Terror en el supermercado

Finales de abril. Como cada año por estas fechas los equipos se preparan para ir al supermercado de la NFL: el draft. Y como todo buen comprador sabe, lo más importante para no equivocarse es llevar la lista de la compra. En caso contrario, lo más fácil es que se acabe sucumbiendo al marketing y llenando el carro de productos que realmente no se necesitan o, directamente, malos.


Seattle y el draft

Algo así es lo que ha pasado con Seattle en los últimos drafts. A pesar de la fama que tiene el front office de Seahawks, los últimos años se han presentado con estrategias dudosas y una obsesión casi enfermiza por coger jugadores polivalentes. No seré yo el que diga que la polivalencia es mala per se, pero, a veces, vale más un buen jugador en una posición, que uno medio en dos posiciones.

Lo sucedido en los últimos años no invita al optimismo y la situación actual hace que nos encontremos ante un punto de inflexión. Acertar en los jugadores, supone remontar el vuelo y colocarnos en situación de reconquistar la NFC West. Volver a fallar, hará que se hable ya no de reseteo, sino de reconstrucción absoluta. Dicho esto, el primer sentimiento que tengo al hablar del draft es de miedo, pánico, TERROR.

 

Consideraciones previas

En este artículo intentaré explicar cuáles creo que son las principales necesidades del equipo de cara a la próxima temporada. Pero antes de empezar, un par de aspectos que creo que hay que tener en cuenta.

 

Trades

No soy muy partidario de la política de hacer trade down que se ha llevado a cabo los últimos años. Este año, por contra, lo veo hasta necesario. Si bien contamos con un total de 8 selecciones, no tenemos picks ni en segunda, ni en tercera ronda. Con esta situación, conseguir jugadores que puedan aportar desde el primer día, se antoja difícil. Por tanto, bajar posiciones para conseguir algún pick en esas dos rondas parece una opción óptima y, la verdad, no contemplo ningún escenario en el que no ocurra.

Tampoco descarto que cuando esto se publique se haya producido un traspaso por Earl Thomas. Se escucharon muchos rumores al finalizar la temporada. Ahora parece que la cosa se ha enfriado, pero hasta el mismo jueves yo no descartaría nada. Personalmente, me daría mucha pena que se fuera. Pero teniendo en cuenta la edad, el salario y que ya ha mostrado su intención de salir del equipo, no lo vería del todo mal. Por el precio adecuado, claro.

 

 Prospects

En este articulo no hablaré de nombres de jugadores en concreto (bueno, hablaré de uno) y me centraré en las posiciones. ¿Por qué? Porque si me parece imposible acertar un jugador fuera del top-10, imaginaros acertar en 4ª ronda. Además este año, aunque he seguido la temporada de NCAA, no he podido analizar en profundidad a los jugadores que se presentan al draft.

Sin embargo, tenemos la suerte de que hay un montón de posibilidades para conocer los mejores jugadores que salen de la universidad. Los chicos de Route Running han publicado una guía imprescindible y han repasado todas las posiciones en su podcast. Desde Mockall nos llega su big board y sus perfiles de prospects. Y los podcast de Football Speech y NFL en Estado Puro (web, podcast) han hecho un repaso de jugadores ofensivos y defensivos. Un despliegue por todo lo alto. Cualquier cosa que yo pudiese decir no les llegaría a la altura del zapato a estos fenómenos. Consejo gratis, seguirlos a todos en Twitter, escuchar sus podcasts y leer sus artículos.

Fuente: Perry Knotts via AP. oregonsportsnews.com

Primeras marcas

Hechas las aclaraciones pertinentes, veamos cuáles son las necesidades principales en nuestra lista del super.

 

Línea ofensiva interior

El gran punto débil de Seahawks en las últimas temporadas y, en mi opinión, principal necesidad de este draft. En años anteriores se ha intentado solucionar tanto vía draft, como en agencia libre o con trades. Nada ha dado resultado. Este año se ha empezado cambiando el staff técnico, pero hay que darles material para trabajar.

Mi elección sería un guard. Ya tenemos un LT solvente y lo que necesitamos es poder establecer un juego de carrera que ayude a Wilson y que nos permita controlar el reloj.

 

 Edge rusher

Otra opción que veo para primera ronda, es escoger a un jugador que ayude en la presión al QB rival por el exterior. El año pasado se consiguieron 39 Sacks, lo cual nos colocó en la posición 13 de la liga. El problema es que 2 de nuestros mejores jugadores en ese aspecto (Michael Bennett y Dwight Freeney) ya no están en el equipo. Necesitamos más presión para tapar un poco las carencias de la secundaria.

Vería con buenos ojos esta posibilidad, si se considera que hay más posibilidades de coger un buen línea ofensiva en rondas posteriores.

 

Marcas blancas

Después de las necesidades más apremiantes, tenemos una serie de posiciones que también hay que cubrir, pero no con tanta urgencia.

 

Cornerback

He estado tentado de incluir esta posición en el apartado anterior. La marcha de Sherman hace necesario afrontar una mejora en la posición. Al final he decidido bajar un poco el nivel de necesidad. Espero mucho de Shaquill Griffin, e imagino que tras el draft caerá algún CB veterano. Aun así, es necesario dar profundidad a una posición que cobra más importancia cada día.

 

Tight end

Los dos TE titulares de los últimos años eran agentes libres y no se hizo esfuerzo aparente por retenerlos. En la agencia libre se ha contratado a un TE bloqueador (Ed Dickson), pero necesitamos a alguien capaz de recibir y que pueda ayudar en la línea.

 

Running back

Como ya hemos comentado el juego de carrera ha sido un desastre los últimos años. Para mejorar en este aspecto, además de la línea tenemos que conseguir algún corredor que pueda correr entre tackles de manera consistente y que no se lesione cada dos partidos.

 

Fondo de armario

Posiciones donde se necesitan jugadores de complemento y que puedan cubrir huecos en caso de lesión.

Todas las demás posiciones. Definitivamente los huecos en el roster de Seahawks son muchos y variados. Tocará elegir qué posiciones complementar en el draft y cuáles a través de veteranos. En mi opinión, el orden de importancia sería el siguiente:

  • Línea defensiva: La marcha de Richardson y el pick fallido de McDowell hacen necesario profundidad en el centro de la línea defensiva.
  • Wide receiver: Dejamos marchar en agencia libre a 3 de los 6 jugadores con más target la temporada pasada. Espero que Lockett y Darboh den un paso adelante, pero no es suficiente.
  • Safety: En caso de trade con Earl Thomas esta pasaría a ser una necesidad primordial. A día de hoy hay que buscar profundidad para cubrir la muy posible baja de Kam Chancellor por lesión.
  • Linebacker: La posición está cubierta en cuanto a titulares, pero como se vió el año pasado, es necesario algún backup de ciertas garantías.
  • Retornador: Sería necesario alguien que aliviase la carga de Lockett si este va a ver aumentado su trabajo como receptor. A parte de intentar minimizar el riesgo de lesiones.

La única posición que dejo fuera es la de QB. Si cae Russell Wilson, podemos estar hablando de un pick top 10 en el draft de 2019.

 

El nombre

A modo de epílogo nombraré al único jugador que realmente quiero en mis Seahawks el año que viene. Muchos analistas (casi todos) ven dudoso que pueda jugar en la NFL salvo en equipos especiales y en situaciones muy concretas. Sus limitaciones son obvias y si no fuera por la historia que le acompaña sería un prospect de tercer día más. Su nombre: Shaquem Griffin

Nada de lo dicho antes me importa. Incluso si la realidad me hace ver que los analistas tienen razón, seguiré pensando que es un pick bien gastado. Ese coraje, esa fuerza, ese corazón y ese espíritu indomable son cualidades Premium que no se encuentran en las estanterías de cualquier supermercado. Es un producto de tienda delicatessen. Un jugador así puede hacer mucho bien a un vestuario y yo, lo quiero en el mío.


Drafteame algo rico, John

Una temporada decepcionante, una agencia libre en la que dejamos marchar a todos nuestros jugadores importantes y mantuvimos un perfil bajo en cuanto a contratación, lesiones de larga duración y una división con equipos en crecimiento. El futuro se presenta complicado, pero está en manos de Schneider y de Carroll poner las bases que permitan forjar los Seahawks 2.0 y devolver al equipo a la grandeza. Compren palomitas, va a ser divertido.

 

David Terrón Robles (@DTerronRobles)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *