El sentido común en los Jets

No han pasado aún 24 horas del debut de los Jets de la temporada 2018 en Detroit, y todavía no me acabo de creer que hayamos ganado 17-48 y viendo cómo se ha ganado.

Pero analizando con más cuidado la evolución de la franquicia uno se da cuenta que aunque parezca lo lógico y normal, en una franquicia no siempre se utiliza el sentido común para intentar lograr los objetivos  que, al fin y al cabo, consisten en ganar.


Por tanto, en este artículo me intentaré centrar en las dos personas que más sentido común están demostrando en la franquicia en estos momentos.

El entrenador

Cuando un entrenador pierde el control del vestuario como Todd Bowles el año 2016, la decisión de sentido común sería despedirle. Pero ocurre que Maccagnan y los Johnson deciden mantener contra pronóstico al head coach en su puesto. A Bowles el sentido común le enseña que si quiere tener éxito debe tener el control del vestuario y confiar en sus jugadores.

www.newyorkjets.com

De cara a la temporada 2017, el sentido común dicta que los Jets son un equipo sin talento y que lo más normal es que no ganen ningún partido y cierren la temporada 0-16. Pero Bowles trabaja con sentido común, y consigue que los Jets jueguen como un equipo, limitado de talento eso sí, y se consiguen 5 victorias.

Pero en la NFL no se va a ningún sitio sin un QB decente. Y con la terna existente el año anterior no se iba a ningún lado por lo que la franquicia decide invertir tres segundas rondas en draftear a su quarterback del futuro.

Al terminar la preseason 2018, Bowles nombra a Sam Darnold como quarterback titular. Si el sentido común indica que jueguen los mejores en cada uno de sus puestos, ¿cómo es que de los cinco equipos que draftearon QB en primera ronda del draft, los únicos que lo hayan sacado a jugar sean los Jets? Cada equipo tiene sus propias circunstancias, y en la parte verde de Nueva York no hay prisa por ganar, al menos esta temporada. Por lo que el sentido común le dice a Bowles que el mejor sitio para que Sam Darnold aprenda es en el campo.

 


Pepito Grillo y el futuro

Darnold es un chico de 21 años al que le han dado las riendas de una franquicia de la NFL, y aplicar el sentido común en esas situaciones es difícil. Como flotar tu primer pase de profesional en horizontal para que un safety lo retorne a touchdown.

Pero para eso tienes a la voz de la conciencia, para que te diga qué es lo correcto, y en los New York Jets se llama Josh McCown, tiene 38 años, mucha liga recorrida y un contrato de 10 millones de dólares. El pepito grillo de Darnold. Su sentido común. Le sosiega y le dice que no pasa nada, que es normal que cometa errores, que es novato, y que salga a hacer lo que sabe, que lo hace bien.

El chaval – www.newyorkjets.com

El chico sale en el siguiente drive y mueve las cadenas lo suficiente para que Crowell en una carrera empate el partido.

Y varios minutos después el chaval realiza un envío de 41 yardas para su primer pase de TD en la liga. Ya no parece que tenga 21 años en todas las jugadas. En algunas sí, obviamente, nadie nace sabiendo, pero Darnold transmite aplomo y seguridad en el pocket.

Mientras tanto, del otro lado del balón, la defensa liderada por el mejor jugador del equipo, uno que lleva el número 33 y que responde al nombre de Jamal Adams se está comiendo al ataque rival. La defensa fuerza cinco intercepciones y hasta los equipos especiales, que parecían un churro empiezan a funcionar.

 


De ahora en adelante

Los Jets han ganado su primer partido con una gran imagen, pero el sentido común nos dice, y a Bowles también, que solo es un partido, que el rival se hundió en la segunda parte, y que para seguir mejorando hay que seguir trabajando. Pero por primera vez en bastante tiempo, hay ilusión, y hay ilusión con fundamentos reales.

Será cuestión de seguir aplicando el sentido común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *