Primeros movimientos de Indianapolis en la Agencia Libre

Ballard firma a Devin Funchess para reforzar al cuerpo de receptores y apuesta por renovar algunos jugadores de la plantilla.

Con aproximadamente 102.000.000 dólares de Cap Space, los Colts podrían fichar prácticamente a cualquier jugador que quisieran, pero el General Manager Chris Ballard expresó claramente que el equipo no iba a ofrecer “contratos A+ para jugadores de rendimiento B o C”. Cumpliendo con esta premisa, la franquicia no pudo fichar a los agentes libres más codiciados y Landon Collins, Adrian Amos, Trey Flowers, Preston Smith y CJ Mosley entre otros, consiguieron sus nuevos clubes gracias a flamantes y jugosos contratos ofrecidos por otras franquicias.

Primer paso

El primer movimiento importante del reciente ganador del premio Pro Football Writers Association Executive of the Year;  fue el fichaje del WR Devin Funchess, jugador surgido de Michigan que fue drafteado por Carolina en 2015 con su pick de segunda ronda (#41 overall) y que pasó toda su carrera en los Panthers. Funchess, con 1,93 mts y 107 kg, complementa a la perfección las características de TY Hilton, el WR1 de los Colts.

Con un físico privilegiado, pero con problemas de inconsistencia dentro del campo y tendencia a soltar el ovoide, el ex-Wolverine viene de tener un año dispar, al igual que lo fue el de su ex equipo, que se salió de carril definitivamente tras la lesión del QB Cam Newton, que luego de jugar varios partidos disminuido físicamente, finalmente fue sentado una vez que se desvanecieron las chances de Play Off para los dirigidos por Rivera.

Según trascendió el contrato es por sólo un año, con una base de 10 millones más 3 millones por incentivos. Es lo que se llama un “prove it deal” el jugador deberá demostrar su valía, su adaptación al equipo y esquema en 2019, para tratar de conseguir una buena renovación contractual. Si puede superar su producción de 2017 (63 recepciones, 840 yds y 8 TD) se convertiría en una adición importante para el equipo.

Renovaciones

La primer renovación que selló Ballard fue la del DL Margus Hunt, ex selección de 2º rd de los Bengals en el draft de 2013. El nacido en Estonia y formado en SMU, encontró su lugar en el mundo en Indianapolis, y tras dos años productivos como pass rusher situacional y un importante aporte en equipos especiales, (2018 fue su mejor año profesional, registró 30 tackles 5 sacks 2 PD y 1 FF) firmó una renovación por 2 años y 9 millones.

Luego de asegurar la continuidad del gigante europeo (2.02 mts y 135kg) Ballard ofreció tenders de renovación a 3 agentes libres restrictos, el Center Evan Boehm (tomado del Practice Squad de Rams) el Safety Matthias Farley y el WR Chester Rogers. La condición de Restricted FA, significa que pueden recibir ofertas de otros equipos, y los Colts están en condiciones de retener a los jugadores si igual esa oferta en el plazo de siete días.

(Boehm, Farley y Rogers: los tres restricted free agents recibieron tenders para continuar en el equipo. Foto: colts.com)

Los tres jugadores han tenido importantes aportes en distintos momentos de la temporada, Farley brillo al inicio, supliendo a un lesionado Gaethers, pero luego sufrió una lesión que lo depositó en IR, Boehm apareció en escena cuando se lesionó el C titular Ryan Kelly y cumplió con su labor en una OL que se mostró sólida y Rogers fue el mejor WR tras TY Hilton y se ganó además el puesto como Kick Returner.

 

Martin H. Becerra
@mhbecerraNFL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *