#COOLEST DE COOLLEGE NATION: WEEK 12

#3 OREGON DUCKS at #23 UTAH UTES

#GoDucks 🦆 Vs. #GoUtes 🙌

📅 21/11/21

01:30 / 📺 ABC

🏟 RICCE-ECCLES STADIUM, SALT LAKE CITY (UTAH) 

 

El sábado noche en Salt Lake City, a la 01:30 horas, se disputará el partido de la jornada en la FBS del College Football. Oregon, la número #3 de la nación, visita el Rice-Eccles Stadium de los Utah Utes, la #23 de la nación. Se enfrentan los dos líderes divisionales de la PAC12. Coollege Nation Coollege Nation Coollege Nation Coollege Nation Coollege Nation 

Oregon necesita la victoria si no quiere descolgarse de los 4 primeros puestos que otorgan el jugar los Playoffs. Mientras que los Utes deberán ganar si no quieren perder el liderato en la división Sur, en donde le vienen pisando los talones los Sun Devils de Arizona State. Oregon se presenta al partido con un récord de 9-1, 6-1 en la conferencia, viene de ganar 5 partidos consecutivos tras la derrota contra Stanford, su victoria más importante fue contra Ohio State 35-28. Coollege Nation Coollege Nation Coollege Nation Coollege Nation Coollege Nation 

 

Por el otro lado, Utah se presenta al partido con un récord de 7-3, 6-1 en la conferencia, vienen de ganar sus últimos 3 partidos tras la derrota sufrida frente a los Beavers de Oregon State. 

 

 

OREGON – @oregonfootball

El equipo dirigido por Mario Cristobal está jugando una gran temporada, ya en la semana 2 consiguió ganar en su visita a la todopoderosa Ohio State 35-28, que le llevó a estar en la parte alta del top 25 desde entonces. Solo ha perdido su enfrentamiento con Stanford 31-24, con prórroga incluida, que le hizo bajar 6 puestos en el ranking. A partir de entonces ha ganado todos los partidos, a universidades importantes en la PAC12, como UCLA o Washington.

 

Mario Cristobal acompañando a sus huestes al emparrillado / usatoday.com

 

En ataque, Oregon consigue 35,3 puntos y 441,3 yardas por partido, de las cuales 213,9 son aéreas y 227,4 terrestres. El ataque de los Patos consiste en un juego predominante de carrera, tanto por parte del QB como de su cuerpo de RBs. Tras la lesión de su RB1 CJ. Verdell, precisamente en el partido perdido frente a Stanford, no ha pasado factura su ausencia, con un Travis Dye en papel estelar desde entonces (908 yardas 12 TDs y 302 yardas de pase y 2 TDs). Además de Dye, el QB Anthony Brown también es peligroso en ese juego terrestre, en el que lleva ya 551 yardas y 8 TDs. En la faceta aérea destacan los WRs Devon Williams y Johnny Johnson III, este último salió lesionado en el último encuentro, y está cuestionable para jugar el partido, por lo que sería una baja importante en ese juego aéreo, si se confirma.

La defensa permite que le anoten 22,6 puntos, además de 367,9 yardas por partido, de las cuales 248 son aéreas y 119,9 terrestres. Su jugador estelar es el DE Kayvon Thibodeaux, que viene de jugar un gran partido frente a Washington State. Es un auténtico dominador del juego y fundamental a la hora de meter presión y tapar las carreras exteriores por su lado. Otros jugadores destacados son el S Verone McKinley III, el LB Noah Sewell (hermano de Penei Sewell, OT de Lions) y el CB Mykael Wright.

UTAH – @Utah_Football

Cuando todo hacía indicar que los Utes iban a tener una mala temporada, tras perder al comienzo contra su archienemigo BYU y contra San Diego State, el equipo dirigido por el HC Kyle Whittingham consiguió darle la vuelta a la situación, llegando a ponerse en su conferencia líderes divisionales, con un récord de 6-1. Gran trabajo del entrenador, que ha sabido integrar en tiempo récord a un gran número de jugadores “transfer” procedentes de otras universidades.

El ataque de los Utes anota una media de 35,7 puntos y 438,1 yardas por partido, de las cuales 223,6 son aéreas y 214,5 terrestres. Su juego se basa en un ataque equilibrado, utilizando la carrera para marcar los tiempos y un juego aéreo de pases cortos o a media distancia muy peligrosos. La ausencia por lesión de su RB1 Tavion Thomas (742 yardas 14 TD) hace dos semanas, ha hecho que el “transfer» de Oklahoma T.J. Pledger coja más protagonismo, jugando un gran partido la semana pasada frente a Arizona, anotando 2 TDs de carrera y recibiendo un pase para 43 yardas. Además, en la faceta aérea destacan los TEs Brant Kuithe y Dalton Kincaid, y el veterano WR Britain Covey. Para el QB Cameron Rising es su primer año como titular, y no lo está haciendo nada mal, es un QB cumplidor, que sabe mover las cadenas y llevar a buen puerto las indicaciones desde la banda, pero sin llegar a ser un QB referente.

 

T.J. Pledger / kslsports.com

 

En defensa, el equipo permite que le anote el rival una media de 23,8 puntos y 346,9 yardas por partido, de las cuales 207,7 son aéreas y 139,2 terrestres. Es una defensiva agresiva a la hora de meter presión al QB rival, tanto por medio de los 4 jugadores que forman la DL como lanzando blitz desde atrás. El jugador más importante es el LB Devin Lloyd, que lleva jugando a gran nivel tres temporadas, considerado el mariscal defensivo y el mayor peligro entrando al blitz desde atrás, lleva 1 TD, 85 placajes, 20 para perdida de yardas, 6 sacks, 3 interceptaciones, 6 pases defendidos, 1 fumble forzado y otro recuperado, números impresionantes que indican el gran rango que cubre en el campo y la gran versatilidad que atesora. Además de él, destacamos al DE Mika Tafua y el S Vonte Davis.

 

Será un partido que marcará el devenir de la PAC12 hasta el final, quien pierda perderá más que un partido: Oregon los playoffs para el nacional; Utah, el liderato divisional, aunque esto último dependerá también del resultado de Arizona State. Un partido que será interesante también desde los banquillos, ya que se enfrentan dos buenos entrenadores, y cualquier decisión que se tome será mirada con lupa por el contrincante. Un matchup interesante será ver si la defensa de los Utes, comandada por Devin Lloyd, consigue parar el juego terrestre de los Patos. Por otro lado, también será interesante ver de lo que es capaz el DE de Oregon, Kayvon Thibodeaux, si será capaz de superar a una OL de Utah que le da facilidades a su QB Cameron Rising, que solo han interceptado 2 veces en toda temporada. No os perdáis el partido.

 

@LuisMa_80

 

 

#7 MICHIGAN STATE SPARTANS AT #4 OHIO STATE BUCKEYES

#GoGreen 🟢⚔️ Vs. #GoBucks 🍃

📅 20/11/21

18:00 / 📺 ABC

🏟 OHIO STADIUM, COLUMBUS (OHIO)

 

Duelo en la cima de la de la East Division, dentro de la Big Ten Conference. El sábado asistiremos a un decisivo enfrentamiento entre dos equipo situados en el #Top10 de la clasificación nacional. Las huestes aleccionadas por Mel Tucker se agarran a este último clavo ardiendo para conseguir un billete que les lleve al ansiado Championship de la conferencia. Los Spartans llegan tras deshacerse fácilmente de unos Terrapins, a los que doblegaron por 40-21. 

Por su parte, Ohio State, tras masacrar a Purdue por un tanteo de 59-31, vuelven a tener mucho que perder y muy poco que ganar, ya que una derrota ante Michigan State supondría decir adiós a sus aspiraciones de Playoffs y de participación en el Championship de la Big Ten.  

 

MICHIGAN STATE – @MSU_Football

La exhibición de Ohio State ante los Boilermakers hace surgir una clara pregunta en el seno del vestuario verde y blanco: si una secundaria tan potente como la de Purdue fue destrozada inmisericordemente por Stroud y sus estiletes aéreos, ¿podrá la peor defensa contra el pase de la conferencia frenar las acometidas por aire de los pupilos de Ryan Day? Quizá, esa cuestión lleve rondando toda la semana la cabeza del coordinador defensivo espartano, Scottie Hazelton. La secundaria de Michigan State permite 329 yardas de pase de media por encuentro.

 

Scottie Hazelton en su anterior etapa en Kansas State / kansas.com

 

Parece complejo que los safeties Xavier Henderson, Angelo Grose, Darius Snow y Michael Dowell, así como los cornerbacks Chester Kimbrough y Ronald Williams puedan hacer frente a tan extraordinario talento por aire. Sin embargo, Hazelton debe trazar una estrategia clara y esta debe pasar porque Jacob Panasiuk y Jeff Pietrowski puedan ejercer mucha presión sobre C.J. Stroud, ayudando los linebackers Quavaris Crouch y Cal Haladay en el primer nivel y el juego de carrera, acometiendo la secundaria su difícil tarea de secar a las múltiples opciones de Stroud.

Pero si la secundaria spartan es vulnerable, también lo es la defensa contra el pase de los Buckeyes. A pesar de las dudas que está generando el irregular quarterback Payton Thorne, es responsable de 2460 yardas para 21 touchdowns y 8 interceptaciones. Si el encuentro se convierte en un intercambio de golpes, quizá la estelar figura terrestre de Kenneth Walker III (1473 yardas, 17 TDs) puede volver a erigirse en ese factor X que desequilibre el encuentro. La lástima es que Thorne no tendrá disponible a Jalen Nailon, por segundo partido consecutivo. Así que Jayden Reed y Tre Mosley volverán a ser los adalides del juego aéreo de Michigan State. 

 

 

OHIO STATE – @OhioStateFB

La pasada jornada el joven quarterback freshman C.J. Stroud se doctoró ante una de las mejores secundarias de la nación, alcanzando 361 yardas de pase para 5 TDs. Stroud ya es responsable de 3036 yardas de pase para 30 TDs y solo 5 interceptaciones. El talento por aire que atesora debería aterrorizar a cualquier secundaria, dado el nivel de Jaxon Smith-Njigba, Garrett Wilson, Chris Olave o los dos tight ends Jeremy Ruckert y Cade Stover. 

El juego terrestre volverá a ser protagonizado por el colosal freshman Treveyon Henderson (1035 yardas, 14 TDs), bien secundado por Miyan Williams y Master Teague III. 

 

Treveyon Henderson / landgrantholyland.com

 

En principio, el gran peligro de Michigan State vendrá por tierra. Frenar las acometidas de esa bestia llamada Kenneth Walker III será un duro test para una defensa que, en ocasiones, ha quedado en entredicho. Recuérdese la derrota ante Oregon, en la que el juego terrestre del equipo de Eugene consiguió 269 yardas terrestres y 3 TDs. En este sentido, se necesitará la mejor versión de los linebackers Cody Simon, Teradja Mitchell, Tommy Eichenberg y Steele Chambers. 

Pero mucho cuidado con el extraordinario balance ofensivo que está obteniendo Michigan State bajo la magistral dirección de Mel Tucker. La secundaria de Ohio State deberá tener mucho cuidado con pases cortos a Walker, así como con esos dos puñales externos llamados Reed y Mosley. Una buena presión hacia el eslabón más débil de la cadena ofensiva espartana, el QB Thorne, podría desequilibrar muy pronto el partido. Aquí han de intervenir los linieros defensivos Haskell Garrett, Zach Harrison y Tyleik Williams. 

 

@EduVall82 – @MSU_FBSpain

 

@CoollegeNation 

#CoollegeNation – #BeTheCoolest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *