Sean Taylor: Detenido por una bala; inspiración que no para

Todas las muertes son trágicas. Cuando muere alguien talentoso o que destaca en lo que hace termina siendo más impactante. Así fue con la muerte de Sean Taylor. Fue en la madrugada del 26 de noviembre del 2007, en su casa de Palmetto Bay, Florida, cuando recibió un balazo en la pierna. Terminó perdiendo mucha sangre y no pudieron reparar la arteria femoral que le destruyó el impacto. Al día siguiente murió en el hospital con tan sólo 24 años de edad.


Inspiración para compañeros

Sin duda es un jugador que ha marcado a muchos. No sólo a sus compañeros en aquella época, también a sus rivales en el campo y otros de generaciones más recientes.

En una reciente entrevista a DJ Swearinger (safety actual del equipo) comentó que aún ve un video de Sean Taylor de poco más de 3 minutos antes de cada partido. “La fuerza dominante con la que él jugaba era inigualable, aún no se ha igualado. Yo estoy tratando de llegar a ese nivel”. Era un safety que tenía un cuerpo de linebacker, pero la velocidad del cornerback más rápido. Y por supuesto la manera cómo pegaba. Cómo castigaba a sus rivales. En sólo 3 años en la NFL supo marcar y dejar su huella.

Ryan Clark fue compañero de Taylor en los Redskins. En una entrevista para ESPN alguna vez comentó:

“En parte es una tragedia, pero por otra parte es un triunfo. Las nuevas generaciones se inspiran en él. Sobre todo, los defensivos y safeties. Marcó un antes y un después en la posición con todo y lo poco que jugó en la liga. La forma en que jugó este juego, es algo que definitivamente los chicos ahora siguen… La manera como abandonaba su posición, sus habilidades y todas esas cosas son las que los jóvenes ahora quieren hacer…Le hacen un homenaje, le honran y eso es genial. Me siento muy bien, el que todavía se hable de él”

Ryan Clark en un trainning camp del 2014 portando el número 21 en honor a Sean Taylor (Foto: @ChrisGordonNews)

 

Y para rivales

Kam Chancellor, quizás el mejor safety en estos momentos de la NFL, también habló de él: “Sean está conmigo en todos los juegos, está en mi hombro cada semana”. A través de ellos trasciende, inspira y sigue vivo. Otros muy buenos safeties de la liga, como Ha Ha Clinton Dix ex Green Bay Packers y ahora con los Washington Redskins o Landon Collins de New York Giants, portan el número 21 en su camiseta. Todo en honor al jugador nacido en Miami, Florida. Incluso a pesar de que los jugadores de hoy eran niños o adolescentes cuando Taylor murió.

ClintonDix y Collins mostrando sus jerseys con el #21.
(Foto: Matt Ludtke – Associated Press)

 

Desde College pintaba bien

Jugó para los Huracanes de la Universidad de Miami. Sólo 2 años le bastaron para tener impacto en los scouts de los equipos profesionales. En su segundo año en la NCAA jugó 12 partidos y consiguió 10 intercepciones, 3 de ellas llevadas a la zona de anotación. Estadísticas que lo llevaron a ser nombrado All American.

Taylor con el uniforme de Miami Hurricanes (palmbeachpost.com)

Un autentico playmaker. Era igual de bueno en cobertura que en el apoyo al juego terrestre y pegaba como un toro. Pero lo que más gustaba en su juego era el rango que tenía del campo. Jugaba 20 yardas atrás de la línea de golpeo y en segundos podía estar tacleando a un corredor habiendo avanzado unas cuantas yardas.


A 11 años de su partida sigue inspirando a jugadores, marcando un antes y un después. Motivando a los que hoy entran al campo con sus jugadas. Se queda en nuestra memoria y sin duda esta en el salón de la fama en los cielos.

Descansa en paz Sean. Te llevamos en el corazón.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *