The Saints are Shilly-Shallying

Shilly-Shally: falta de actuación resolutiva o decisivamente. Esa es la sensación que han dado los New Orleans Saints estas dos primeras jornadas de la nueva temporada de la NFL. De esta manera, nos presentamos en una nueva tercera jornada decisiva. Ante un rival divisional. Jornada en la que el equipo debe dar un paso al frente y buscar una victoria convincente. ¿Empezaremos a demostrar a todos que están en lo cierto?


No podemos determinar exactamente un motivo concreto para decir que eston Saints estén mal. Pero, ni mucho menos, tampoco encontramos razones para afirmar que estén bien. Aún es demasiado pronto para ello. Pero si que hemos visto cosas en los dos primeros partidos que nos dan pistas en un sentido y en otro. Vamos a verlas.

Los rivales

Fuente: coxsportstv.com

Empezábamos la temporada con un calendario que, sobre el papel, era el segundo más complicado de la liga. Y sí, teníamos pocas dudas de cuáles eran los rivales más «asequibles» (entre muchas comillas): los que nos visitaban en el Dome las dos primeras jornadas: los Tampa Bay Buccaneers y los Cleveland Browns.

Y vimos dos historias muy distintas en ambos partidos.

TB 48 @ NO 40

Empezaba la temporada con la siempre complicada visita de los Buccaneers en Nueva Orleans. Los piratas venían con las ganas de demostrar que su juego era mucho mejor que sus rankings. Hay que decir que siempre, desde aquí, se ha defendido que los de Tampa habían hecho las cosas muy bien en offseason: reforzando lo que tenían que reforzar. De esta manera parece que la piezas han encajado, por lo menos en ataque. Y tras un gran OL, que anuló nuestro pass rush, y las jugadas cantas por Monken desde el palco y ejecutadas perfectamente por Fitzpatrick en el campo, sufrimos mucho en defensa. De hecho, fue una escabechina.

Fuente: profootballweekly.com

Pero los Saints, y Brees, respondieron en ataque y dejaron al equipo a un stand de poder ir a la prorroga. En un duelo de pistoleros, nosotros tenemos al mejor. Pero la defensa, una vez más no hizo su trabajo y nos quedamos sin esa oportunidad. Puede pasar. Duele porque es un divisional. Y la ofensiva aérea de Bucs es muy buena. Más si le das tiempo a tu QB.

Visto con perspectiva, y tras ver caer también al campeón de la NFL en Tampa este mismo fin de semana de manera parecida, hemos de relativizar la derrota. Un warning, ok, entendido. Puede que hayamos infravalorado al rival. Es mucho mejor de lo que todo el mundo nos contaba. Pero no por ello obviar las carencias: que para un elenco amplio de receptores nuestros CB se quedan cortos y nuestros LB son demasiado lentos. Y, aún más preocupante, que pareció que nuestro staff se vio sobrepasado por otro que sí había preparado el partido.

CLE 18 @ NO 21

Otro partido «trampa» vivimos este domingo en el Dome. Aunque este a otro nivel. Nuestra defensiva estuvo algo mejor (sus jugadores son más «defendibles» con nuestros sistemas y personal. Pero, por sorpresa, nuestro ataque tuvo lagunas que pudieron (y estuvieron muy cerca de) lastrar el partido.

Dos fumbles, dos sacks (tres pero uno salvado por los zebras) en tercera y corto pasado el medio del campo, pases algo cortos o demasiado altos, field goals fallados, holdings evitables cuando estás a punto de anotar en el otro punto del campo. Pequeños detalles, cierto. Pero demasiados pequeños detalles. Nuestra OL sufrió mucho ante un front seven que siendo muy joven tiene muy buena pinta. Y ¿qué son los saints sin una buena OL?

De hecho el partido estuvo hizo un punto de inflexión cuando Marcus Williams interceptó un balón de Tyrod Taylor. Allí olimos sangre y cogimos ventaja en el marcador. Pero es tal la empanada general que llevamos encima en este principio de temporada que permitimos que volvieran a entrar en el partido. De hecho, fallaron un extra point que, seguramente, hubiera dado con nuestros santos huesos en un nuevo 0-2 para empezar la temporada.

Fuente: thetodaypress.com

¿Qué dicen los números?

Teniendo en cuenta nuestros rivales, la impresión ha sido que las derrotas han venido por: no poder presionar a Fitzpatrick y todo lo demás cae como un castillo de naipes (sobretodo la secundaria) contra Bucs. Contra Browns la sensación fue que la protección a Brees y nuestro juego de carrera se vieron diezmados por una linea defensiva dominante.

Para contrastar esto nos vamos (o volvemos) a nuestro site de referencia: football outsiders. Y vemos varias cosas interesantes. Primero va relacionado con los Overall Team Effiency: Tampa está en el puesto 16, los Saints en el 18 y los Browns el 29. Eso dice mucho, y bien, de los Bucs, que ha jugado contra dos de los mejores cuatro equipos de la conferencia el año pasado.

Vemos que Tampa es el segundo mejor ataque global, sobretodo sustentado por el juego de pase, tras los Chiefs. Nuestro ataque es el séptimo de la lista. El de Browns el 30. Y si cambiamos de lado del balón, vemos que Cleveland se situa en el sexto puesto en defensa (#8 contra el pase, #11 contra la defensa), los Saints está en la zona media baja (puesto 21) y los Bucs en el pozo (puesto 31).

Así que nos demuestran lo que intuíamos viendo los partidos. Que contra un ataque aéreo bueno sufrimos mucho, muchísimo. Que contra una defensa buena nos costó algo más. El brote verde: que contra la carrera estamos muy bien en defensa. De hecho somos la mejor defensa contra carrera de la liga. El lastre: nuestro juego de carrera, que es casi inexistente.

Los Saints

Drew Brees

Por sensaciones nosotros lo tenemos muy claro: Brees ha estado excepcional estos dos partidos. Completado más del 80% de los pases. Cerca de 700 yardas en dos partidos. Si bien nos queda, y a él el que más, las espinitas de esos balones cortos a Ginn y alto a Watson en el partido contra Browns.

Si rascamos un poco más en los números y nos vamos a los QB: el mejor, con mucha diferencia en el QB Rating es Fitzpatrick. Es curiosos que esté seguido de Mahomes (los dos por encima de 90) y en un segundo escalón, sólo, esté Drew Brees con un 81.2. El resto, a partir del 4 hombre (Rivers) ya están a partir de 10 puntos por debajo.

Fuente: theadvocate.com

Nuestro QB está aquí y parece que por un tiempo.

Mike y Alvin: divino problema

Tenemos a dos auténticos cracks en la ofensiva. Michael Thomas ha hecho 28 recepciones de 30 targets en dos partidos. Esto es un récord de recpeciones en la NFL. Y Alvin Kamara, estuvo excepcional contra los Bucs y algo menos utilizado contra los Browns (a pesar de anotar y que no subiera al marcador su TD por holding a unos 20 metros de él).

Están muy finos pero los estamos sobreutilizando. Sean Payton se pasó la pretemporada diciendo que no podía dar muchos carries a Kamara para que no llegara exhausto a Noviembre. Me parece bien siempre que: no lo utilices como receptor por otro lado y, sobretodo, estés perdiendo o se te esté escapando un partido por emperrarte a no utlizarlo.

El playcall de los Saints lleva bastante «moscas» a muchos en Casa Saints. Payton y su sistema ofensivo ha sido de repartir objetivos a modo abanico para volverse impredecible. Esto no lo estamos viendo en el campo en lo que llevamos de año. Puede que sea por la falta de confianza de Brees en los otros receptores, o que aún falta adaptar mecanismos, pero allí hay algo que no va como solía ir.

Muchos no entendimos la mayoría de movimientos de la última semana antes del kick off. Y nuestras sospechas se confirman, a nivel de sensaciones, en los partidos. Con Gillislee en el roster, un tercera y uno en la yarda 45 rival, no entendemos que no sea un balón para él, ganar tiempo y conseguir el primer down. Pero es que estamos echando, y mucho de menos a nuestra «hormiguita»…

Mark Ingram

Las suspensión de Mark Ingram para los cuatro primeros partidos ha sido mucho más dura de lo esperado. Tanto a nivel de carrera como de protección del pase. Es que Mark aporta mucho en ambos aspectos del juego. Y no hemos sabido buscarle un substituto. La expectativa es que vuelva como una auténtica locomotora, conociéndolo estará con unas ganas locas. A veces eso le ha ido en contra en su carrera, pero está en año de contrato y el equipo, en ataque, lo notará.

Derick E. Hingle, USA Today

Marshon Lattimore y la secundaria

Otra de las preocupaciones que tenemos en  Casa Saints es la sensación que tenemos con Marshon Lattimore. Nos parece más lento, como si no hubiera cogido el punto de forma. Cómo hemos hecho cuando hablábamos de los partidos, vamos a relativizarlo un poco.

Primero, Marshon venía de un año excepcional. Ha demostrado que es capaz de hacerlo. Pero claro, lo dicho, no es lo mismo hacer una buena cobertura cuando el pass rush te ayuda que cuando no. Y si no te ayuda ante un receptor como Mike Evans, es normal que te gane en determinadas jugadas. En su favor hemos de decir que está allí, y que también se está erigiendo como básico para tacklear carrera por fuera de los tackles. Eso significa que está dentro de los partidos. El único punto negro podría ser esa Pass Interference que le señalaron contra los Browns. Y fue una call algo justita.

Fuente: Nola.com

El resto de la secundaria sufre un poco de lo mismo. El que está sufriendo más es Ken Crawley, sin duda. Salió en las fotos de los TD de Jackson y de Callaway. Pero más allá de eso, que podríamos debatir sobre su mayor o menor culpa, ha tenido un par de pañuelos completamente evitables. El peor en la primera semana contra los Buccaneers. Y eso no se lo pede permitir.

De los nuevos en la secundaria, no han destacado especialmente en ningún sentido. Personalmente me da más miedo Kurt Coleman, un safety que suele ser quemado con facilidad en el juego en largo. Estaría más seguro con Bell allí, cosa que parece que ya empezó a ocurrir en el segundo partido. Marcus Williams está demasiado ocupado sacando agua del barco pero su estado de forma es excepcional.

El front seven

La línea y el cuerpo de linebackers sí que han sido un issue estas dos semanas para los Saints. Se han utilizado de forma distinta porque se trata de dos ataques rivales distintos. Así que no sabemos cómo se va a configurar nuestra defensa en ese sentido. Especialmente en los apoyadores, donde Mike Nolan parece que no acaba de dar con la tecla.

Contra Bucs vimos muchas más formaciones en nickel y con dos LB. Con la mayoría de tiempo con sólo dos jugadores tras la línea, vimos que la mayor parte del tiempo era Demario Davis quien estaba en el campo (66 snaps, todos). Anzalone fue el escuder más utlizado, seguido por Manti Te’o y AJ Klein. La línea por dentro, se repartia entre Davidson, Rankins y Onyemata. Por fuera Cam Jordan (60) lideraba la presión, secundado casi a parte iguales por Okafor (37) y el rookie, Marcus Davenport (23). Ya hemos dicho que llegamos poco (y cuando llegamos eramos penalizados), y sufrimos en momentos determinados contra la carrera.

Contra Browns volvimos a una defensa más «base» con 3 LB. Generalmente Klein-Demario-Te’o y Anzalone entrando bastante. Un equipo más «rocoso» por decirlo de alguna manera. Y por ello sufrimos menos las carreras. La línea estuvo algo mejor, a pesar que por dentro tuvimos la baja de Davidson. Se sumó a la cusa Stallworth, un rookie undrafted que se ha erigido como una auténtica ancla. El sistema en general funcionó mejor.

Se da la curiosidad en este segundo partido que entre AJ y Manti se iban turnando la radio para el playcall, cosa poco habitual. Eso da una idea de lo perdidos que estamos en esa zona del campo, que parece que estamos buscando la tecla. Soy más de buscar primero una identidad y después adaptarla al rival. Los Saints parece que lo estén haciendo al revés. Este domingo despejaremos dudas.

Los Falcons

Y las dudas se deben despejar este domingo en el campo del «eterno rival». Los de Atlanta reciben a los Saints con bajas muy importantes: Devonta Freeman, Deion Jones, Keanu Neal y Andy Levitre están fuera. Bajas más que sensibles, especialmente en defensa.

Vamos a repasar las que son los tres enfrentamientos clave que veremos en el campo.

Ataque Aéreo Falcons vs Secundaria Saints

Matt Ryan tiene armas más que suficientes para hacer sufrir de nuevo nuestra defensa de pase. Y sus armas son parecidas a las que nos hicieron sufrir contra Buccaneers. Por un lado Julio Jones estará emparejado con Lattimore. Y entre Crawley y Robinson se van a tener que repartir a Sanu y Ridley. El rookie dio muy buena impresión desde el slot contra los Panthers y parece que va a ir a más durante la temporada. Es probable que, por el estado de forma de los de Tampa, el cuerpo de receptores de Atlanta sea algo menos versátils y esté en menor forma en este momento, pero siempre nos ha anotado muchos puntos. Y cuando Ryan coge ritmo, sobretodo en casa, es difícil de parar. Deberá aparecer nuestra presión a él.

El Pass Rush Saints vs protección a Ryan

Las bajas de Falcons nos dejan sin la imprevisible arma que es Devonta, pero ganan en protección porque Tevin Coleman es mejor en ese aspecto del juego. Veremos en ese sentido como afecta la baja de Levitre y si eso permite alguna pesadilla más para Matty Ice. La idea es que sea la misma combinación de pass rush, Cam más Okafor o Anzalone. Incomodar a Ryan es básico para que no encuentra a su cuerpo de receptores fácil. Y ojo con Ito Smith, el rookie cumplió bien contra Carolina y es probable que tenga más carries.

Juego de carrera de Saints vs defensa de Falcons

Nuestro ataque aéreo funciona, eso está claro. Se tienen que acabar de pulir ciertos detalles pero creo que va a funcionar. Pero la defensa de Atlanta si tiene algún punto más débil es en trincheras. Nuestro juego de carrera ha sido puntual, muy inexistente. Hemos visto a los Falcons que les cuesta arrancar los partidos y luego empiezan a carburar. Si ese es el caso, y consiguimos ponernos por delante, la gestión del tiempo será, como siempre, básica. Y es un partido divisional. Una final para nosotros. No entendería reservar a Kamara de sus carries desde el backfield. Nunca. Pero menos en este partido.


Empezábamos la temporada con las expectativas muy altas y, tras dos jornadas, muchos hemos puesto esas expectativas en cuarentena. Yo mismo, entrado el cuarto periodo contra Browns daba el partido por perdido. Pero, lo que no se puede negar a este grupo es que van a luchar hasta que haya esperanza. Volvemos a jugárnosla en un partido divisional, fuera de casa ¿Seremos capaces de volverlo a hacer?

 

Salud y WhoDat!

@whodatspain

Fuente Imagen destacada: Joe Robbins, Gettyimages

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *