Rob Gronkowski anuncia su retirada de la NFL

El jugador que cambió la forma de ver a los tight end en el fútbol americano

Anoche y trabajando, mientras encendía el ordenador, al consultar el móvil, me enteré de la noticia: Rob Gronkowski anunciaba a través de su cuenta de instagram que dejaba la práctica del Football profesional.


Gronkowski se retira tras ganar su tercera superbowl y con un último pase recibido que dejaba a New England a una yarda de anotar el touchdown que le daría la victoria a New England ante los Rams en la última superbowl. Un ejemplo de lo que él era en el campo. La amenaza latente y que te destrozaba en cuanto había la mínima ventaja en la cobertura. Un ejemplo desde la línea como al ver el emparejamiento con el linebacker sabían que la recepción era segura. Mirad incluso el gesto de Brady al lanzar, cómo de estar en el entrenamiento.

¿Cómo llegó Gronk a New England?

El draft en el que New England eligió a Brady es el que cambio una franquicia para convertirla en la más exitosa dinastía de los últimos 20 años. Pero el draft de 2010 se recordará como aquel que cambió a una dinastía y la convirtió años después de nuevo en tricampeona más de quince años después de aquella primera Superbowl en 2001. En aquel tiempo creo que nadie era capaz de ver como aquel draft ha marcado los siguientes años de una franquicia. Devin McCourty (#27 primera ronda), Rob Gronkowski (#42 segunda ronda). Los dos primeros picks de aquel año han sido dos de los capitanes de este equipo en estos últimos años de éxito.

Con la elección de Gronkowski, sumada a la de Hernandez en 4ª ronda, New England cambió en cierta manera el juego de ataque y en más gran escala la utilización del Tight End en el juego de ataque. New England venía de las temporadas 2008 y 2009, probablemente de las más flojas de la era Belichick. Del éxito de 2007 había quedado un equipo mucho más predecible en ataque. Con la posición de tight end, Bill O’Brien empezó a jugar al escondite con las defensas. Sacando dos tight ends podía correr, pasar en corto o pasar en largo. Las defensas no eran capaces de enfrentarse a tamaño desajuste defensivo al tener que cubrir a Gronk y Hernandez al mismo tiempo o a estar preparadas para defender la carrera.

Fuente: Zimbio

Pero Gronkowski se elevó por encima del juego de doble tight end para convertirse en los años siguientes en la navaja suiza del ataque de New England. Con la inestimable ayuda de Josh McDaniels por supuesto. Bill Belichick trataba de explicarlo ensalzando que solamente el podía aportar la excelencia en las cinco facetas de un tight end: bloqueo en la línea, bloqueo en campo abierto, receptor desde la línea, receptor abierto o amenaza en la zona de anotación. Gronkowski se convirtió en el mejor en todas y cada una de estas facetas. Y lo que es mas importante facilitando el juego de ataque de todo el resto de la ofensiva de New England. Y por eso Bill apostillaba que era la pieza clave en el juego de New England.

Gronkowski demostró, mientras estuvo sano, una superioridad física inigualable. Los linebackers no le podían cubrir por velocidad y los defensive backs no lo podían hacer por físico. Gronkowski era el arma de destrucción masiva de New England. Recuerdo preguntar un verano a Mariano Tovar si Aaron Dobson finalmente se convertiría en el receptor uno que todos esperaban. Y recuerdo que me respondió más o menos: “…Gronkowski es el receptor número uno de este equipo”. Ahí quedan los números. Pero más allá de los números nos quedarán esos recuerdos de jugador tremendamente superior a los demás.

Gronkowski ha cambiado para siempre la manera en la que percibimos la posición de Tight End. Jugadores de hoy como Kelce o Ertz son considerados de otra forma gracias a Gronkowski. El uso de linebackers mas rápidos y/o de safeties más pesados, en parte es considerando las diferencias que Gronkowski explotó en sus defensores. No olvidemos que Gronkowski medía casi dos metros y pesaba más de 120 kilos y sin embargo corría en 4,68 las 40 yardas. Era un receptor grande en un cuerpo de jugador de línea que además bloqueaba como el cuerpo que tenía.

Un genio dentro y fuera del terreno de juego

Su personalidad ha transcendido a los terrenos de juego. El niño grande que monta fiestas en barcos, sale con modelos y hace el tonto en público no debe confundir al lector. Es solo eso un niño grande que vive para divertirse y ser feliz. El no es un personaje frívolo. Su ayuda a la comunidad y su apoyo a causas benéficas es un ejemplo para muchos.

New England tendrá que buscar un sustituto, dentro y fuera del campo, en el vestuario. Pero al igual que cuando se retiró Indurain, o lo haga Rafa Nadal o Gasol, no podemos esperar que el que venga pueda estar a este nivel. Este nivel es de los mas grandes de la historia. Los aficionados de New England nos tendremos que conformar con un gran Tight End, en el mejor de los casos, pero nunca será Rob Gronkowski.

NFL.com

A Rob Gronkowski lo veremos dentro de cinco años en Canton, Ohio, dando su discurso de entrada en el salón de la fama de este deporte. Y cualquier otra cosa, salvo que vuelva de su retiro, sería injusta y no reconocería lo que Gronkowski ha hecho por este deporte y la posición de tight end en particular.

Ahora, allá donde vaya, bien sea la lucha libre el cine o lo que se proponga, solo espero le vaya bien. Pero al menos a mí ya me ha dejado tres superbowls y recuerdos de jugadas en mi cabeza. Por esto y por todo esto, muchas gracias Gronk.

 

Almendros NFL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *