Luke Kuechly se retira

Luke Kuechly se retira.

«He sido muy afortunado de poder haber jugado a este deporte desde que estaba en cuarto de primaria. He jugado en los Panthers 8 temporadas. Nunca es el momento adecuado para dejar de jugar, pero este es el momento adecuado para mí.»

El pasado miércoles me desperté, y como cada mañana lo primero que hice al abrir los ojos fue coger el móvil. Vi por encima en un par de grupos de Telegram que habíamos fichado a Joe Brady como OC, una noticia que se rumoreaba y que me gustaba mucho. Al abrir Whatsapp me sorprendió un mensaje de Fernando, un seguidor argentino de nuestros Panthers. No solemos escribirnos, y me había escrito un mensaje muy sentido que yo no acertaba a descifrar. Abrí Twitter y en ese momento comprendí lo que había sucedido. Luke Kuechly se retira. Su historial de conmociones cerebrales había hecho que en el pasado le pidiera que se retirara, pero llevaba un tiempo sano, y la noticia me pilló desprevenido. Por mi mente empezaron a pasar recuerdos y momentos y jugadas que Luke nos había regalado desde que fue drafteado en 2012.

 

«Es una decisión difícil. Lo he pensado mucho y es la oportunidad para seguir adelante. Me pone triste porque amo jugar a este deporte. Lo he jugado desde que era un niño pequeño. Es mi cosa favorita que hacer en el mundo. Las memorias que tengo de este lugar y de esta organización y de jugar en este campo con estos chicos… eso nunca lo olvidaré.

Aquí sentado en la sala de linebackers, la cantidad de recuerdos que tengo de esta sala podría llenar un libro completo. Estos son los mejores momentos del deporte. Obviamente, estar en el campo es increíble, pero alguno de los mejores momentos son los momentos en los vestuarios, en las reuniones, en los autobuses o viajando a los partidos. Eso no se puede replicar, y por eso es tan difícil ir en una dirección diferente. Pero en mi corazón sé que es la decisión correcta.  Es difícil, pero es la razón de jugar a este deporte, la de formar relaciones, y si formas relaciones duraderas nunca desaparecen.»

En el draft de 2012, tras la primera temporada de Cam, teníamos la novena elección en el draft. Marty Hurney y Ron Rivera eligieron a Luke Kuechly, un MLB de una universidad menor (Boston College) que era una máquina de tacklear. No parecía una elección muy normal, la verdad. En el equipo estaba Jon Beason como MLB, y a su lado había jugadores aprovechables. 

Comenzó jugando como OLB al estar por dentro Beason, y la verdad es que no llamaba mucho la atención. Pero llegó una lesión de Beason, Luke pasó a jugar como MLB y ahí pudimos ver la razón de su elección: sí, era una máquina de tacklear, pero era mucho más. Entendía a la perfección lo que iba a hacer el ataque rival, podía cubrir jugadas por el aire y era el compañero perfecto. Esa temporada se llevó el rookie defensivo del año. 

 

«Es duro, pero espero seguir estando involucrado de alguna manera. Lo más importante ahora mismo es agradecer a la gente que me ha traído hasta aquí, desde los entrenadores y jugadores hasta Coach Rivera, Marty y Mr. Richardson por traerme y ahora Mr. Tepper. La decisión no tiene nada que ver con los nuevos entrenadores y Coach Rhule. Va a hacerlo fenomenal. Su trayectoria es muy buena. Pero para mí es el momento de hacer algo diferente.»

En 2013, su segundo año, la defensa Panther bajo la dirección de Rivera y McDermott y comandada por Kuechly se convirtió en una de las mejores unidades de la competición. Kuechly hizo tal campaña que fue elegido mejor jugador defensivo de la liga. En 2014 el equipo no tuvo muy buen año, pero logró entrar en playoffs por el mal nivel de la NFC Sur. 

Y llegó 2015. El año mágico, 2015. el equipo logró uno de los mejores récords de la historia, 15-1. La defensa dominaba como pocas. En el partido de Acción de Gracias, ante unos Cowboys que venían muy fuertes, Kuechly logró 2 intercepciones y los Panthers apabullaron al equipo de Dallas. En playoffs, ante Seattle y Arizona, Luke logró sendos picks 6s. Como todos sabéis, el equipo fue derrotado en la SB por Denver, pero la defensa rayó a gran nivel. No se les pudo echar nada en cara.

Kuechly logra una INT contra los Cowboys (bleacherreport)

 

«Solo hay una manera de jugar al deporte, desde que era un niño pequeño, y ha sido jugar rápido, jugar físico y jugar fuerte. En este momento, no creo ser capaz de seguir haciéndolo. Eso es lo más difícil. Yo quiero seguir jugando, pero no creo que sea la decisión adecuada. Lo he pensado mucho tiempo y creo que es la oportunidad de parar.»

En el primer partido de la temporada 2015 Kuechly sufrió su primera conmoción cerebral. Se perdió 3 partidos, pero la verdad es que no se le dio mayor importancia. Pero al año siguiente, el 17 de noviembre de 2016, en el partido de la semana 12 ante los New Orleans Saints, llegó una de las imágenes más duras que he visto en un partido de football. Luke Kuechly sufrió su segunda conmoción cerebral (que sepamos), y su cara sollozando en la camilla portátil, totalmente fuera de sí, nos dejó perturbados a todos los que estábamos viendo el partido en directo, e imagino que aún más a los que estaban en el campo.

Kuechly tras sufrir su segunda conmoción cerebral (espn)

Tras ese momento se perdió el resto de la temporada, y muchos nos temíamos (y deseábamos) que dejara el deporte para siempre En 2017 sufrió una tercera conmoción, y ahí el coro de voces pidiendo su retirada se hizo mayor. El alcance de la tercera fue más leve, y ya no volvió a sufrirlas hasta su retirada.

El football es un deporte maravilloso, el mejor deporte que hay. Pero si te paras a pensar en el daño que sufren los jugadores, lo más lógico sería prohibirlo. 

 

«Tenemos una gran sala de linebackers, Shaq y el resto de chicos hacen un trabajo fabuloso. Solo quiero dar las gracias a los entrenadores, jugadores, staff de apoyo, staff de entrenadores. Todos los que trabajan en esta organización han sido los mejores desde el día que llegué.

Los fans han sido fantásticos, nos han apoyado. Han viajado con nosotros cuando las cosas iban bien, y cuando no han ido tan bien han seguido apoyando de la misma manera. Eso es lo mejor de esta ciudad, que la gente realmente ama al equipo y a los jugadores. Es importantísimo ese amor por los jugadores, por cómo son, y trasciende al juego.»

En el verano de 2015 fui a un entrenamiento de training camp, y me sorprendió que Luke Kuechly fuera el primero (y el que más tiempo estuvo) firmando autógrafos. Me consta que era así en cada entrenamiento. Su labor social en la ciudad ha sido fabulosa, dejando siempre una gran impronta.

Kuechly firmando autógrafos en TC (foto mía)

Y qué decir de la opinión de los rivales. Ha habido pocas cosas como ver a Luke Kuechly y Drew Brees hacer ajustes pre snap e intentar acertar lo que iba a hacer el rival. Esas partidas de ajedrez eran fabulosas. Como comentó Michael Thomas en twitter, Luke hacía que lo que planeaban antes del partido fuera más difícil, les hacía trabajar más duro.

 

«Quiero darle las gracias a mi familia: mi mamá y mi papá, Eileen y Tom Kuechly. Mis dos hermanos, John y Henry. Mi novia, Shannon. Han estado conmigo desde el principio. Me han apoyado mucho y estoy feliz de haber compartido el camino con ellos. Gracias, fans de los Panthers. Gracias a todos en la NFL por vuestro apoyo constante. Es el momento de ir en una dirección diferente.»

No, los que tenemos que dar las gracias somos nosotros. Los aficionados de los Panthers y el resto de aficionados de la liga. Gracias, Luke, por regalarnos estos maravillosos años. La liga no va a ser igual sin ti. Y es una gran alegría que hayas decidido retirarte.

Keep Pounding.

Panthers Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *