Week 1. Empezar con mal pie.

Podría empezar este artículo hablando de las emociones con las que termine el partido, pero fue una sensación tan extraña que no sabría explicarlo. Podría empezar hablando de los árbitros, pero sería desviar el foco de lo importante. Podría empezar diciendo que empezamos como acabamos, perdiendo por un field goal fallado, pero no sería cierto. Podría empezar desmenuzando las estadísticas pero quedaría un poco rollo. Podría empezar de muchas maneras, pero siendo como es la week 1 de la temporada, toca lo que toca.


Overreaction!!!!

El camino marcado hacia el ansiado récord de 1-15 ya ha comenzado. Los Seahawks jugaron rematadamente mal. No se salva nada. Es un equipo en completo derribo. Lo mejor que podían hacer es pedir su baja de la NFL. Indignos.

Y si no quieren llegar a tanto porque, al fin y al cabo, esto sigue dando dinero aunque sean unos mantas, al menos que tradeen a cualquier jugador que tenga un mínimo de valor, empezando por Russell Wilson. Creo que un paquete de pipas, sin pipas, sería un precio adecuado.

De hecho, ya tenemos seleccionado a nuestro pick 1 del próximo draft. El llamado a arreglar nuestros problemas en la línea defensiva es Ed Oliver. Juega en la Universidad de Houston, así que aprovechen los sábados por la tarde para echarle un ojo. Un espectáculo. Y si, este es la única afirmación seria de esta sección. Esperemos que no se le ocurra subirse a un quad. #TheLegionOfOne


3 cosas que me gustaron

  1. Los rookies. Es cierto que algunos no hicieron un gran partido. Es el caso de Tre Flower, Rashaad Penny o Shaquem Griffin que estuvieron perdidos en algunos momentos del partido y por debajo de lo que se espera de ellos en todo momento. Otros, como Will Dissly (105 yardas y 1 TD) o Michael Dickson (59 yardas/punt con 4 de 6 punts dentro de su yarda 20) dejaron una muy buena impresión. Rejuvenecer la plantilla tiene que ser una de las prioridades de este año y que tantos jugadores salidos del draft estén en el equipo es una buena noticia.
  2. El juego de running backs. Los números totales (64 yardas) no son precisamente buenos, pero que Chris Carson hiciese 51 yardas en 7 intentos (7.3 yardas por carrera) si es importante. Más teniendo en cuenta que Denver fue el mejor equipo parando la carrera la temporada pasada. Por ahora, y a la espera de que Penny coja ritmo NFL, es el RB1. También me gusto el juego de pase con los running backs que el año pasado se usaba poco. Se hicieron 11 pases a los corredores por los 6.5 por partido que se hicieron el año pasado.
  3. Los safties. La vuelta de Earl Thomas es una gran noticia para los Seahawks. El mejor safety de la liga demostró su status en el primer cuarto con una intercepción. Desde el front office deben intentar renovarle, por el precio adecuado. McDougald ya demostró el año pasado que puede aportar mucho al equipo. Sus dos intercepciones fueron claves para mantenernos en el partido.

 


3 cosas que no me gustaron

  1. Russell Wilson. El líder del ataque no tuvo su mejor día. Algo errático en la lectura del juego, se metió en líos que mataron varios drives de Seattle. Tampoco se le vio con ganas de correr hacía adelante cuando las jugadas se rompían como nos tiene acostumbrados. No creo que sea más que un problema puntual del primer partido. Suele ser habitual que comience la temporada a medio gas para terminar por todo lo alto. Necesitamos su guía.
  2. Las líneas. La línea de ataque no fue un autentico desastre, pero tampoco ayudo lo suficiente al equipo. Von Miller jugó con Ifedi en buena parte del partido. Va siendo necesario probar otras cosas en el RT. La línea defensiva tampoco estuvo a gran nivel. Aunque consiguieron mantener la carrera de Broncos contenida hasta el último drive, no lograron ni acercarse a Keenum. La falta de presión hace que el resto de la defensa se vea mucho peor. Mucho que mejorar aquí. No entendí por qué quedaron inactivos Nazair Jones y Poona Ford.
  3. Las lesiones. Pocos días antes del partido se supo que el CB2 Dontae Johnson, que era duda, no iba a jugar y se iba directo a la IR. No podrá volver hasta la semana 8. Esto convertía a Tre Flower en titular y eso no salió bien. Tampoco pudo jugar D.J. Fluker. Además, durante el partido se lesionó Doug Baldwin. Rotura parcial del ligamento lateral medio de la rodilla. Se perderá algunas semanas. Mala suerte para el mejor receptor del equipo que ya arrastraba molestias en la otra rodilla. También Bradley McDougald acabó tocado de la rodilla.

 

3 cosas de los Broncos

  1. Von Miller. Una auténtica bestia parda. Domino a la línea de Seattle como y cuando quiso. 3 sacks, 6 tackles, 2 fumbles forzados y uno recuperado. Bueno, más bien arrebatado de las manos de Chris Carson. Parecía reclamar su contrato tras las firmas de Aaron Donald y Khalil Mack.
  2. Emanuel Sanders. Mi jugador favorito del ataque de Denver desde hace años. Un jugador muy dinámico y con buenas manos que fue siempre una amenaza y destrozó a Tre Flower.
  3. Case Keenum. Se empeñó en regalar el partido. Somos buena gente y no quisimos hacerle eso en su primer partido en Denver. El solito puede cargarse la temporada de los Broncos. La selección de QB de los últimos años por parte de Elway es más que dudosa. A revisar.

 

www.chatsports.com

 

Visto en la red

La revista Sports Illustrated no describe en un artículo la situación que se vivió en el vestuario en la pasada temporada y como la convivencia entre los jugadores y el cuerpo técnico se fue deteriorando. Muy interesante por lo que muestra y por lo que puede suponer de cara al futuro de la franquicia. Échenle un ojo.

 

Lo que nos viene

La semana que viene toca trasnochar ya que jugamos en la madrugada de lunes al martes a las 2:15 hora española. Visitamos Chicago para enfrentarnos a unos Bears que dejaron buenas sensaciones en su primer partido contra Green Bay, pero que sucumbieron ante Aaron Rodgers en el último cuarto.

Volvemos a jugar contra un equipo que cuenta con uno de los mejores defensores de la liga por lo que nuestra línea ofensiva volverá a ser clave. En ataque, su QB de segundo año está todavía por hacer, pero su juego de carrera es bastante potente. En resumen, un equipo que presenta ciertas similitudes con los Broncos. Esperemos que la película acabe de manera distinta esta vez.

 

Go Hawks!!

 

David Terrón Robles (@DTerronRobles)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *