Victorias son amores, ganar es lo único

 

«Ganar no es algo de una vez, es algo que hay que hacer siempre. No se hacen las cosas bien una vez, se hacen siempre»

Vince Lombardi

 

 

En esta liga hay equipos que parece que ganan incluso jugando mal. Hay en cambio otros que pierden jugando bien. Las organizaciones ganadoras en la NFL se construyen con el tiempo. Los Washington Redskins llevan algunos años tratando de reconstruir la organización ganadora que alguna vez fueron. Esa que en los años noventas desapareció. Parece que este año a pesar de muchas dificultades en el camino estamos en la ruta correcta.

Las malas noticias llegaban

No lo niego y para los que me siguen en twitter pueden afirmarlo. Mis esperanzas de ganar el domingo pasado eran muy pocas. En la quiniela de Formación Escopeta puse a los Bucs. Y es que las lesiones de Shawn Lauvao (left guard), Brandon Scherff (right guard) y Paul Richarson (wide reciever) que se pierden el resto de la campaña. Sumadas a las de Chris Thompson, Trent Williams, Jamison Crowder y Quinton Dunbar pintaban para otra derrota en la campaña.

Pero afortunadamente me equivoque. El equipo logró sacar la victoria, en parte gracias a un buen plan de juego a la defensiva y un gran trabajo en la semana por parte de la linea ofensiva comandada por Bill Callahan. Uno de los mejores coaches de linea ofensiva de la liga.

Bergstorm, Roullier, Cooper y Nsekhe nunca habían jugado juntos (Foto: Jason Campbell Washinton Redskins)

Pero el trabajo se hizo

La linea sufrió. No lograba conseguir los huecos necesarios para Adrian Peterson y Kapri Bibbs. Por momentos trabajaba bien, pero por otros no. Algo normal con sólo tres días de entrenamientos. Contra el pase lograron proteger lo suficiente a Alex Smith que una vez más se vio un poco errático, pero seguro en sus decisiones. Su sello durante toda su carrera.

En especial el trabajo de Jonathan Cooper sustituyendo a Shawn Lauvao. Si bien Lauvao es la pieza más débil de la línea titular, Cooper hizo un muy buen trabajo. Sus castigos son parte, también del poco trabajo en al semana. Sin embargo esos errores podrán ser solventados en la siguiente semana.

La clave para ganar

Se dice que las defensivas ganan los juegos. Que las ofensivas venden boletos y los pateadores consiguen campeonatos. Pero una cosa muy importante en este juego es cuidar las posesiones. El diferencial de balones perdidos contra recuperados del equipo es de +11, tienen sólo 7 balones perdidos. En ambos departamentos son los mejores de la liga.

Y el domingo esa fue la clave. Si bien los 2 field goals fallados por Chandler Catanzaro ayudaron a ganar momentum en el segundo cuarto. Las intercepciones de Josh Norman y Greg Stroman, sumadas a los balones sueltos provocados por Ryan Anderson y Preston Smith dieron el triunfo a los Redskins. Los cuatro playmakers lograron frenar ataques de Buccaneers prometedores y por ellos lo locales sólo se quedaron con 3 puntos.

Preston Smith forzando el fumble de Fitzpatrick (Foto Jason Campbell, Washington Redskins)

El equipo permitió 506 yardas totales, a pesar de eso sólo 3 puntos en el marcador. Las jugadas claves mencionadas fueron lo que lograron esto. El equipo parece muy concentrado del lado defensivo. Encaminados a un sólo objetivo

Lo extraño

El equipo ha perdido los tres partidos que empezó perdiendo, y ha ganado los 6 partidos que empezó ganando. Pero lo mas extraño es que en toda la campaña no ha habido un sólo cambio de liderato en el marcador en los partidos de los Redskins. Eso habla bien de la enorme habilidad como game manager de Alex Smith, del control de la defensiva y a la vez de una falta de respuesta ofensiva cuando ha sido requerida. Eso podría ser algo necesario en los los juegos que restan en la campaña. Pero bastante útil si es que logramos irnos arriba en el marcador.

 


Lo que viene

Texans, que tuvieron semana de descanso. La ultima vez que nos enfrentamos a un equipo con semana de descanso antes del encuentro fuimos vapuleados por los Falcons. Pero lo más peligroso de este encuentro es el poder ofensivo que puede tener Texans con Deshaun Watson, Lamar Miller, Demaryius Thomas y quizás el wide reciever mas talentoso de la liga en DeAndre Hopkins. Muy duro partido en casa y la oportunidad perfecta para llegar con al menos dos victorias de ventaja a una serie contra rivales de división por tres semanas consecutivas. El momento importante de la temporada se viene.

Cualquier comentario, duda, sugerencia o queja contáctenme en mi cuenta de twitter @imaisterrena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *