La revolución silenciosa de los Chiefs

Lo que pasa en Missouri se queda en Missouri… o al menos eso parece. Y es que es sabido que el mercado de los Kansas City Chiefs es pequeño, y bastante poco notorio a nivel nacional.

Tras años de ser completamente irrelevantes en la liga por su escasa aparición e influencia en playoff, los Chiefs, de la mano de Andy Reid han escalado a lo más alto de la elite en juego y resultados. Este éxito que se alarga ya casi una década no ha cambiado nada en cuanto a la relevancia de la franquicia dentro de la NFL.

El draft y la agencia libre de Chiefs continuará pasando por debajo del radar, y tampoco es necesariamente malo. Simplemente es así. ¿Os podéis imaginar qué sería Mahomes en New York? ¿O Kelce en Los Angeles? O Hill… y así tantos.

 

 

Pero vamos al turrón! Y es que los Kansas City Chiefs le han dado la vuelta a la plantilla. Quizás nadie se ha dado mucha cuenta pero la próxima campaña mas del cincuenta por ciento de los jugadores estrenarán contrato en can Chiefs.

Cuando tienes un quarterback tan élite como es Mahomes has de pagarle como tal, y eso se suele ver reflejado en la incapacidad de alimentar el resto de la plantilla.

Los primeros años del «contratazo» de nuestro Patrick eran lo suficientemente benevolentes con el salary cap como para permitirse pagar a estrellas que completaran la constelación, luchando por absolutamente todo desde el primer día hasta el último. Y ahí está el quiz de la cuestión.

Tras la sonada marcha de Tyreek Hill a los Miami Dolphins, evidentemente exclusivamente por razones económicas, la gran mayoría de la afición futbolística general opina que los Chiefs son peor equipo. Y yo no se si estoy seguro de poder asegurar eso.

Tyreek Hill ha sido, sin ninguna duda, uno de los baluartes que ha hecho posible la eclosión de los Chiefs de Andy Reid. Tanto en sus años de contrato rookie, como en los siguientes, en los que días antes de firmar saltó su escándalo judicial y acabó concluyendo con un contrato a la baja (pasó de pedir 100 millones a aceptar 52), Hill fue un receptor top 5 de la liga a precio de ganga, lo cual te permite desarrollar otras posiciones. Tan solo Kelce tiene la misma importancia que Hill en la plantilla. Así pues, perderlo es una pérdida de talento. Pero…

Probablemente el prime de Hill ya lo hemos visto. Hill va a ser el doceavo jugador mejor pagado de la liga, y el primero si no contamos QB. Sus casi 30 millones por año no lo podía asumir Chiefs. No hay debate ahí.

Y como aún tiene un par de años y mucho nombre hemos sacado muchísimo… ¡se ha vendido a precio de quarterback! Y el resumen de la operación que es se ha perdido un arma magnífica para los próximos dos años (no creo que mucho más). Pero se ha pasado de ser el segundo equipo con menos espacio salarial para moverse, a ser el tercero con más disponibilidad, con 28,633,285$, que permitirán mejorar la plantilla en varios frentes. Además, claro, de una infinidad de rondas de draft para elegir talento a precio barato. De hecho, Kansas City Chiefs es el equipo con más elecciones de draft para éste año. Y eso con dos nada despreciables primeras y dos segundas. Este es el listado completo de elecciones de las que dispone el conjunto de Missouri.

 

 

 

DRAFT PICKS 2022:

  • No. 29 (Round 1)
  • No. 30 (Round 1)
  • No. 50 (Round 2)
  • No. 62 (Round 2)
  • No. 94 (Round 3)
  • No. 103 (Round 3)
  • No. 121 (Round 4)
  • No. 135 (Round 4)
  • No. 233 (Round 7)
  • No. 243 (Round 7)
  • No. 251 (Round 7)
  • No. 259 (Round 7)

 

Así pues, la pérdida de un arma difícilmente reemplazable, y de muchos de sus compañeros de viaje, se ha de calibrar, y así acabará siendo, con la capacidad que se tenga de sacarle rendimiento a todo lo que ha generado.

Veach y sus hombres tienen entre manos una cantidad de dinero más que apreciable para una plantilla que opta a mucho, y un montón de rondas de draft para seleccionar talento a precio de saldo. La próxima lista de la compra marcará el futuro de la franquicia y establecerá el valor de los movimientos que hasta ahora hemos visto.

Ya hemos visto nuevas adquisiciones, y la mayoría con un denominador común. Buen talento generando mucha profundidad de plantilla. Quizás menos techo pero más estabilidad.

Vamos a poner de ejemplo al cuerpo de receptores:

 


 

La baja de Hill es la pérdida de talento máximo, pero la marcha de Pringle, Robinson, más allá del cariño que se les puede tener por los servicios prestados, no solo no es relevante, si no que con la llegada de Smith-Schuster y de Valdez-Scantling, además de la adquisición de Ronald Jones en el backfield, da la sensación que el conjunto es más fiable aunque menos explosivo.

No será nada fácil librar con la tercera gran revolución de Andy Reid. A nivel estrictamente de hombres, éstas han sido las nuevas incorporaciones hasta la fecha:

 

ALTAS

  • Márquez Valdés-Scantling, WR, procedente de Packers
  • Deon Bush, S, procedente de Bears
  • Luq Barcoo, CB, procedente de SDSU
  • Corey Coleman, WR, procedente de Giants
  • Elijah Lee ,LB, procedente de K-State
  • Ju ju Smith-Schuster, WR, procedente deSteelers
  • Justin Reid, S, procedente de Texans
  • Geron Christian, OT, procedente deTexans
  • Jermaine Carter, LB, procedente de Panthers
  • Ronald Jones, RB, procedente de Buccaneers

 

Estas son los hombres más destacados que abandonan la franquicia:

BAJAS

  • Tyreek Hill, WR, se marcha a Dolphins
  • Demarcus Robinson, WR, se marcha a Raiders
  • Jarran Reed, DT, se marcha a Packers
  • Mike Hughes, CB, se marcha a Lions
  • Byron Pringle, WR, se marcha a Bears
  • Austin Blythe, C, se marcha a Seahawks
  • Charvarius Ward, CB, se marcha a 49rs
  • Daniel Sorensen, S, se marcha a Saints

 

Además se ha renovado el contrato a algunos jugadores (la mayoría de ellos por un año mas).

RE-SIGN

  • Blake Bell, TE
  • Austin Reiter, C
  • Derrick Nnadi, DT
  • Frank Clark, DT
  • Chad Henne, QB
  • Andrew Wylie, OL
  • Orlando Brown, LT
  • Michael Burton, FB
  • Derrick Gore, RB
  • Jody Fortson, TE

 

Y por último habría que remarcar la reestructuración de contrato de Joe Thuney, que aligerará algo más una plantilla que tras la última adquisición, la del Running back Ronald Jones, procedente de los Tampa Bay Buccaneers, deja libre aún la cantidad de 23,300,307$.

Con todos estos datos ha llegado el momento de divagar. Y es que sorprendería bastante que no se hiciese uso de ese dinero aún presente. Eso hace esperar aún un gran movimiento, una gran incorporación.

Además a pocos días del draft podemos jugar a imaginar si los Chiefs cambiarán rondas para subir a por un pass rusher élite, o si se quedarán todo lo que tienen para acumular muchos hombres. E incluso corre la brama que Mahomes estaría disgustado con el staff y estaría pidiendo irse… Creo que esto ya es más ciencia ficción, pero oye… hay que valorar todos los escenarios.

 


Por último solo nos queda divagar en un último aspecto, el que en el mes de abril no es importante pero cuando todo empieza si lo es. El juego.

Andy Reid ha cogido el toro por los cuernos. Ante la incapacidad lógica de poder mantener la plantilla tras el sueldo de Mahomes, Reid ha visto la posibilidad de una ventana nueva. La Morsa ha cogido al equipo y le ha dado la vuelta como un calcetín. Y creo que no me equivoco si pienso que el cambio viene también motivado por el estancamiento del equipo en ataque. Todo el mundo ha descifrado ya como juegan los Chiefs. Todo el mundo tiene un plan contra ellos. La mente diabólica de Reid va a estar diseñando un nuevo playbook, una nueva forma de atacar. Con armas diferentes, soluciones diferentes y quizás así puedas coger al rival con el pie cambiado.

Ahí ya entra nuestra pasión como aficionados, pero porque no soñar con una nueva revolución. Reíd nos demostró en sus primeros años que sabía ganar con juego pesado y sin brillo. Reid nos demostró que podía ser el mejor en los fuegos artificiales después.

El inicio será duro, estoy seguro. Pues compenetrar tantas cosas diferentes con un nuevo sistema… yo apuesto por que si se le deja trabajar, los Chiefs volverán a ser contendientes serios un año más. Y eso, en la división de la muerte, en la liga más dura del mundo, hacerlo por octavo año consecutivo no sería poca cosa.

 

Luis Pérez Pla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.