Bucs y la época Post Tom Brady

Los equipos en la NFL que han «perdido» a una gran estrella suelen entrar en una etapa complicada después de suceder eso. La más grande estrella que ha pisado los emparrillados de esta liga quizás se llame Tom Brady. Tampoco vamos a entrar en esa discusión, pero sin duda esta en la conversación de los mas grandes. El retiro del salido de la Universidad de Michigan por fin llegó después de la temporada 2022, tras un amago de hacerlo en la offseason anterior y al poco tiempo «arrepentirse».

Los Bucs entran en este 2023 en esa etapa cruel, obscura y de enorme incertidumbre tras ya no tener a Tom Brady en sus filas. Así le sucedió a los Dolphins tras el retro de Dan Marino, a los Broncos después de John Elway, lo mismo a los Colts tras la salida de Peyton Manning y después el sorpresivo pronto retiro de Andrew Luck. Remplazar el talento es difícil, y si ese talento se llama Tom Brady es mucho más complicado.

Los problemas de CAP si existen (a veces)

Es verdad que a veces hasta he dicho que el CAP son los papás, que no existe y que siempre hay maneras de resolver cuando no hay espacio. Pero a veces cuando apuestas  todo a un año (la estrategia ALL IN), como hizo el equipo de Tampa Bay hace tres años para ganar un Super Bowl (que lo lograron), terminas pagando alguna factura.

En este 2023 los Buccaneers tienen $75 millones de dinero muerto, $35 millones de ellos provienen de dinero de Tom Brady. ¿Se acuerdan eso que mucha gente decía en repetidas ocaciones, que Tom Brady se bajaba el salario y sacrificaba su ingreso con tal de poder construir un equipo competitivo a su lado? Pues si, en parte es cierto. Pero el golpe tarde o temprano llega, y este 2023 llega para los Bucs en calidad de $35 millones al limite salarial.

Tambien esto lleva a que otros jugadores como Donovan Smith, Leonard Fournette, Shaquille Mason, Rakeem Nunez-Roches, Cameron Brate o Akiem Hicks no hayan podio ser recontratados o sido dejados en libertad en la agencia libre. Pero bueno, el equipo gano el Super Bowl. Eso vale los problemas de hoy y con creces.

Los nuevos

La agencia libre llego para el equipo del centro de Florida con los problemas de CAP que mencionábamos. Pero algo se tendría que hacer. Al final se optó por ir con Baker Mayfield además de Kyle Trask que entra a su tercera temporada con el equipo.

El ex pick uno global del 2018 viene de un año muy complicado en donde peleo por un puesto titular en Carolina tras ser cambiado por una selección de 5ta ronda condicional. Después de un año complicado en donde tuvo un esguince de tobillo, perdió con ello el puesto titular con PJ Walker y termino siendo liberado el 5 de diciembre del 2022 para ser reclamado por los Rams el 6 de diciembre por lo que restaba la campaña. El contrato de Mayfield es por un año, es un «prove me contract» (se dice de los contratos que se le dan por un año a ciertos jugadores con experiencia en la liga, pero que vienen de una situación dudosa ya sea por lesión o baja de juego y los equipos no quieren comprometerse a un compromiso de largo plazo)

Los OTAs no han comenzado del todo bien para ambos.

Por otro lado las llegadas de Ryan Neal, Greg Gaines, Chase Edmonds y Chase Mclaughlin son las que mas interesantes parecen y que aportaran desde el día uno al equipo.

El draft

Los Bucs terminaron teniendo siete selecciones, sin cuarta ronda ni séptima y tres selecciones de sexta ronda. Hay cuatro en particular que me llaman la atención. y que creo que pueden aportar desde el día uno o a mediano plazo.

Trey Palmer, el receptor de sexta ronda llega a una unidad de receptores con calidad en Mike Evans y Chris Godwin. Tiene posibilidades de ser regresador de patadas y encaja bien como slot receiver. No será el hombre mas importante pero podría aportar valor mas siendo una sexta ronda.

Calijah Kancey, el de primera ronda puede ser un penetrador en esa línea que en los años recientes perdió algo del talento que llegó a tener. Kancey podría haber incluso salido en el draft más arriba. Sera el típico defensive end de una 3-4 de Todd Bowles en donde el blitz es muy importante. No será el principal encargado de conseguir la presión y eso le puede ayudar en esta su primera temporada.

https://www.abcactionnews.com/

Cody Mauch (el Guard de segunda ronda) llega a una línea ofensiva urgida de talento, la salida de Shaquille Mason y Donovan Smith este año mas Alex Cappa el año pasado que se fue a Bengals y Ali Marpet que anuncio su retiro, son golpes en años consecutivos que hacen que hoy la unidad presente muchas dudas. Mayfield llego a jugar tras una de las mejores líneas ofensivas de la liga en Browns y aun asi no convenció. Tras una línea ofensiva con estas dudas no se como pueda terminar esto. Por otro lado creo que Mayfield nunca llego a tener una pareja de receptores tan talentosa como la tiene Tampa Bay.

Yaya Diaby el Linebacker exterior de tercera ronda puede convertirse en la pareja de Shaqil Barrett y eventualmente en su sustituto. Es un jugador infravalorado y al final creo que puede aportar más de lo que se espera.

El duelo

Cuando se pierde a alguien es importante trabajar un duelo, dicen los tanatólogos. Perder al mejor jugador de la historia reciente de este deporte debe doler mucho mas. Los Tampa Bay Buccaneers deberán trabajar en ese duelo, en reconstruir con una nueva etapa. Sinceramente creo que Mayfield no es el hombre para construir a futuro y tampoco creo que lo crean los Bucs. Es quizás lo mejor que pudieron tener disponible dadas las circunstancias, la reconstrucción de un equipo puede durar años, hay equipos que no lo han conseguido en décadas, pero los Bucs creo que toman pasos dolorosos en esta offseason, pero necesarios. Absolutamente necesarios.

Cualquier comentario, duda, sugerencia o queja contáctenme en mi cuenta de twitter @imaisterrena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *