Los Saints y su juego en las trincheras

¿Trincheras? Estamos a las puertas de un partido divisional en el Dome. De un partido divisional en el Dome contra el actual campeón de la NFL: los Philadelphia Eagles. Los de Pennsylvania viene con la moral en las nubes tras pasar ese difícil duelo en Chicago la semana de Wild Cards. Parecen determinados y vienen con poco que perder. Vuelven a ser underdogs y con Nick Foles bajo centro. Con todo eso encima y ¿os hablo de trincheras? Suficiente literatura y podcasts hay sobre el partido (recomiendo escuchar lo nuevo del podcast de @Eagles_Spain). Prefiero centrarme en una (dos en concreto) de nuestras armas más subestimadas.


Preparando las previas del partido, y el Head to Head con Rafa Cervera, siempre me paro a ver la estadística avanzada que nos provee football outsiders. Es una web que recomiendo engullirla, y más ahora que ya hay todo el histórico de la temporada cargado. Y parando a mirar cada columna, cada estadística que nos dice. Lo encuentro muy interesante, más allá de que nos den favoritos para ganar la Superbowl en Atlanta (25.5% de posibilidades).

Perdón, retomando el hilo trincheras que me pierdo. Estaba preparando el programa y analizando los principales indicadores estadísticos de los 8 equipos clasificados para esta ronda divisional. Al hacerlo de 8 equipos (normalmente es de 2), la perspectiva que te da es mucho más amplia. Y casi al final, analizando las líneas (ofensivas y defensivas) de todos los equipos, algo me sorprendió y para bien: nuestras trincheras (OL y DL) son top de la liga en ambos lados del campo. Y es algo que no me parece casualidad espontánea. Es algo que el staff lleva años persiguiendo.

La trinchera de ataque: la OL.

La línea ofensiva de los Saints se ha ido perfilando ya desde 2015, con la llegada de Max Unger (trade con Jimmy Graham) y Andrus Peat (draft). A pesar que se sabía que Peat se tenía que pulir, se le veían cualidades. Al año siguiente no se añadió nadie al equipo, pero en 2017 llegan Larry Warford (free agent) y Ryan Ramczyk (primera ronda del draft) para completar una línea de muchos quilates. A ellos se les unen dos piezas importantes: Cameron Tom y Josh Laribeus, ambos aún en el roster.

La salida en 2018 de Senio Kelemete a Houston hace que los Saints se planteen traer a las trincheras a un veterano Jermon Bushrod para cumplir su función de plug&play en toda la línea. Y se draftea a un proyecto que quedó allí (Leonard) y un center de LSU: Will Clapp. Todos estos nombres siguen en el roster y, en algún momento u otro han sido importantes.

El personal que forma esta línea tiene un único objetivo: proteger a Drew Brees. Y, especialmente, mantener el pocket limpio por dentro para que pueda subirlo y lanzar sus pases para ganancias importantes.

Su año.

Para empezar, clara y al pie: ha sido un año extraño para la OL de los Saints. Terron Armstead ha ido entrando y saliendo, en la última época por problemas en el pectoral. Y eso ha sido sólo parte de los numerosos cambios que, por lesión, ha tenido que ir haciendo Dan Roushar en la línea.

Fuente: montaje hecho a partir de imagen en Saints.com

Si están sanos, Armstead-Peat-Unger-Warford-Ramzcyk es una línea estratosférica. De eso no cabe duda. Pero este año ha habido muchos partidos donde no han podido coincidir. Y a pesar de ello, los números hablan por si solos (datos de football outsiders):

  • Segunda OL global
  • En carrera:
    • Yardas ajustadas de la línea por acarreo: 5.19
    • Power (ranking de la unidad respecto al resto de equipos en conseguir el objetivo): 9
    • Stuffed (ranking de la unidad respecto al resto de equipos en recibir TFL): 1 (la que menos TFL recibe)
    • 2nd Level (ranking de jugadas entre 5-10 yardas): 14
    • Open Field (ranking de jugadas de más de 10 yardas): 21
  • En protección de pase:
    • Ranking global: 3
    • Sacks recibidos: 20 (segunda que menos detrás de Indianapolis)

Poniendo en contexto

Es decir, a pesar de no contar con Armstead gran parte del año, y partidos sin Warford, Peat o Ramczyk, la línea de los Saints ha sido la segunda mejor del campeonato tras la de Rams. Y contamos la de Rams porque tiene un 2nd level buenísimo que hace que las yardas ajustadas de la línea sea algo superior (5.49) a la de los Saints. Para poner un poco en contexto, del resto sólo la de Patriots está por encima de las cinco yardas (5.3). Por ejemplo, la más de moda en la Liga, la línea de los Colts, rankea 4rta en football outsiders con 4.83 yardas por acarreo.

Y más allá de los números, ha habido partidos consecutivos frente a grandes front seven (Ravens, Vikings y Rams) donde la presión no ha llegado a Brees. Y eso es media vida para el ataque de los Saints.

La trinchera de defensa: la DL.

Nuestra gran estrella en la línea es el edge rusher Cameron Jordan. Esto está claro. A veces menospreciado a nivel de atención mediática, pero siempre eficiente y efectivo en el campo. En este 2018 se ha apostado, y fuerte, para fortaleces su lado opuesto. Una primera ronda de 2019 nos ha costado traer a Marcus Davenport en el draft de este año. El rookie, con alguna lesión inoportuna, no ha dejado de aprender. Pero sólo es la guinda del pastel de una línea que ha ido creciendo en los últimos años.

Llegan el resto de piezas.

Si nos remontamos a 2015, llegó casi sin hacer ruido Tyler Davidson junto a Kikaha. Ha ido ganándose un hueco en la línea, teniendo cada vez más presencia y muy importante para el juego de carrera. En 2016, se unieron sus compañeros en el centro de la línea: Sheldon Rankins y David Onyemata. Ambos eran rookies, por lo que se trajo a Nick Fairley en agencia libre. Después de un gran año, una lesión cardiovascular le ha apartado de los terrenos de juego, dejando a los tres jóvenes jugadores la posibilidad de que dieran un paso adelante como así sucedió.

En 2017, empezó a llegar la ayuda por fuera: llegó Alex Okafor, a quien se unió Trey Hendrickson y AlQuadin Muhammad en el legendario draft del 2017. La línea cogía una combinación de veteranía y juventud que ayudó mucho a la mejora defensiva que experimentó el equipo esa temporada.

Y en 2018, a parte de Davenport, y también sin hacer ruido, se ha unido Taylor Stalworth, una auténtica ancla parando la carrera desde el DT. Cuatro años añadiendo gente para lo que ha sido este año.

Su año.

En una palabra: dominante. Las bajas han respetado muchísimo a la línea (excepto a Davenport a mitad de temporada) y eso se ha notado. Pero quien ha explotado, haciendo su mejor campaña desde que llegó a la línea es Sheldon Rankins. Rankins y Jordan forman una dupla completamente demoledora, y muy difícil de sujetar para las OL rivales.

Nov 17, 2016; Charlotte, NC, USA; New Orleans Saints defensive tackle Sheldon Rankins (98) lines up against the Carolina Panthers at Bank of America Stadium. The Panthers defeated the Saints 23-20. Mandatory Credit: Jeremy Brevard-USA TODAY Sports

Como antes, vamos a repasar los números que nos deja football outsiders para coger perspectiva:

  • Segunda mejor DL global de la liga
  • Contra la carrera:
    • Permiten 3.61 yardas por acarreo (ajustadas a la línea). Solo por detrás de Houston (3.56)
    • No dejar conseguir el objetivo al ataque rival (power): 3ª
    • Provocar tackles detrás de la linea de scrimmage: 6ª
    • Recibir jugadas de 5 a 10 yardas: 1ª (la que menos recibe)
    • Recibir jugadas de más de 10 yardas: 3ª (tercera que menos).
  • En pass rush:
    • Ranking global: 4ª
    • Sacks: 49

De todos los equipos que quedan en playoff, sólo Chiefs (7 con 52 sacks) tienen un pass rush que se aproxime desde la DL. Y en parar carrera desde la DL, Dallas (3 con 3.87 yardas por acarreo), Philly (6 con 3.96 yardas por acarreo) e Indianapolis (7 con 3.96 yardas por acarreo) están en el top 10.

En contexto, sólo la DL de los Ravens (quinta en carrera y sexta en pass rush) es la única que tiene los dos aspectos del juego en el top 10 junto a los Saints. Una auténtica brutalidad que muchas personas no tienen conciencia de ello.


Para concluir, el juego de trincheras de los Saints está dominando en la liga en ambos lados del balón. Y eso es una clara señal que las cosas en Metairie se están haciendo bien y a conciencia. De los equipos que quedan en playoff sólo hay dos que comparten top 10 en las dos líneas: Indianapolis Colts y Dallas Cowboys. Dos de los equipos de moda en la NFL.

El domingo a las 22.40 en España se encenderán las luces del Superdome. Jugaremos un divisional ante el campeón. Una vez más como ya pasó en 2009. Puede suceder de todo. Pero lo que hemos de estar seguros es que llegamos con los deberes hechos. Y muy bien hechos. Desde las trincheras a donde Drew Brees quiera.

Salud y WhoDat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *