Los Giants, ¿espejismo o resurrección?

Los Giants lograron la semana pasada la primera victoria de la temporada en Mile High ante la incredulidad de casi todos los aficionados. ¿Estamos ante una verdadera resurrección? La sorpresa pudo darse gracias a varios factores que se antojan clave para seguir cosechando victorias.

 

Línea ofensiva 

Primero y más importante, la unidad que alejó al equipo de más victorias por fin empezó a funcionar. A decir verdad fue contra los Chargers cuando se vieron algunos atisbos de mejora. Y es que la entrada de DJ Fluker le ha dado una nueva dimensión. Sobre todo al juego de carrera, que lleva 300 yardas en dos semanas (5.26 ypc). Los pushes en carreras interiores, las salidas de Pugh y Fluker a realizar bloqueos en segundo nivel, la ayuda de Rhett Ellison como sexto hombre de línea… Todo ello ha logrado que la OL pase a ser de debilidad a fortaleza.

 

Juego de carrera

Por supuesto Orleans Darkwa siempre ha estado ahí y se ha beneficiado de lo expuesto anteriormente. Pero también es el partido de su carrera en el que más snaps ha tenido (21 – 117 yardas). Asimismo, superó su marca de 69 yardas para ayudar a establecer el juego de carrera, base de la West Coast Offense que implementa McAdoo.


Escandalosos bloqueos de John Jerry y DJ Fluker

 

Evan Engram 

Es bastante inusual ver a Eli Manning lanzar sólo 11 veces por partido. Pero es que el estado del cuerpo de receptores obligó a basar el juego en la carrera y apoyarse mucho en Engram. Éste demostró que se puede contar con él aún teniendo toda la presión y las dobles coberturas gran parte del partido. Su gran route running, velocidad y buenas manos ayudaron a que Eli le encontrara 5 veces para 82 yardas y 1 touchdown.

 

Eli Manning 

El resto de receptores completaron las 128 yardas de pase de Eli, que no lanzaba para tan pocas yardas desde la Week 3 de 2013, más de 4 años. En la era Manning los Giants han tenido bastante éxito en este tipo de partidos. Lanzando Eli menos de 200 yardas y corriendo para más de 120, los Giants están 33-11. Quizás debería ser el modus operandi, más aún viendo la devastación del cuerpo de receptores.


Jugada de diseño para darle a Eli la ventana suficiente y encontrar a Engram.

 

Línea defensiva 

El partido de Jason Pierre-Paul es de los mejores que recuerdo en su carrera. No sólo por los 3 sacks, 7 tackles y el fumble forzado, sino por la presencia constante en el pocket de Broncos, con mucha velocidad en sus movimientos. Ni siquiera jugando en shotgun o con dropbacks de 6-7 pasos logró Siemian tener tiempo para lanzar. La baja de Oliver Vernon se notó bastante en la línea, así como la de Jonathan Hankins en offseason. JPP ha lidiado gran parte de estas 6 semanas con double-teams diseñados para contenerle. Al igual que “Snacks” Harrison, quien también se dejó ver contra Broncos ayudando a secar completamente la carrera de Broncos (base en la que se cimentó el éxito defensivo la pasada temporada).

 


JPP logrando el fumble y el sack en un gran esfuerzo

 

Secundaria 

Janoris Jenkins viene de su mejor partido de la temporada y con esperanzas de que vuelva a ser el del año pasado. Landon Collins también logró una intercepción pero está lejos del nivel de 2016. Sus carencias en cobertura no las está pudiendo suplir con el físico y eso le deja vendido en ocasiones.

 

Aldrick Rosas 

El kicker es una posición importante e infravalorada. Más aún cuando el equipo sufre en la redzone y tiene que anotar chutando.


Aldrick Rosas anotando un Field Goal de 51 yardas.

 

McAdoo se ha encontrado con un partido en el que todo le vino de cara. No sólo eso sino que varios jugadores tuvieron la mejor actuación de la temporada. Eso no va a ocurrir cada día, por lo que se debe seguir mejorando. El play calling desde la banda no es el mejor, y es muy factible que la próxima temporada haya otro Head Coach dirigiendo a los Giants.


Una nueva semana

Se viene la visita de los Seattle Seahawks. Éstos viene de su BYE tras derrotar y dejar en solo 10 puntos a Los Angeles Rams (mejor ofensiva de la liga). Aparentemente volverá Sterling Shepard con DRC, ayudando en dos áreas muy dañadas.

Los Seahawks son un equipo en parte similar. Su front-7 es realmente potente (incluso con la baja de Cliff Avril) y la secundaria sigue siendo una fortaleza. Los Giants están 0-3 contra Seattle desde 2011. Aún más, Seahawks están 9-19 desde 1990 tras su semana de descanso, incluyendo 2-14 cuando el rival viene de una victoria.

Pete Carroll está teniendo muchos problemas con su línea ofensiva y no parece encontrar solución. Los Giants en ese aspecto parecen haberla reparado al igual que el juego de carrera. Están 43-24 cuando vienen de ganar con un promedio de carreras mayor a 4.5. Los Seahawks tan solo pudieron correr y explotar en ataque contra los Colts. Si la defensa de los Giants juega a un 70% de lo mostrado en Mile High, mete presión a Wilson y les frenan la carrera, pondrán el balón en manos del ataque.

Fundamental para los Giants establecer el juego de carrera. También mantener a la defensa descansada y no cometer turnovers. Personalmente creo que las mejoras en la OL van a afectar a todo el equipo. No sólo en el nivel de juego, sino también anímicamente. Los Giants van a luchar este partido, pienso que estará cerrado y se decidirá por detalles.

Predicción: Seattle 16 – New York 17

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.