. Esto le supondrá centrarse más en parar la carrera que en caer en cobertura, lo cual le viene perfecto ya que es su fuerte y dónde en situaciones ha cojeado este año (en cobertura). El rookie Jatavis Brown podría acabar de OLB titular acompañado seguramente de Attaochu o Toomer. Personalmente deduzco y supongo que se colocará a Ingram de DE aunque cabe la posibilidad de que acabara jugando de OLB. La defensa de los Seahawks destacaba en gran parte por su gran defensa de carrera y poca concesión de puntos al rival. Esto último es bastante importante debido a que este año se han provocado muchísimos turnovers pero se han concedido bastantes puntos en contra.

Gus Bradley, nuestro nuevo DC – www.alchetron.com

 

Resumiendo, contamos con un lavado de cara en el staff bastante destacable. Contamos con un nuevo HC con poca experiencia en este caso (por no decir nula). Amante de un buen juego de carrera que abra oportunidades al pase y con experiencia entrenando a grandes runningbacks. Esta falta de experiencia es suplida con dos coordinadores con bastantes partidos a sus espaldas. Whisenhunt como OC y Gus Bradley como DC. El primero ya es conocido en estos lares. En su primera estancia sacó lo mejor de Rivers y el año pasado revivió a un Melvin Gordon que empezó a asemejarse al de Wisconsin. El otro, creó una gran defensa que les llevó a un anillo y otra SB. Luego tuvo un estrepitoso fracaso como HC. Quizá porque su puesto es ser coordinador defensivo. Para terminar se suman las buenas noticias de la destitución del entrenador de acondicionamiento físico y el coordinador de equipos especiales. Dos despidos necesarios para el porvenir de la franquicia. No os voy a mentir, luego del cambio de ciudad, lo del logo, lo de los fans contratados, vuelvo a estar ilusionado con esta nueva andadura. Este staff no pinta nada mal.

 

Diego Luaces (@ChargersEsp)

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.