¿Qué fue de los chicos de Last Chance U?

Tras el reciente estreno de la temporada de Last Chance U III, muchos de los seguidores de esta serie-documental de Netflix nos preguntamos qué ha sido del futuro de los jóvenes que vemos capítulo tras capítulo buscando esa tan ansiada segunda oportunidad de volver a la élite del football colegial o llegar a la NFL.

Para quien no lo sepa, Last Chance U es un documental de Netflix que sigue la temporada de una universidad de JUCO. Los programas JUCO son programas académicos y deportivos de 2 años, a diferencia de la NCAA que son 4. Estas universidades son pequeñas, generalmente ubicadas en pueblos perdidos en vez de en grandes metrópolis americanas. En la primera y segunda temporada, Last Chance U se va a centrar en la temporada de los del coach Bud Stephens, el equipo de East Mississippi Community College en Scooba, Mississippi. En la tercera temporada sin embargo, la serie hace un gran cambio y se va a centrar en los Independence Pirates del estado de Kansas, comandados por Jason Brown.

El caso es que en estas universidades recalan grandes talentos que por A o por B (Normalmente por problemas extradeportivos relacionados con drogas o peleas) no triunfan en la NCAA y son expulsados de las grandes universidades de división 1 buscando una segunda oportunidad en estos programas JUCO. Aunque también hay jugadores que vienen desde el instituto y utilizan el programa JUCO para dar un salto a la NCAA. Pero en todas las temporadas que hemos visto de Last Chance U hay un denominador común y no es otro que el de una lucha de egos constantes de jugadores procedentes de barrios muy humildes y unas condiciones muy precarias.

En este artículo voy a tratar de desvelaros el futuro de los grandes protagonistas de las tres temporadas. Hay algunos jugadores que han conseguido su sueño, otros que por desgracia no e incluso otros que han acabado en prisión.

Primera temporada

John Franklin III: Chicago Bears

Empezaremos por orden cronológico. Y además lo vamos a hacer por el jugador que más ha triunfado de la serie. Y no es otro que el ahora defensive back de los Chicago Bears, John Franklin III.

Fuente: Twitter

John Franklin III fue una de las estrellas de la primera temporada. Empezó como QB suplente que venía de una universidad TOP como Florida St. Una serie de grandes actuaciones durante su etapa en EMCC le abrieron las puertas de la NCAA de nuevo. Y vaya que si se le abrieron porque recaló en la universidad de Auburn en el estado de Alabama, otro de los grandes programas universitarios del país, aunque su etapa en esa universidad fuese corta ya que tuvo un rol de suplente. Precisamente por ese rol de suplente tuvo que ser transferido a la Universidad de Florida Atlantic (FAU), una universidad que a partir de ahora va a sonar bastante en este artículo. A pesar de que en sus inicios empezase jugando de QB, fue en Auburn donde sufrió la transición de posición a WR. En FAU también jugó de WR sin completar ninguna actuación espectacular. Este año, tras el Draft 2018 de la NFL, los Chicago Bears le han contratado como UDFA pero probándole de DB. No sabemos si conseguirá hacerse un hueco en el roster final de 53, pero al menos ha llegado a la NFL.

Gary McCrae: Louisville Cardinals

Una de las grandes estrellas defensivas de la primera temporada, McCrae también tuvo la suerte de dar el salto de EMCC a un gran programa universitario de división 1 como John Franklin III. McCrae recaló en los Louisville Cardinals, equipo en el que hasta hace nada jugaba Lamar Jackson. Aunque no ha tenido mucha continuidad en el equipo, McCrae sigue en la plantilla y se espera que esta próxima temporada asuma un rol más participativo.

DJ Law: Futuro aún por decidir

DJ Law era el carismático y explosivo RB que nos cautivó a la gran mayoría durante la primera temporada. Muy bueno en el campo pero muy poco comprometido académicamente. Consiguió salir de EMCC en busca de una oportunidad mejor con los UAB Blazers de Div-1. Desafortunadamente para él, durante su primer Training Camp con su nueva universidad sufrió una fatídica lesión de rodilla que le mantuvo apartado de los terrenos de juego toda la temporada. Por lo visto, el entrenador de UAB dejó caer que ya no sigue en la universidad debido a problemas académicos. Hay quien dice que su futuro puede que esté en la liga canadiense.

Fuente: Houston Miracle

Ronald Ollie: Nicholls State Colonels

Uno de los personajes más queridos por la mayoría de personas que han seguido la serie. Ronald Ollie era un DT bastante limitado académicamente y futbolísticamente pero que obtuvo un papel principal durante la primera temporada de la serie. ¿Quién no se acuerda de la charlas de Ollie con Brittany Wagner? Pues bien, Ollie salió de EMCC camino de 1-Div aunque a una universidad pequeña de FCS, la subdivisión de la DIV-1 de NCAA. Ollie completó su temporada con los Nicholls State Colonels como DT y buscó sin suerte un hueco en un programa mayor de la FBS. Volverá en su último año universitario con los Nicholls St.

CJ Reavis: Jacksonville Jaguars

Otra de las historias más bonitas de esta saga. Otro jugador que ha conseguido llegar a la NFL. El Defensive Back ex de Virginia Tech entre otras universidades, consiguió volver a tener continuidad en la División I gracias al fichaje que realizó por la Universidad Marshall, donde estuvo jugando allí dos años antes de ser firmado por los Jacksonville Jaguars como Rookie Undrafted.

Fuente: Twitter

Segunda temporada

De’Andre Johnson: Florida Atlantic University

El QB de EMCC vivió una situación similar a la de su homólogo en la primera temporada John Franklin III. Ambos salieron de FSU por temas extradeportivos y recalaron en EMCC con Bud Stephens. Y también ambos acabaron en FAU en la División I de NCAA. Aunque De’Andre Johnson sí que lo hizo como Quarterback. Por desgracia una enfermedad relacionada con coágulos de sangre en su brazo le mantuvo fuera de los terrenos de juego la mayor parte de la temporada. Se espera que esta temporada sí que sea el QB titular de FAU.

Vijay Miller: San Diego Padres

El QB suplente de De’Andre Johnson durante la segunda temporada y que también tuvo cierto protagonismo en la serie ha cambiado de aires por completo. Cambió de deporte al béisbol, aunque sigue siendo profesional, ya que los San Diego Padres le draftearon en la ronda 14 del Draft 2017 de la MLB para sus equipos de las ligas menores.

Fuente: Daily Journal

Dakota Allen: Texas Tech

Puede que la historia de Dakota Allen sea una de las que más ejemplifica lo que es Last Chance U. Fue expulsado de Texas Tech por un robo con unos compañeros y acabó en EMCC en búsqueda de enmendar su grave error. Cumplió con creces en su temporada bajo las órdenes de Bud Stephens y demostró haber recapacitado por lo que el entrenador de Texas Tech le dio una segunda oportunidad y le volvió a fichar. Actualmente Dakota Allen lidera a su equipo en placajes y ha cuajado una fantástica temporada.

Isaiah Wright: Prisión por homicidio

Sin duda alguna la historia más triste de toda la serie. Durante la segunda temporada podíamos observar los problemas extradeportivos y de conducta que tenía el RB Isaiah Wright. Un jugador con talento para División I y que estaba cerca de conseguirlo pero en septiembre de 2017 fue detenido y acusado de asesinato junto a su hermano mayor tras haber apuñalado a un hombre hasta la muerte. Por desgracia no es el primer caso de un jugador que desperdicia un tremendo talento para jugar al football.

Fuente: USA Today

Tim Bonner: Florida Atlantic University

¿Os acordáis cuando os dije que el nombre de FAU iba a salir más de una vez en este artículo? Pues ya es el tercer jugador de la serie que ha acabado en esta universidad tras los dos QBs. Tim Bonner, el LB ex de EMCC firmó por FAU donde cuajó una gran temporada como Defensive Back que incluso le llevó a aparecer en la lista de los mejores jugadores de la universidad.

Chauncey Rivers: Mississippi St

El gran DL de la segunda temporada recaló en EMCC tras ser expulsado de los Georgia Bulldogs por fumar marihuana. Tras una temporada en Scooba, firmó por el equipo más conocido del estado, Mississippi St. Pero no pudo disputar ningún partido por mal expediente académico. Este año seguirá en el equipo.

Kam Carter: Duquesne

Otro gran talento desperdiciado por mala conducta fuera y dentro del campo. Fue expulsado de Penn St y tras un año en EMCC firmó por la Universidad de Pittsburgh donde disputó una temporada para después ser traspasado a una Universidad menor como la de Duquesne.

Brittany Wagner: Montó su propio negocio

Y por supuesto no podía dejar de hablar de la temporada I y II de Last Chance U sin hablar de la gran Brittany Wagner. Una de las caras más conocidas y queridas de la serie. Su labor ayudando a los jugadores en temas académicos era sublime. Finalmente dejó EMCC para acabar montando su propio negocio (10 Thousand Pencils) para ayudar a jóvenes atletas con problemas académicos.

 

Fuente: heavy Editorial

Tercera temporada

Carlos Thompson: Missouri Western State

El WR que tuvo que dejar Texas Tech y firmó una buena temporada en los Independence Pirates bajo los mandos de Jason Brown no pudo firmar por ningún equipo de División I al ser ineligible tras llegar a su quinto año académico. Finalmente acabó firmando por el equipo de Div II de la NCAA Missouri Western State.

Malik Henry: Sin equipo

El QB que fue expulsado de FSU por problemas de actitud demostró no haber cambiado durante su temporada en Independence. Problemas con los entrenadores, con compañeros, etc demostraban la verdadera personalidad de Malik Henry. Ningún equipo de Division I le ha realizado una oferta a pesar de su calidad (Recordemos que fue considerado el 2º mejor QB del país). Malik Henry ha declarado que no quiere volver a firmar por un equipo que se parezca a los Independence Pirates.

Kingston Davis: UAB Blazers

Misma posición que DJ Law y mismo destino. El ex RB de Michigan Wolverines no tuvo casi continuidad en los Pirates e incluso fue expulsado del equipo. Finalmente consiguió una oferta de los UAB Blazers de Division I donde intentará tener la regularidad que no tuvo con Jason Brown.

Rakeem Boyd: Arkansas Razorbacks

Sin duda alguna una de las grandes estrellas de la tercera temporada. Tras un inicio un poco confuso, consiguió el nivel que le hizo firmar por Texas A&M antes de ser expulsado de la universidad. Rakeem Boyd consiguió volver a una gran universidad como los Razorbacks de Arkansas de la Division I y como siga jugando bien es posible que en un futuro le veamos en un equipo de la NFL.

Fuente: SEC Country

Kerry Buckmaster: Lindenwood University

Una historia ejemplar. Buckmaster era el center de los Pirates y con un pasado muy difícil el football era su vía de escape. El primero de su familia en llegar a la universidad. Durante la temporada arrastró una lesión en el hombro que le hizo perderse varios partidos. Finalmente no tuvo ninguna oferta de la Division I pero si que firmó por los Lindenwood University de la Division II de la NCAA.

Bobby Bruce: Independence Pirates

El LB tuvo un episodio feo al acabar la serie, ya que fue detenido por robo. Absuelto con cargos parece ser que su futuro estaba en el aire pero en las últimas semanas se han leído noticias de que volverá a Indy para disputar la temporada que viene con los de Jason Brown.

Cabe destacar que el WR Calvin Jackson firmó con Washington St, de la Division I y un gran programa de football.


Espero que os haya gustado el artículo y que hayáis podido descubrir un poco más del futuro que les espera a estos chavales. ¿Cuál os ha sorprendido más?

@Nayonssen

Deja un comentario