Los «Coolest» de Coollege – Jornada 6

Cada sábado, desde Coollege y The Spanish Bowl, trataremos de dar una pincelada y anclar nuestra mirada en aquellos partidos, que -a priori- se presentan como más apasionantes y competitivos dentro del College Football.  Son lo que llamamos «Coolest» de Coollege.

Un ancestral proverbio chino afirmaba que “cuando los hermanos trabajan juntos, las montañas se convierten en oro”. Sin duda, esa será nuestra intención con esta sección: el firme deseo de que College Football y NFL se den la mano, unan sus maravillosas sendas y que el público -más mayoritario del football profesional- otorgue una pequeña oportunidad a una competición que nos embarga, nos sublima y nos hace amar cada centímetro de los vetustos estadios y emparrillados de las más dispares e ignotas conferencias. 

#VivirNFLSentirCollege

 

🤩 COOLEST 1 – WEEK 6 

#22 TEXAS LONGHORNS Vs OKLAHOMA SOONERS

#Hook’Em🤘 Vs. #BoomerSooner⭕️

📆 10/10/20

🕰 18:00 / 📺 FOX

🏟 COTTON BOWL, DALLAS (TEXAS)

 

El Red River Showdown enfrentará en Dallas a dos equipos que vienen de capa caída, tras un inicio muy dubitativo. Tanto Tom Herman como Lincoln Riley esperan que el triunfo en este mítico enfrentamiento suponga un punto de inflexión que transmute las negativas trayectorias de sus equipos y los encamine en la senda del buen tino. 

Será, sin duda, un derbi extraño, no solo por las circunstancias extraordinarias de la pandemia, sino porque, por vez primera desde 2005, Oklahoma no es un equipo rankeado y ha iniciado la Big XII con dos derrotas consecutivas, algo que no ocurría desde 1998. Texas tampoco le va a la zaga, pues tras el milagro en Lubbock, el programa de Austin recibió un duro varapalo ante su kriptonita habitual: la combinación Patterson más TCU. Por si esto no fuera suficiente de cara a la “originalidad” del Red River Showdown, será la primera ocasión, desde 1999, en la que ninguno de los conjuntos está en el top 20.  

Los Longhorns lideran la serie histórica por 54 victorias, 45 derrotas y 5 empates, aunque los Sooners han obtenido la victoria en cuatro de los últimos cinco enfrentamientos, llevándose el triunfo el pasado ejercicio por 34-27.

 

TEXAS

Dice el acervo popular que quien juega con fuego termina quemándose… Sin duda, Tom Herman y sus pupilos son fieles testigos de la sabiduría del pueblo. En Lubbock, la Diosa Fortuna se apareció al conjunto liderado por Sam Ehlinger cuando restaban 2 minutos y 39 segundos, mas la pasada jornada, esta deidad le fue esquiva, al transmutarse en un incomprensible fumble que cayó del lado de los Horned Frogs. 

Todd Orlando fue despedido como Coordinador Defensivo la pasada campaña, siendo sustituido por un Crish Ash, que está cometiendo los mismos errores que su predecesor, concibiendo un sistema defensivo paupérrimo e indolente. Ante TCU, la zaga encajó 458 yardas totales, permitiendo 25 primeros downs. El renacimiento tejano debe pasar obligatoriamente por un fortalecimiento de la unidad defensiva. El linebacker Joseph Ossai (21 placajes, 1 sack) y el safety Caden Sterns (20 tackles) son los únicos jugadores que están aportando aspectos positivos del lado defensivo, aunque se debe esperar aún más de estos auténticos playmakers defensivos. 

Desde el punto vista aéreo, el equipo está cuajando un gran arranque, ya que Texas es el duodécimo equipo de la nación, promediando 326’3 yardas por aire cada partido. No obstante, el juego terrestre aún debe implementarse, siendo los vigésimo terceros de la nación y acumulando 191’3 yardas por encuentro. Los Longhorns lideran toda la FBS en puntos anotados por partido, con la nada desdeñable cifra de 51. Así que está claro que el problema de las huestes de Tom Herman no procede del ataque. 

 

El pistolero Ehlinger espera tener afinada su puntería / hookem.com

 

Sam Ehlinger acumula 924 yardas de pase, 14 touchdowns, dos interceptaciones, 130 yardas terrestres y una anotación por tierra. Sam es ya un veterano de guerra en los Red River Showdown, pues ya se ha enfrentado cuatro veces a Oklahoma, aunque Texas solo ha obtenido la victoria en una sola ocasión. Contra los Sooners, ha lanzado para 1151 yardas y cinco TDs, complementando estas interesantes estadísticas con cinco anotaciones más por tierra. El liderazgo y una exhibición del pistolero Ehlinger supondría la mejor de las noticias para Texas. 

Del lado terrestre, Keantoay Ingram -a pesar de su flagrante fallo ante TCU- es el referente terrestre con 173 yardas, siendo bien complementado por Roschon Johnson (145 yardas, 2 TDs). En el apartado aéreo, Texas cuenta con una tripleta de auténtico lujo: Joshua Moore (200 yardas, 4 TDs), Brenden Schooler (123 yardas, 2 TDs) y Brennan Eagles (111 yardas, 3 anotaciones). 

 

OKLAHOMA.

Las mesnadas de Lincoln Riley tienen que reconducir su rumbo, tras dos derrotas consecutivas. No vale pensar más allá del encuentro contra Texas, ya que los Sooners deben recuperar la confianza e ir partido a partido, sin preocuparse por sus aspiraciones -al inicio de temporada- por reeditar participación en College Football Playoffs.

Oklahoma es el segundo equipo del país en yardas ofensivas, con 390’3 yardas aéreas por partido. El gran problema del ataque radica en un juego terrestre que no carbura, promediando 122’7 yardas por encuentro, lo que les coloca en un preocupante puesto número 57. 

Spencer Rattler es el primer quarterback de la era Lincoln Riley en ser titular en Oklahoma sin una experiencia previa en la competición. Quizá esta sea una de las explicaciones a estas dos derrotas consecutivas: la bisoñez y el nerviosismo de Rattler en momentos álgidos de los partidos. No obstante, no ha jugado mal, acumulando 977 yardas, 10 TDs y 1 anotación terrestre, pero las cuestionables decisiones en esos dos drives determinantes ante Kansas State y Iowa State dejan peores sensaciones de las que realmente se pueden pedir a un quarterback rs-freshman.

 

Spencer Rattler desea cambiar el rumbo de los Sooners / soonersports.com

 

Seth McGowan lidera al equipo por tierra con 34 acarreos para 181 yardas y dos anotaciones. T.J. Pledger y Marcus Major lo secundan. No obstante, los números del ataque terrestre sooner están muy lejos de ser los propios de un equipo que debe aspirar a todo. Mucho mejor van las cosas en la unidad aérea, con un Austin Stogner (174 yardas) que se está erigiendo en el mejor socio de Spencer. Junto a Stogner, sobresale Charleston Rambo (171 yardas, 2 TDs), que con Mims, Stoops, Howard y Wease consolidan un solidísimo cuerpo de receptores. 

La unidad defensiva de Oklahoma está sufriendo muchísimo en el juego aéreo, siendo masacrada en los dos últimos encuentros: Kansas State hizo 334 yardas aéreas, mientras que los Cyclones aunaron 282. El capítulo terrestre está funcionando bastante mejor, solo permitiendo 66 yardas a Vaughn, Thompson y compañía, aunque la unidad sooner padeció de lo lindo para frenar al espectacular Breece Hall (139 yardas, 2 TDs). En el capítulo defensivo habrá que prestar especial atención a los linebackers Asamoah y White, así como a los defensive backs Turner-Yell, Washington, Fields y Radley-Hiles. 

 

 

 

🤩 COOLEST 2 – WEEK 6

#7 MIAMI HURRICANES AT #1 CLEMSON TIGERS

#ItsAllAboutTheU🙌🏼 Vs. #ALLIN🐅

📆 11/10/20

🕰 01:30 / 📺 ABC

🏟 MEMORIAL STADIUM, CLEMSON (SOUTH CAROLINA)

 

Partido estelar entre dos de los conjuntos más en forma de la competición. Encuentro que va a suponer, sin ningún género de duda, un  punto de inflexión en el devenir de la ACC en esta extraña temporada de la COVID-19. Los Tigers llegan al partido como equipo número uno del ranking nacional y con la intención de demostrar que siguen siendo los máximos favoritos para alzarse con el título de campeones. 

El “huracán” de ilusión y esperanza que se ha instalado en Miami de la mano de D’Eriq King espera asaltar el Memorial Stadium para hacer temblar los cimientos de la competición universitaria. Clemson, por su parte, quiere mantener intacto su prestigio como equipo dominante que se ha ganado durante la última década. Miami sueña con regresar a las épocas gloriosas de su historia donde acumulaba títulos de campeón. El duelo promete ser una demostración de poder ofensivo (ambos conjuntos están promediando más de 42 puntos por partido), de la que solo un contendiente puede salir con vida.

 

CLEMSON TIGERS

El ataque de los Tigers se cimenta en dos excelsos jugadores que Miami debe ser capaz de controlar si quiere salir con opciones de victoria de South Carolina. El líder indiscutible del ataque de los hombres de Swinney es Trevor Lawrence (848 yardas, 7 touchdowns, 14 yardas terrestres y 3 anotaciones de carrera), que ha comenzado esta temporada en plena forma queriendo confirmar -si es que había alguna mínima duda- que su nombre será el primero que salga de la boca de Roger Goodell durante el próximo draft de la NFL. Las dudas que presenta  la línea ofensiva de Clemson debería aprovecharlas el talentoso defensive front de los Hurricanes para poner en dificultades al mediático quarterback local.

La otra estrella sobre la que se vértebra el juego ofensivo de los Tigers es el excelente corredor Travis Ettiene que llega al partido con 243 yardas de carrera obtenidas con un promedio de 6,3 yardas por intento y dos anotaciones terrestres. Contener las acometidas de Travis debe ser otra prioridad para la zaga de Miami.

 

Etienne quiere ser el huracán que destroce a Miami / sportsnaut.com

 

El cuerpo de receptores tiene que ofrecer su mejor versión frente a los Hurricanes. Amari Rodgers (206 yardas, 3 touchdowns) está demostrando ser el jugador más peligroso de la ofensiva aérea de los Tigers. Sería muy importante para el conjunto de Swinney que Joseph Ngata se recuperara completamente de sus problemas físicos y pudiera participar sin limitaciones en el partido del próximo fin de semana. El tight end Braden Galloway (77 yardas) podría ser otra pieza ofensiva con la que sorprender al conjunto de Manny Díaz.

Defensivamente, los Tigers deben contener la doble amenaza que supone el pequeño quarterback rival. La línea defensiva ha demostrado que la juventud y el talento no están reñidos y jugadores como Tyler Davis, Bryan Bresee y Myles Murphy aseguran días de gloria para la defensa de Clemson. De su capacidad para controlar y presionar a King depende buena parte de las esperanzas de victoria locales.

El cuerpo de linebackers que forman Skalski (13 tackles), Spector (20 tackles) y Jones (8 tackles) no puede cometer errores si quieren  frenar el juego de carrera de los Hurricanes que está brillando en este inicio de temporada. La secundaria es quizá el punto más débil de la defensa de los Tigers: Andrew Booth Jr y Derion Kendrick deben mantener el nivel exhibido en este inicio de campaña para evitar sobresaltos con la faceta aérea del ataque de Miami que dirige Rhett Lashlee.

 

MIAMI HURRICANES

Los Hurricanes llegan repletos de ilusión después de lo observado en los tres primeros partidos de la temporada. La ofensiva -que ha lastrado al conjunto de Miami las últimas temporadas- ha experimentado un cambio radical en este inicio de competición.

D’Eriq King (736 yardas, 6 pases de touchdown, 157 yardas, 1 anotación terrestre) supone una doble amenaza muy difícil de contener para las defensas rivales. King vino a Miami para jugar partidos como este y de su acierto el próximo domingo depende muchas de las opciones de victoria para el conjunto de Florida.

El juego terrestre está siendo dominante en este inicio de campaña y los Hurricanes promedian 232,2 yardas de carrera por encuentro. Cam’Ron Harris (311 yardas, 5 anotaciones) ha comenzado la temporada a un nivel excepcional y los prometedores corredores freshmen Chaney Jr. y Knighton ejercen de complementos perfectos y peligroso en un backfield que ilusiona al aficionado de Miami.

El jugador más peligroso por aire de los Canes es, sin ninguna duda,  el magnífico tight end Brevin Jordan (212 yardas, 3 touchdowns). Su aportación y la superioridad que genera frente a las defensas rivales es un arma que Miami debe utilizar durante todo el partido. Mark Pope, Dee Wiggins y Mike Harley completan el grupo de objetivos aéreos de King en Miami.

 

Manny tiene la receta para salir triunfante de Death Valley / sbnation.com

 

La defensa de los Hurricanes se enfrenta a su prueba de fuego de la temporada. La línea defensiva en la que sobresalen por el exterior Quincy Roche (10 tackles, 2 sacks) junto a Jaelan Phillips  y por el interior Nesta Silvera debe doblegar a la línea ofensiva local para generar dudas e incomodidad en Trevor Lawrence.

Zach McCloud (16 tackles, 2 sacks), Sam Brooks (10 tackles) y Bradley Jennings Jr son los linebackers más utilizados por Díaz y deberán cargar con la difícil misión de vigilar y minimizar el daño terrestre que puede infringir el peligroso corredor de los Tigers.

La secundaria de Miami está rindiendo a gran nivel, especialmente el dúo de safeties que forman Amari Carter (19 tackles)  y el espectacular Bubba Bolden (17 tackles, 1 sack). Controlar a Amari Rodgers y ayudar en la contención del juego terrestre parecen objetivos claros de una unidad que quiere pasear el célebre turnover chain por el césped del estadio, y, así, ayudar en la consecución de una soñada victoria que devuelva a los Hurricanes el reconocimiento y la grandeza perdida tras años de malos resultados deportivos y escándalos fuera de los terrenos de juego.

 

 

🤩 COOLEST 3 – WEEK 6

#19 VIRGINIA TECH HOKIES at #8 NORTH CAROLINA TAR HEELS

#Hokies🦃 Vs. #BeTheOne🐏

📆 10/10/20

🕰 18:00 / 📺 ABC

🏟 KENAN STADIUM, CHAPEL HILL (NORTH CAROLINA)

 

Partido muy igualado y disputado el que se espera el sábado a las 18 horas. Se jugará en el Kenan Stadium de Chapel Hill (North Carolina), donde los Tar Heels, con una ofensiva que no carbura como se esperaba, reciben a unos Hokies eufóricos tras sus dos victorias de la temporada y tras momentos delicados por la cantidad de bajas por COVID que han tenido semanas atrás. Partido atractivo también en los banquillos: Mack Brown contra Justin Fuente, dos magníficos entrenadores que están haciendo las cosas muy bien en sus equipos. 

 

NORTH CAROLINA

North Carolina se presenta al partido con algunas dudas en cuanto al rendimiento esperado en la parte ofensiva. Se confiaba en la explosión del QB Sam Howell. Sin embargo, el sophomore no está rindiendo bien en lo que llevamos de temporada, aunque su falta de anotación de TDs se ha mitigado gracias a la gran labor en el juego terrestre con la pareja de RBs Michael Carter y Javonte Williams. Además de la esperada mejoría de Howell en cuanto a producción de TDs se refiere, otro nombre propio que debe de salir en escena es su WR estrella Dazz Newsome, que -de momento- no ha rendido tampoco al gran nivel que demostró la pasada temporada. 

 

Mack Brown confía en sus huestes / forbes.com

 

En la faceta defensiva no hay tantas dudas, sobre todo parando el juego terrestre del rival, ya que -hasta la fecha- son la mejor defensa de la nación parando la carrera, permitido tan solo 54 yardas terrestres por partido. North Carolina es un equipo que solo ha encajado tan solo 14 puntos de media, gracias a un potente front seven liderado por el mariscal defensivo Chazz Surratt.

 

VIRGINIA TECH

Por su parte, el ataque de Virginia Tech se presenta al partido con la incertidumbre en el puesto de QB, ya que la duda está en ver si vuelve a la titularidad su QB del año pasado Hendon Hooker, tras haber estado convaleciente por COVID, o por el contrario sigue en el puesto Braxton Burmeister, que hasta ahora no ha jugado bien. Lo que sí les está funcionando -de manera extraordinaria- es su juego terrestre gracias a la reciente incorporación del transfer procedente de Kansas, Khalil Herbert, con 312 yardas y 3 TDs, que se erige como uno de los RBs más determinantes de la nación. 

 

Fuente, el prestigitador silencioso / virginiatech.sportswar.com

 

En defensa, los Hokies cuentan también con un front seven fuerte contra la carrera, permitiendo tan solo 138 yardas terrestres por partido, destacando, sobre todo, la labor de los LBs Rayshard Ashby y Dax Hollifield. Su debilidad se muestra en la parte de la secundaria, donde han permitido una media de 259 yardas aéreas al rival.

 

Por lo tanto, en este partido, ambos equipos vienen con la vitola de favoritos, ya que han ganado sus dos primeros encuentros de la temporada. Será un partido muy igualado, donde el factor diferencial estará en ver quién mejora en su juego aéreo, ya que, en otros aspectos, las fuerzas están equilibradas, puesto que las potentes carreras serán previsiblemente neutralizadas por esos front seven tan fuertes. Juego duro de trincheras, en el que la clave residirá en el ataque por aire. ¿Veremos la mejor versión de Howell y Newsome? ¿Seremos testigos del regreso de Hendon Hooker como QB titular de los Hokies y de su rendimiento al nivel de antaño tras su convalecencia? ¿Serán capaces las secundarias de aguantar el ataque aéreo rival? Esas dudas nos las despejarán a partir de las 6 de la tarde. ¡No os podéis perder este atractivo encuentro!

 

 

 

🤩 COOLEST 4 – WEEK 6

COASTAL CAROLINA CHANTICLEERS at #23 LOUISIANA RAGIN’ CAJUNS

#BEL1EVE🐓 Vs. #GeauxCajuns🌶

📆 10/10/20

🕰 18:00 / 📺 ESPN2

🏟 CAJUN FIELD, LAFAYETTE (LOUISIANA)

😫 (ENCUENTRO POSPUESTO) 🥺

 

Auténtico partidazo en la cima de la Conferencia Sun Belt, que enfrentará a dos equipos imbatidos y que vienen con un récord de 3 victorias y 0 derrotas. Este encuentro debería disputarse el próximo 17 de octubre, pero ha sido adelantado una semana debido a un brote de COVID-19 en el equipo de Appalachian State, que hizo que se pospusiera el partido de rivalidad entre los Mountaineers y los Ragin’ Cajuns. Tras los inicios dubitativos de Appalachian State, puede que estemos en la antesala de un futuro championship de la conferencia. La pasada temporada, las huestes de Billy Napier desplumaron a los Chanticleers 48-7, pero ¡cuidado! este año estos gallos pueden presentar mucha pelea. 

 

COASTAL CAROLINA

Tras dos temporadas con un récord de 5-7, Coastal Carolina tiene el firme deseo de lograr, por fin, la elegibilidad par una bowl. Teniendo en cuenta las tres victorias con las que ha iniciado la campaña y, sobre todo, el excelso juego que está desplegando parece que los pupilos de Jamey Chadwell están en disposición de lograr su primera campaña con porcentaje positivo, tras cuatro temporadas en nivel FBS. 

Los Chanticleers iniciaron el año con una sólida victoria 38-23 ante un rival Power 5, Kansas Jayhawks, el equipo del siempre polémico Les Miles. El 18 de septiembre no tuvieron piedad de Campbell, al que masacraron 43-21. Este poderío chanticleer se consolidó la pasada jornada con un triunfo de mucho prestigio (52-23) ante Arkansas State, uno de los “gallitos” de la Sun Belt, que sufrieron el vapuleo de los auténticos “gallos” de la conferencia. 

En este partido, presenciamos una exhibición por parte del quarterback rs-freshman, Grayson McCall, que logró 322 yardas de pase para 4 touchdowns y una interceptación. El joven jugador lleva  un sólido inicio de temporada, ya que acumula 728 yardas de pase (con un 66’7% de pases completados), 9 TDs, una interceptación, 139 yardas terrestres y dos anotaciones. Su actuación ante los Red Wolves le valió ser nombrado “Sun Belt Offensive Player of the Week”. 

 

CJ Marable, uno de los gallos de los Chanticleers / nfldraftdiamonds.com

 

El ataque de Coastal Carolina está funcionando como un rodillo, promediando 441 yardas por partido (242’7 yardas de pase; 198’3, de carrera). El menudo y eléctrico corredor C.J. Marable es su líder terrestre, acumulando 190 yardas terrestres y 4 anotaciones (una de ellas por aire). Sin embargo, está muy bien complementado con un backfield potente, en el que sobresalen las figuras de Shermari Jones y Reese White. El sistema aéreo funciona a la perfección, con tres jugadores en un estado de forma portentoso: los receptores Jaivon Heiligh (219 yardas, 3 TDs) y Kameron Brown (137 yardas, 1 TD), y el espectacular tight end Isaiah Likely (215 yardas, 3 TDs). 

La defensa se muestra intermitente, con momentos de gran solidez y drives en los que se ven sus costuras. El Coordinador Defensivo Chad Staggs tiene que ajustar una zaga, que está encajando 364’7 yardas por partido (225, de pase; 139’7, de carrera). Los líderes de esta unidad defensiva son los linebackers Silas Kelly (15 placajes, 3 sacks) y Teddy Gallagher, y el tackle C.J. Brewer. 

 

LOUISIANA

Quizá este sea el año de Billy Napier y sus Ragin’ Cajuns. Las dudas que está generando Appalachian State, unido a la solidez y madurez que se aprecia en el programa de Lafayette, hacen a Louisiana el más firme candidato al cetro de la Sun Belt. 

Las hordas de Billy Napier comenzaron el año con un victoria de muchísimo prestigio (31-14), en Ames, frente a Iowa State. Un triunfo en el que tuvieron un énfasis especial los equipos especiales. ¿Fue un espejismo? Quizá, sí. Más si tenemos en cuenta la dificultad que han tenido los Ragin’ Cajuns para ganar a Georgia State (34-31) y a Georgia Southern (20-18). En el encuentro contra los los Panthers, un postrero field goal de 53 yardas, anotado por Nate Snyder, otorgó una sufrida victoria a los de Napier. Por su parte, la pasada jornada, Louisiana aún sufrió más, pues a 54 segundos del final, los Eagles lideraban por uno. Levi Lewis lideró al equipo hacia field goal range y Snyder volvió a erigirse en el héroe del equipo. 

 

Ferrod Gardner, el adalid cajún / ragincajuns.com

 

Levi Lewis ha iniciado la temporada de manera muy dubitativa, con un dudoso 57’8% de pases completados, 723 yardas y solo 4 touchdowns por aire, quedando su capacidad por tierra en el olvido. Peter LeBlanc y Kren Lacy son sus mejores socios en el juego aéreo. El corredor Elijah Mitchell, la indiscutible estrella del equipo, se perdió la contienda contra Georgia Southern, debido a circunstancias COVID-19, aunque se espera que esté disponible ante los Chanticleers. Es el líder terrestre del equipo con 210 yardas y dos anotaciones. Se complementa a la perfección con Trey Ragas, que acumula 143 yardas y 3 TDs. 

En el otro lado del ovoide, los linebackers Ferrod Gardner (24 tackles y 2 sacks) y Lorenzo McCaskill (36 placajes y 1 sack) están sosteniendo una defensiva, que permite 389’7 yardas por partido, de las cuales 191 son por tierra. 

Los problemas y las bajas generadas por el coronavirus entre los jugadores de Louisiana, unido a la solidez y gran football que está demostrando los Chanticleers, hace que los de Chadwell sean claros favoritos en este partido. 

 

@CoollegeFB    #CoollegeNation

  Categorías

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *