Review Madden 20, un videojuego de superestrellas

Si hay algo que caracteriza a la NFL son sus superestrellas. No hay nada como ver a Tom Brady liderar un drive en los dos últimos minutos sabiendo con casi absoluta certeza que los Patriots van a anotar. O ver a Bobby Wagner o Luke Kuechly dominar el centro del campo, retando al ataque rival a que se atrevan a atacar su zona. 

El tema es que durante años esto no ha sido así en el mundo virtual. Todos los años compramos la nueva edición de Madden y vemos como no hay diferencia entre planificar un partido contra los Packers de Aaron Rodgers y planificar un partido contra los Buccaneers de Jameis Winston. Los jugadores acaban siendo un conjunto de atributos sin nada que distinga a uno de otro al margen de lo puramente estadístico. Las superestrellas simplemente no existen. O al menos no existían hasta la llegada de Madden NFL 20.

El día 2 de agosto llegará oficialmente a las tiendas la nueva edición de Madden en PS4, XBOX One y PC. Si eres de las personas que ha comprado la edición Superstar o la Ultimate Superstar, podrás probarlo a partir de hoy, 30 de julio y si juegas en PC y cuentas con una suscripción a Origin Access Premier llevas pudiendo jugar al juego desde el 25 de julio. Eso sí, un año más tendremos que disfrutarlo solamente en inglés, ya que el juego vuelve a no estar traducido al castellano.

Sin más dilación, os dejo con mi análisis de Madden NFL 20 con todo lo bueno, lo feo y lo malo que trae la edición número 31 de esta saga.

“Hagamos que las estrellas parezcan estrellas”

Este es el eslogan de Madden NFL 20, un juego con el que EA Tiburon se ha querido centrar en diferenciar a las mayores estrellas de la liga del resto de jugadores, haciendo que sean capaces de hacer cosas que otros jugadores no pueden hacer.

Para conseguirlo, han implementado un nuevo sistema de habilidades que permite a los mejores jugadores de la liga hacer cosas que serían imposibles para el resto. Estas habilidades están divididas en dos tipos: Superstar Abilities y X-Factors.

Las Superstar Abilities son habilidades que son propias del jugador y se encuentran siempre activas. Incluyen una gran variedad de mejoras, desde ventajas a la hora de jugar partidos en casa hasta mejor Route Running en ciertas rutas o mayor seguridad a la hora de hacer placajes. Actualmente hay más de 80 Superstar Abilities distintas repartidas entre todas las posiciones, así que hay una gran cantidad de combinaciones posibles que hacen que los jugadores se sientan únicos.

Los X-Factors por otro lado son habilidades que tienen que ser activadas completando algún objetivo durante el partido. Son habilidades que pretenden imitar la sensación de que un jugador está en racha y que eso hace que sea más difícil pararlo. Un ejemplo de esta habilidad sería Bazooka, la habilidad X-Factor de Patrick Mahomes. Esta habilidad se activa cuando Mahomes ha completado varios pases de más de 30 yardas a lo largo del partido y le permite lanzar pases de hasta 80 yardas, para de esta forma imitar su potencia de brazo casi inigualable.

Estas habilidades están disponibles en todos los modos de juego, pero no están disponibles para todos los jugadores. En el modo Franquicia, solamente los jugadores con mejores Traits de desarrollo tendrán acceso a estas habilidades, mientras que en Ultimate Team, solamente los jugadores Power Up pueden tener habilidades. Esto se debe, una vez más, a la intención por parte de EA de hacer que los mejores jugadores sean diferentes y que tengas que idear un plan específico para pararlos. Si sabes que Tom Brady tiene una habilidad que le permite tener más tiempo en el pocket, tendrás que mandar más blitzes para generar presión, cosa que no tendrías que hacer si Brady estuviese lesionado y fuese Brian Hoyer quien estuviese bajo centro.

Además, para evitar que los partidos se conviertan en una película de Los Vengadores, con todos los jugadores teniendo algún tipo de habilidad, nos veremos obligados a escoger a seis jugadores, tres en ataque y tres en defensa, que serán los que tengan habilidades a su disposición. De esta forma, dos equipos con exactamente el mismo roster (en el caso concreto de Ultimate Team), pueden tener estructuras de habilidades distintas, lo que hace que el funcionamiento del equipo también sea diferente.

Otro factor que equilibra el sistema de habilidades es la ampliación del sistema de arquetipos que ya existía en anteriores ediciones. No todos los jugadores podrán acceder a todas las habilidades de su posición. Cada arquetipo tiene asignadas ciertas habilidades de tal forma que por ejemplo un quarterback móvil como puede ser Cam Newton no tendrá acceso a algunas habilidades que mejoren su precisión, mientras que un Pocket Passer como Drew Brees no podrá acceder a habilidades que mejoren sus capacidades para escapar del pocket y eludir la presión.

En general este me parece un muy buen cambio que hace que realmente tengas que tener en cuenta a quién te estás enfrentando y ajustar tu estrategia según los jugadores que haya al otro lado del campo.

 

Toda una carrera por delante

 

 

Face of the Franchise: QB1 es el nombre del nuevo modo Mi Jugador de Madden NFL 20 que llega para sustituir a Longshot y, como su propio nombre indica, es un modo que se centra en convertirte en el Quarterback estrella de una franquicia de la NFL.

En este nuevo modo, comenzarás creando a tu jugador utilizando el nuevo creador de jugadores, muchísimo más avanzado que el que teníamos en Madden 19, permitiéndote personalizar el aspecto de tu jugador a tu antojo. El creador sigue sin tener la profundidad que tiene por ejemplo el de NBA 2K, pero es una mejora que era más que necesaria en Madden, que sinceramente tenía un creador peor que el de algunos juegos de PS2.

Una vez hayas creado tu personaje, pasaras a seleccionar la universidad a la que quieres asistir. Las universidades disponibles son USC, Clemson, Texas, Texas Tech, Oregon, LSU, Florida, Florida State y Oklahoma y cuando hayas tomado tu decisión, avanzarás directamente a tu año Senior, donde te preparas para tu primer partido como titular. ¿Cuál es el problema? Que ese partido será en las semifinales de los College Football Playoffs. Ahí empieza tu camino hacia la NFL que te llevará al Combine y por todo el proceso Pre-Draft hasta llegar a ser drafteado.

Durante todo el proceso anterior al Draft, serás parte de una historia similar a la de Longshot, con cinemáticas que cuentan tu historia de camino a la NFL. Eso sí, habrá mucho más gameplay que en Longshot, lo cual se agradece.

Cuando llegues a la NFL, entrarás a un modo Franchise como jugador en el que podrás seguir la carrera de tu jugador creado, similar a cómo podías importar a Devin Wade y Colt Cruise en el Franchise una vez terminado Longshot.

Eso sí, la historia de tu jugador no termina ahí gracias a la llegada del nuevo motor de escenarios, que genera historias para hacer que tu carrera sea más dinámica y no se limite a “Avanzar semana, entrenar, jugar y repetir”. Estas historias no vienen acompañadas de cinemáticas sino que progresan a través de mensajes de texto con tus entrenadores o con otros compañeros, dándote opciones sobre qué responder y otorgándote desafíos y mejoras dependiendo de tus respuestas.

Este modo me parece un gran acierto y un paso en la buena dirección para conseguir un buen Modo Carrera como el que tiene por ejemplo MLB The Show. La parte de historia sigue siendo un poco escasa al solo incluir el proceso anterior al Draft, pero el motor de escenarios hace que tu carrera en la NFL sea más amena, lo cual se agradece. La principal mejora que espero que llegue en futuras ediciones es la capacidad de jugar a este modo con otras posiciones aparte de Quarterback, ya que creo que ver la historia de por ejemplo un Safety intentando llegar a la NFL puede ser interesante. Tener historias diferentes con varias posiciones también daría rejugabilidad al modo.

 

El motor de escenarios no es algo exclusivo de Face of the Franchise, sino que está disponible en el Modo Franquicia. En este modo, los escenarios se centran en cómo planificar el partido contra tu próximo rival y mantener contentos a tus jugadores.

Lamentablemente este es uno de los pocos cambios que ha sufrido el Modo Franquicia, junto a la posibilidad de jugar la Pro Bowl y a una reestructuración de los contratos para que los jugadores pidan cantidades de dinero más realistas y que incluye la promesa de que en un futuro cercando durante Madden 20 añadirán las 5th Year Options a los contratos de los Rookies.

En general, el Modo Franquicia sigue siendo bastante pobre y aunque el motor de escenarios ayuda a que el día a día sea menos monótono, las Franquicias en Madden siguen muy por debajo de lo que se espera en la actual generación.

 

Para terminar de hablar de los modos de juego de Madden 20, tenemos que hablar de Madden Ultimate Team, que viene con un gran cambio a su sistema de progresión al cambiar los Solo Challenges por los Ultimate Challenges.

En estos desafíos, jugaremos para conseguir estrellas, que serán otorgadas en función de la dificultad en la que juguemos los desafíos y de los objetivos bonus que completemos. Cuantas más estrellas consigamos en una serie de desafíos, mejores serán nuestras recompensas. Además, en el caso de que tengamos problemas para conseguir todas las estrellas en algún desafío, podremos jugarlo en modo Squad con hasta dos amigos, haciendo del proceso de avanzar en los desafíos algo más entretenido.

El cambio al sistema de desafíos me gusta ya que te incentiva a hacer cosas diferentes en cada desafío. En juegos anteriores podías hacer HB Dive una y otra vez y acabar completando los desafíos de forma sencilla. En Madden 20 puedes hacer eso, pero seguramente no conseguirás el número máximo de estrellas y, por tanto, no conseguirás todas las recompensas posibles, haciendo que tu progresión sea más lenta.

Un cambio que me gusta menos es el cambio a la interfaz, que se centra alrededor del nuevo sistema de Misiones diseñado para guiarnos por todos los diferentes apartados de Madden Ultimate Team para ayudarnos a conseguir completar los objetivos que deseemos. Admito que puede que el motivo por el que no me gusta sea que estoy acostumbrado a la interfaz antigua, pero creo que este nuevo sistema puede causar más problemas que beneficios, al menos al principio ya que puede ser complicado saber exactamente qué estás haciendo en algunos momentos. Si algo no está roto, no lo arregles.

Aun así, Madden Ultimate Team me sigue pareciendo el mejor modo de este estilo de todos los juegos deportivos y, sin ninguna duda, la mejor parte de Madden año tras año. Eso sí, esperemos que el contenido después de la Super Bowl sea mejor que el que hemos tenido estos últimos dos años, ya que MUT siempre se enorgullecía de proporcionar contenido diario de calidad durante todo el año y en las dos últimas ediciones simplemente no ha estado a la altura a partir de febrero.

 

Una experiencia mucho más fluida

 

 

Pasemos a hablar de Gameplay, que al fin y al cabo es el principal motivo por el que jugamos a Madden. La palabra que define la experiencia de juego de Madden 20 es “fluidez”. Los movimientos de los jugadores son mucho más fluidos y hace que el control sea mucho más cómodo. Real Player Motion fue una mejora en este aspecto en Madden 19, pero hizo que algunas animaciones fuesen demasiado robóticas y que los cambios de dirección fuesen a veces demasiado bruscos. En Madden 20 esto deja de ser un problema gracias a las mejoras realizadas a RPM y hacen que sea un placer controlar a los corredores, especialmente a los más ágiles. Este cambio a los movimientos también hace que las animaciones parezcan menos forzadas y se produzcan menos casos de jugadores teletransportándose para encajar con la animación que quiere reproducir el juego.

Un tipo de jugada que ha revolucionado la NFL son las RPOs. Si has seguido cualquier retransmisión de la NFL esta última temporada, estoy seguro de que has oído hablar de las Run-Pass Options más de una vez. Este año, Madden ha añadido RPOs a los Playbooks y debo decir que son las jugadas más entretenidas de ejecutar. Requieren un timing preciso y algo de práctica para dominarlas, pero recompensan a aquellos que quieran aprender a utilizarlas y que tengan la paciencia y habilidad para leer la defensa y actuar acorde a lo que ven. 

Pero ese no es el único cambio a los Playbooks en Madden 20. Se han añadido nuevas jugadas de Jet Sweep y Reverse para imitar los ataques más dinámicos y llenos de motions que vemos en la NFL actual y además han incluido Trick-Plays a partir de esos motions para engañar a la defensa, incluido el famoso “Philly Special”, disponible en el Playbook de los Eagles.

Otro cambio positivo en mi opinión es la modificación de la trayectoria del balón en jugadas de pase. En ediciones anteriores los balones llegaban demasiado directos a los receptores, lo que hacía que un Linebacker situado a 10 yardas del receptor a quien iba dirigido el pase pudiese saltar e interceptar un pase pese a no estar cerca del destino del balón. En Madden 20 la trayectoria es más arqueada, lo que hace que el balón tarde un poco más en llegar al objetivo, sobre todo en pases hacia las bandas, pero hace que se sienta más real y elimina el problema de los Súper-Linebackers.

Lo que parece que EA sigue sin ser capaz de arreglar son los problemas de las zonas, especialmente en las bandas. Sigue siendo muy fácil completar Corners incluso si tienes Cloud Flats en ese lado del campo. En general el tiempo de reacción de las zonas sigue dejando mucho que desear. No quiero que volvamos al 91 de zona de Madden 18, que hacía que los jugadores reaccionasen antes de que el Quarterback empezase a mover el brazo para pasar, pero tampoco quiero ver cómo el balón pasa por delante de mi defensa y que solo reaccionen una vez el receptor ha hecho la recepción.

Otro cambio que no me gusta, y esto ya es un tema más personal, es la eliminación de la animación de salida del Huddle. Normalmente al escoger una jugada, veríamos como los jugadores rompen el Huddle y se colocan en la línea de Scrimage. En Madden 20 esta animación se ha eliminado y los jugadores aparecen directamente colocados. Esto es especialmente problemático al jugar en No Huddle, ya que los jugadores también se colocan automáticamente sin ningún tipo de animación, lo que deja a la defensa demasiado poco tiempo para ajustar, dejándola en una clara desventaja.

En resumen, el Gameplay me parece mejor que el de Madden 19, pero aún le queda mucho por mejorar. Llevamos toda esta generación de consolas diciendo “el Gameplay es decente, pero lo tienen que pulir” y después de 6 años, a la comunidad se le está acabando la paciencia con razón.

 

Opinión final

Madden 20 se ha puesto como objetivo hacer que las estrellas sean estrellas y debo decir que lo han conseguido. El nuevo sistema de habilidades me parece un gran acierto y hace que el juego sea más entretenido. El añadido de Face of the Franchise me parece un gran salto hacia el Modo Carrera que muchos soñamos tener en Madden y el motor de escenarios añade algo de profundidad a un Modo Franquicia que sigue siendo pobre.

La fluidez del Gameplay es lo primero que vas a notar cuando juegues a Madden 20 y sin duda es una mejora con respecto a Madden 19, pero la gran pregunta es si EA será capaz de arreglar los problemas que llevan años plagando el juego y que siguen en Madden 20.

Aún con sus problemas, Madden 20 vuelve a ser una compra casi obligada para todos los seguidores de la NFL, asegurando horas y horas de juego ya sea en Franchise, MUT o en el nuevo Face of the Franchise: QB1.

@Curuxera95

3 comentarios sobre “Review Madden 20, un videojuego de superestrellas

  1. Genial review. Con ganas de poder probar ese gameplay, todo el mundo esta de acuerdo con la fluidez.
    Alguna manera de no tener que pasar por caja pagando 69.99€ ??
    Me parece una pasada ese precio por un producto digital en la Store de PS. Se lo del descuento del Access pero se te queda igualmente en 67€ si pillas solo el mes.

  2. Yo me he pillado un acceso de 10 h en pc, con el basic de origin, no tengo ni idea de jugar creo que en 10 horas algo aprenderé. Tb se puede pillar el premier x 15 al mes. Si no me parece que te cobran los 70€. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *