Tom Brady Renueva su contrato y jugará con 44 años

… Y en la misma semana pone en venta su casa de Boston.

Uno de los ruidos típicos de pretemporada son las renovaciones de contratos de sus estrellas. Incluso habréis leído como alguno de ellos se pone en rebeldía para conseguir el contrato que se merece y mejorar su salario que aun como drafteado firmó como recién entrado en esta liga.

Extension de contrato de Tom Brady

Brady que cumplía 42 años hace unos días firmo una extensión de su contrato que le llevaría en unión a New England hasta 2021 y por un monto total de 70 millones de dólares además de los 15 millones aun restantes de este año. Brady mejoraba su salario en 8 millones este año y pondría en valor de mercado los salarios de 2020 (30M$) y 2021 (32M$). Al mismo tiempo liberaba 5,5M$ de cap para que New England pase a unos valores que le permitan hacer algún movimiento antes de comenzar la temporada.

 

Instagram de Tom Brady

Estos primeros detalles parecían dejar completamente claro el compromiso de ambos, club y jugador, pero algún tiempo después se sabían más detalles del contrato que ponían en alerta a aficionados, periodistas y especialistas del sector. El contrato de facto no era una extensión de dos años sino que realmente estaba vacía a partir de finalizar la temporada actual. El partido a partido convertido en año a año. Tanto New England como Tom Brady eran libres tras la temporada 2019, esto es allá por marzo del 2020 de volver a negociar o romper la unión que ha durado 20 años dando a la franquicia su mejor periodo de la historia.

 

El futuro de Tom Brady

En todo este entorno y sabiendo además que existían clausulas que evitaban que New England pudiera ejercer Franchise Tag sobre Brady, además se conocía que Tom Brady ponía a la venta su casa en Boston. Donde reside conjuntamente con su familia desde hace 5 años y casa que se construyeron como desearon en un hoyo de un exclusivo campo de golf a las afueras de Boston. La casa está valorada en más de 39 millones de dólares.

https://peopleenespanol.com

 

Todas las alarmas han saltado. ¿Estaría Brady realmente considerando abandonar New England? ¿Es un tema de dinero y quiere su reconocimiento como mejor QB?

New England y Bill Belichick a la cabeza llevan un estricto control del CAP. Y aunque Brady desde que es Brady siempre ha sido el jugador mejor pagado de la plantilla sí que ha recibido salarios muy inferiores a su cotización de mercado. Como ejemplo esta temporada que Brady tendrá unos emolumentos de 23 millones cuando los salarios medios de los mejor pagados rondan los 33 millones. Belichick paga a sus figuras pero no paga el valor de mercado en ciertas posiciones. Y lo hemos visto con Trey Flowers este año y antes con Chandler Jones.

Belichick controla y limita porcentualmente el impacto salarial de estas posiciones top. Y en el apartado de QB, mientras otras franquicias llegan a rondar el 20% del total del cap space, New England siempre suele rozar un máximo del 15%.

Tom Brady siempre respetó este juego y la excusa siempre fue que el equipo estuviera equilibrado y la plantilla fuera contendiente a la superbowl año tras año.

 

Como hemos cambiado

Cuesta pensar que esto ha cambiado. Con la inflación del cap space a valores rondando los 200 millones de dólares estos porcentajes no quedan tan alejados y las relaciones no parecen tener las tensiones de otros años. Lejos ha quedado el affaire cuando Jimmy Garoppolo podía sustituirle. Tras todo aquel ruido las aguas han vuelto a su cauce. Su gurú y amigo Alex Guerrero ha vuelto a estar con el equipo. Tom Brady se pierde entrenamientos y no sucede nada y no hay nadie que le pueda usurpar su puesto.

En sus declaraciones el echa balones fuera. Una tradición con la prensa cuando de New England se trata. Habla del año a año, de probarse y del terreno inexplorado que supone jugar cada año más allá de los 40 años.

No sé si venden la casa porque les parezca muy grande o muy pequeña. O simplemente porque han pensado mudarse a otro sitio de Boston. Pero si que tengo claro que Tom Brady y todos los sacrificios que realiza, incluido también el económico, simple y llanamente están motivados por ganar. Ya lo decía el “sabio de hortaleza”:

“… ganar, ganar, ganar y volver a ganar”.

Instagram de Tom Brady

Y esto lo va a tener asegurado mientras sigan en comunión equipo, Bill Belichick y él. Que el dinero, seguro, es secundario… al menos para él.

 

Javier Almendros 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *