¿Sabías qué…? → Johnny Manziel

¡Volvemos con la sección de curiosidades de la NFL! Y, esta vez, nos vamos a centrar en uno de los jugadores que más han dado de qué hablar en los últimos años.

 

¿Porque acaso sabías que Johnny Manziel…

… fue considerado (y alguno aún lo considera) el mejor QB de la historia en College?

Famoso gesto de Manziel por el que le apodaron “Money Manziel” (Imagen de Tom Szczerbowski)

Johnny, el bueno

Y es que cuando hablamos de Manziel no estamos hablando de cualquier QB, por supuesto. Siempre ha dado de qué hablar. Para bien y para mal. Pero, tras todo lo que ha pasado, es fácil quedarse sólo con la imagen negativa de Johnny. Sin embargo, su paso de College fue excepcional. Tanto, que la prestigiosa publicación Bleacher Report analizó hace unos años a los mejores quarterbacks de la competición universitaria de todos los tiempos. Y, según su estudio, había alguien por encima de los demás: el «bueno» de Johnny.

Pensemos por un momento sólo en el jugador. Este chico llegó a romper muchísimos récords, y si no fuese por su mala cabeza algunos creemos que hubiera llegado muy lejos. Recordemos que fue el primer freshman (y quinto jugador en la historia de la NCAA) en pasar las 3000 yardas de pase y 1000 de carrera en una temporada. No sólo eso, sino que ganó el Heisman Trophy (mejor jugador), el Davey O’Brien National Quarterback Award (mejor quarterback) y el Manning Award (mejor quarterback, incluyendo post-season) en el mismo año. Es decir, por aquellos años no nos lo tomábamos tan a broma. Era un jugador que arrastraba tal nivel de hype que se le apodó con el nombre de Johnny Football.

 

Las otras pasiones de Johnny

Otro dato que la mayoría desconoce sobre el bueno de Johnny es su pasión por el béisbol. De hecho, lo practicó hasta llegar a la universidad, aunque lo dejó tras triunfar con el football. Aún así, llegó a ser elegido en el draft de la Major League Baseball de 2014. Fueron los San Diego Padres, con la 28ª ronda (sí, el draft de la MLB es particular…).

Pero no sólo se le da bien el béisbol. También Manziel es conocido por su buena «mano» (¿o «muñeca»? Dejémoslo en swing…) en golf. Ya desde los 11 años destacó en esta faceta. Y es que los padres son golferos (que no golfos) reconocidos, inculcándole al chaval esta pasión. Pero vamos, que a Johnny se le daba bien cualquier deporte que se le cruzase.

 

Los mensajes y el mendigo

Y aún hay otra historia, no muy conocida, que merece ser contada. Ocurrió en el draft de la NFL de 2014, cuando Johnny dio el paso al football profesional. Es la primera ronda, y los picks se van sucediendo sin que salga el nombre de Manziel. Equipos que necesitan un quarterback franquicia (como Browns o Vikings) lo dejan pasar. Y el jugador va cayendo… Es entonces cuando, aparentemente, un desesperado Manziel comienza a mandar SMS al entrenador de quarterbacks de Browns, Dowell Loggains. Pidiéndole que le seleccionen. Que se muere por jugar en Cleveland y hacerles ganar. Y eso revoluciona al dueño, Jimmy Haslam, que decide subir al puesto 22 y escogerle. Bueno, eso… y que, aparentemente (de nuevo), un vagabundo le dijo, la semana anterior, que drafteara a Manziel a toda costa. Todo muy curioso, cuanto menos…

 

Los buenos tiempos de Manziel (Imagen de Gridironnow.com)

El resto… es historia

Y bueno, ya sabemos cómo terminó todo tras aquello. Su mala cabeza, y las malas compañías, echaron a perder a un gran jugador. Su carrera en la NFL, fue tan prometedora como breve. Llena de ausencias en entrenamientos, fiestas, denuncias de malos tratos y demás. Una pena…

Pero el legado de Manziel ahí está. Ahí queda. Y fue por su carisma, por ejemplo, por lo que me aficioné a este deporte. Y por la cuál, a día de hoy, sigo su actualidad para ver si algún día muestra lo que muchos pensamos que podía ser.

@SpanishOmaha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *