Primer intento, decepción

Único objetivo: ganar la Superbowl

La temporada 2018 arrancó con las máximas expectativas. Tras conseguir 13 victorias en 2017 y quedarse a un paso de la Superbowl en casa, todo era optimismo:

  • No sólo se mantenían todos los componentes de una de las mejores defensas de la NFL, sino que se había reforzado con veteranos como Sheldon Richardson (DT) y rookies prometedores como M. Hughes o H. Hill.
  • En ataque, se había hecho todo lo posible para reforzar y rejuvenecer el grupo. La salida del Coordinador Ofensivo P. Shurmur se cubrió con el fichaje de John DeFilippo, un joven entrenador que venía de sacar lo máximo de los QBs del campeón (Eagles). Además, se incorporó al QB K. Cousins, fichaje estrella de toda la Agencia Libre por un salario récord: 84 mill$ por 3 años, todo garantizado.

Los Vikings partían como terceros en las casas de apuestas de Las Vegas. ¿Qué podía salir mal esta vez?


Crónica de una Decepción

22 de Julio: Defunción de Tony Sparano (OL coach)

Fue sin lugar a dudas el evento más determinante en el resultado de la temporada. Encima, ocurrió en pleno Training Camp, sin tiempo para buscar a un responsable fuera de la plantilla.
Sparano fue el principal responsable del impresionante rendimiento en 2017 de una Línea Ofensiva mediocre y de un juego de carrera sin D. Cook casi toda la temporada.
Pero era mucho más. Sparano, amigo personal de Zimmer, era su voz dentro del equipo de Ataque. Y como ya trabajó con DeFillipo en Raiders (2012-2014), era el nexo de unión y encargado de encontrar un punto de equilibrio entre dos entrenadores muy diferentes.

1 de Septiembre: Corte de veteranos

Un vestuario tan unido y tranquilo como el de Vikings sólo se puede conseguir con la ayuda de veteranos comprometidos con un proyecto. Dado lo bien que estaban resultando los rookies, se decidió cortar a dos de los líderes del vestuario:

  • B. Robison (35 años),  un jugador drafteado por Vikings en 2007 que sólo ha vestido una camiseta en la NFL. Era muy carismático e incluso tenía su propio programa de entrevistas en el canal de la franquicia.
  • T. Newman (40) no sólo era un CB versátil sino que también era la extensión de Zimmer dentro del campo.  De hecho, pasó directamente a ser entrenador de Defensive Backs.
Fuente: Vikings.com

16 de Septiembre: Las Debilidades se ponen de manifiesto

Es difícil resumir el empate en Lambeau Field por la cantidad de cosas que ocurrieron. A pesar de ir por detrás en el marcador durante todo el partido, se vio más como una derrota que como una victoria. De hecho este empate terminó por ser determinante para quedar fuera de Playoffs.
Y Spielman lo vio tan claro que tomó cartas en el asunto de manera inmediata:

  1. Corto al kicker D. Carlson tras fallar los 3 FG del partido y promediar un acierto del 25%. Trajo al veterano D. Bailey que estaba sin equipo en ese momento.
  2. Se terminó la paciencia con Treadwell y se incorporó a otro WR, A. Robinson, para que las defensas no se centraran en cubrir sólo a Thielen y Diggs.
  3. Volvió a fichar al DT T. Johnson, que los Seahawks habían soltado y que tan buen resultado dio en Vikings las pasadas temporadas.

23 de Septiembre: Derrota humillante

Hacía muchos años que los Vikings no eran tan claros favoritos en las apuestas para un partido (+17 puntos). Sin embargo, el desastre fue general y mayúsculo. Al descanso, los Bills ganaban 27-0 y Cousins llevaba 3 fumbles y 1 intercepción.
Mientras, E. Griffen, ingresaba voluntariamente en el hospital tras los incidentes ocurridos en un hotel en los que tuvo que intervenir la Policía. Estuvo apartado del equipo durante 1 mes mientras se evaluaba su estado psicológico. Es lógico pensar que hay una cierta conexión entre ambos hechos y que ver uno de los capitanes padece problemas mentales provocó desánimo entre sus compañeros.

27 de Septiembre: Destrucción de la Defensa

Contra LA Rams se esperaba un partido en el que se viera lo mejor de ambos equipos. Desde luego, los ataques no defraudaron y lograron una alta anotación. Sin embargo, en la derrota por 38-31, Zimmer admitió que desde que era entrenador de Vikings, su equipo no había jugado tan mal en cobertura de pase y que habría cambios.

12 de Noviembre: Jornada de descanso

El balance en el Bye de la jornada 10 era esperanzador: 5-3-1. La defensa volvía a funcionar y el ataque, aunque poco eficiente, mostraba destellos de forma esporádica.
Esta semana de descanso venía muy bien de cara a los próximos 4 partidos: Bears, Packers, Patriots y Seahawks que marcaría el devenir de la temporada.

Thielen y Diggs
Fuente: Vikings.com

11 de Diciembre: Despido de DeFilippo

El desencuentro entre Zimmer y DeFilippo se hizo manifiesto en las ruedas de prensa según llegaban las derrotas. Zimmer se quejaba de la previsibilidad del ataque, pocos intentos de carrera, complejidad del playbook, mala ejecución y descoordinación de sus jugadores de ataque.
Stefanski, entrenador de QB, sustituyó a DeFilippo durante las últimas 3 jornadas para intentar clasificarse para playoffs y no dar por perdida la temporada.

30 de Diciembre: Amarga despedida

Los Vikings se jugaban la temporada en casa contra Bears ya que una victoria les aseguraba el paso a playoff. Sin embargo, desde el comienzo del partido se vio la incapacidad del ataque en todas sus facetas: 63 yardas de carrera, 132 de pase y un triste 1/11 en terceros down.
Con esta segunda derrota ante Bears, quedaba claro que no merecían pasar a Playoff y menos volver a enfrentarte al equipo que te ha destronado en la NFC Norte.


Segundo intento

Aunque la ventana al título sigue abierta, esta temporada será crucial para el futuro cercano de los Vikings. Tanto el General Manager R. Spielman como el Head Coach M. Zimmer están en último año de contrato. A su QB franquicia, K. Cousins, aún le restan 2. Además, a la mayoría de la plantilla está en la cima de su carrera.

Por lo pronto, se mantiene Stefanski como Coordinador Ofensivo. Se ha contratado a Gary Kubiak (Asistente al HC y consejero del OC) y a algunos de sus colaboradores habituales, en especial al entrenador de Línea Ofensiva Rick Denison, con las miras puestas en crear solventar los problemas de Línea Ofensiva y crear un juego de ataque mucho más potente.

En conclusión, Spielman y Zimmer no deben repetir los errores de 2018 si quieren que su contrato se prolongue al menos otro año. De nuevo el objetivo será ganar la Superbowl.

 

Carlos de @vikings_es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *