Visitamos el estadio del Tottenham con el jefe de los servicios médicos de la NFL

El pasado sábado 12 de octubre Spanish Bowl tuvo el privilegio de hacer un tour del nuevo estadio del Tottenham, donde este año se han jugado dos partidos de la NFL. El tour fue conducido por el Dr. Allen Sills, neurocirujano de la universidad de Vanderbilt, y jefe de los servicios médicos de la NFL. En el tour se nos describió por un lado cómo funcionan dichos servicios médicos durante los partidos de la NFL y los diferentes protocolos ante las posibles lesiones, con especial hincapié en las conmociones cerebrales. También, por otro lado qué medidas está tomando la liga para hacer que el deporte sea lo más seguro posible. 


Los servicios médicos de los equipos en Londres

El Dr. Sills explicó que el proceso comienza aproximadamente en febrero, cuando los equipos descubren que van a viajar a Londres. Se les pone en contacto con los servicios médicos que les van a acompañar desde Londres. No existen consejos sobre qué día es mejor viajar para los equipos. Una vez que el equipo llega, se unen los servicios médicos del propio equipo a los de Londres, porque los equipos tienen que tener doctores que tengan la licencia en Inglaterra. En los partidos de Estados Unidos hay unas 30 personas de personal médico y en los de Londres aproximadamente unos 45, la cifra es mayor. Además, si sucediera algo grave durante el partido hay un acuerdo con el hospital Princess Royal University. La mayoría del personal médico de Londres lleva años trabajando en los partidos de NFL, con lo cual conocen bien el deporte. 

 

Mecanismos en el estadio para detectar y tratar lesiones

Tras estas explicaciones nos dirigimos al terreno de juego, donde pudimos comprobar in situ cómo funcionan ciertos elementos que se usan cada partido. Primero, pudimos ver una pantalla que tienen los árbitros en el campo donde pueden ver repeticiones hablando con el equipo de control por si sospechan que un jugador ha sufrido una posible conmoción cerebral. 

Además, visitamos con el doctor Sills el interior de la carpa azul que se crea en el lateral del campo cuando se cree que un jugador ha sufrido una conmoción cerebral. Como podéis ver a continuación, no es más que una carpa de plástico, pero el doctor nos aseguró que sirve para ayudar a tener tranquilidad a los jugadores y a los doctores que hace el reconocimiento del jugador, para protegerse del ruido y el entorno. Más adelante hablaremos del proceso para identificar las posibles conmociones cerebrales.

Al salir del campo pudimos visitar la llamada “Sala de resucitación”. Es una habitación donde se pueden tratar lesiones graves, y con tamaño suficiente para tratar a jugadores de ambos equipos a la vez si fuera necesario. El Dr. Sills nos dijo que era un gran avance, y que ese tipo de salas no existen en la mayoría de estadios de NFL en Estados Unidos. Además también pudimos visitar la sala de rayos X.

Por último, subimos al último piso del estadio, y desde las alturas visitamos la sala donde se coloca uno de los dos “spotters” independientes que hay en el estadio. Su misión es identificar posibles lesiones de jugadores que se les hayan escapado a los que están en el campo. Incluso, tienen la potestad de parar el partido pidiendo un tiempo muerto médico si así lo consideraran. Aquí podéis ver en detalle sus funciones.

Las conmociones cerebrales

Como muchos de vosotros sabréis, uno de los mayores focos de énfasis de la liga en los últimos años ha sido la detección de las conmociones cerebrales de los jugadores. El Dr. Sills nos mostró una tarjeta, que podéis ver aquí. En ella, se especifica el proceso que se sigue. Si un jugador se lleva un golpe de casco a casco, o muestra síntomas de conmoción cerebral, o si un árbitro, un doctor del equipo o independiente, un “spotter” o un entrenador o compañero avisa de la posibilidad de que haya sucedido, se inicia el protocolo.

Se siguen una serie de tests dentro de la carpa azul: se analizan los síntomas, se le hacen preguntas, se miran las pupilas y los ojos, su habla y se mira la repetición de la jugada. Entre el médico del equipo y el independiente se decide si el jugador puede seguir jugando. En caso de que hubiera desacuerdo, siempre se elige el pronóstico más conservador, no se le dejaría regresar. El Dr. Sills nos explicó la razón por la cual se usa al doctor del equipo, y es que en ocasiones los jugadores muestran un comportamiento que para un doctor desconocido no sea raro, pero sí será raro para alguien que conozca bien al sujeto. 

.

El Dr.Sills nos habló también de un elemento que está haciendo que el número de conmociones cerebrales vaya decreciendo: los cascos. La NFL, en colaboración con la asociación de jugadores, hizo un análisis en 2019 sobre diferentes cascos y cómo soportan los golpes. Las diferencias fueron bastante notorias, de ahí que se hayan prohibido ciertos modelos. Los jugadores rookies no los pueden usar, los veteranos tenían un año de margen. Existe una diferencia entre los diferentes modelos de hasta un 40% menos de seguridad. Podéis mirar un póster con los diferentes modelos y su rendimiento aquí.

Además, la liga ha cambiado ciertas reglas éstos últimos años para mejorar la seguridad de los jugadores. Aquí podéis encontrar un resumen de los principales cambios desde 2002, pero la intención es siempre que el jugador esté más protegido sin perder la integridad del juego. 

La experiencia de poder visitar todas estas instalaciones y recibir las pertinentes explicaciones por parte del médico jefe de la NFL fue realmente estimulante, y que Spanish Bowl estuviera entre los medios invitados habla de notoriedad que está alcanzando nuestro proyecto.

 

Pablo (@panthersspain)

Un comentario sobre “Visitamos el estadio del Tottenham con el jefe de los servicios médicos de la NFL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *