Vikings – 49ers o cómo dejar a la parroquia descolocada

49ers y sobrerreacción

Los aficionados de los 49ers (por lo menos los que yo conozco y leo) llevamos todo el verano como locos. Garoppolo por aquí, Garoppolo por allá… Soñando con un inicio de temporada en el que el ataque iba a ser la bomba y la defensa… bueno, hasta que volviese Foster haríamos lo que pudiéramos. Pero llega la semana 1 y todo se vuelve patas arriba.

Archimundialmente conocida como overreaction week (no sin razón), la semana 1 nos suele dar completamente la vuelta a la mayoría de pronósticos y power rankings que se hacen (y hacemos) durante el verano. Ahora ya los Steelers no va a ganar más de 5 partidos. La Superbowl va a ser Jets-Buccaneers. Patricia es un inútil. La defensa de los Saints es una verbena. Fitzpatrick MVP. Baltimore campeón de división. Todo un sinfín de disparates surgidos del análisis ansioso de los primeros partidos de la season.

 


El debut del ataque

Por ende, los 49ers no íbamos a ser menos. Esperábamos como agua de mayo el desempeño del ataque dirigido en campo y banda por Garoppolo y Shanahan respectivamente. Bien es cierto que los Vikings son un equipazo y un claro contendiente a llevarse el anillo en febrero, pero las sensaciones del ataque fueron un pelín preocupantes.

Garoppolo lanzó 3 intercepciones (dos de ellas, errores garrafales del QB), el juego de carrera funcionó regular y gente habitualmente fiable cometió errores en situaciones muy favorables (como el drop de Kittle estando completamente solo). ¿Es para echarse las manos a la cabeza? No lo creo, por lo menos hasta no haber visto al ataque durante el primer mes de competición. Además no debemos olvidar que el calendario de este año es una completa locura, enfrentándonos a los equipos de la NFC norte (en mi opinión la división más dura de la NFL tras la llegada de Mack a los Bears).

 


El rendimiento defensivo

Otra película totalmente distinta fue la unidad dirigida por Saleh.

La defensa jugó a un más que aceptable nivel contra un ataque con un recuperado Cook, y piezas muy relevantes en la liga como Diggs o Thielen. El pass rush (con Buckner a la cabeza) y la secundaria trabajaron de lo lindo hasta el punto de prácticamente anular al ataque dirigido por Cousins en la segunda parte.

Pero me gustaría resaltar una figura: Fred Warner. El rookie nos dejó a todos babeando con su desempeño y la idea de verlo con Foster detras de la DL hace que babeemos aún más.

Fuente: SFChronicle.com

¿Margen de mejora? Mucho. ¿Esperanza para el futuro? La hay. Pero yo no quería ser menos en la “overreaction week”

Me podéis leer e interactuar conmigo en mi cuenta de twitter (@sasobor) o en la del equipo (@49ers_Spain). Y no olvidéis seguirnos en twitter (@TheSpanishBowl) y descargaros nuestra app para escuchar SBRadio 24h.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *