Los Badalona Dracs se coronan campeones de la Serie A por tercer año consecutivo

A lo largo de la historia del deporte nos hemos encontrado varias franquicias que han sido consideradas como dinastías tras marcar un antes y un después en su época. Nos encontramos el ejemplo de los Bulls de Michael Jordan, de los New England Patriots de Tom Brady o incluso la del piloto de Fórmula 1 Michael Schumacher.

Este fin de semana, los Badalona Dracs vencieron 26-33 a los Murcia Cobras en frenético y precioso partido en Las Mestas, Gijón, coronándose así por tercera vez consecutiva como campeones de la Serie A e imponiendo una dinastía nueva en el fútbol americano nacional.


Los pupilos de Óscar Calatayud partían como favoritos antes de la gran final a la que, por cierto, llegaban invictos al igual que su rival, los Murcia Cobras. Las defensas impusieron su juego durante los primeros compases del partido, donde los Dracs iban a interceptar a los Cobras gracias a una gran jugada de su defensor Álex González Posito. Sin embargo los de Badalona no aprovecharon su oportunidad y se pudo ver cómo el ataque del conjunto catalán aún no había entrado en el partido. Sergi Gonzalo no conseguía conectar pases con sus receptores debido al gran nivel que mostró la defensa de Murcia Cobras al arranque del partido.

Finalmente los murcianos abrieron la lata con un Field Goal que les colocaría 3-0 pero en el siguiente drive Sergi Gonzalo iba a buscar a uno de los hombres más importantes del ataque badalonés, Lorenzo Melchiorre, que recibió un pase saliendo desde el backfield y que llevó hasta la endzone de Cobras sumando así el primero de sus tres TD de la tarde y que a posteriori iban a servirle para llevarse el premio al MVP de la final. Así pues, como era de esperar Dracs iba por delante en el marcador en el primer cuarto (3-7).

Y digo como era de esperar porque Dracs partía como favorito para esta gran final pero lo que se estaba viendo en el terreno de juego era un conjunto que estaba siendo totalmente dominado por el equipo de los de Alejandro Sotomayor. La defensa de Cobras estaba funcionando muy bien y ahora era turno del ataque. Gracias a la conexión norteamericana entre el QB Jordan Perry y el WR Alex Holmes los Cobras se adelantaban en el marcador 10-7. La defensa también quería ser protagonista y consiguió provocar un safety tras placar al QB Sergi Gonzalo en la endzone de Dracs. Así pues, los Murcia Cobras estaban siendo mejores tanto en ataque como en defensa y tenían aún una oportunidad más de irse al descanso con una ventaja muy amplia. Los de Sotomayor no dejaron escapar esta oportunidad y asestaron un golpe que frente a otro equipo podría haber sido definitivo yéndose al descanso 19-7 tras un TD de su RB Andrés Cánovas pero por desgracia para el conjunto murciano tenían enfrente a unos Dracs con mucha experiencia en estas finales.

La arenga de Óscar Calatayud debió ser impresionante en el descanso ya que los suyos salieron a por todas de nuevo pero seguían encontrándose con una maravillosa defensa de Cobras que conseguía frenar una y otra vez al ataque de Dracs. Jugadores que durante la temporada habían sido determinantes como el WR americano Brandon Ravenel estaban pasando desapercibidos. A pesar de todas esas especulaciones previas al partido, los de Murcia se sentían favoritos en ese momento y así lo estaban demostrando. El ataque sabía el gran esfuerzo que había hecho la defensa al parar el drive inicial de Dracs y otra vez la conexión Perry – Holmes movía el marcador hasta adelantar a los Cobras 26-7 y poner el partido muy de cara para los de Sotomayor.

Mucha gente daba por sentenciada ya esta final, más aún viendo cómo se estaba desarrollando el encuentro. Pero si algo tiene este deporte es que no puedes dar a nadie por muerto antes de tiempo y los Dracs lo sabían, sabían que tenían tiempo y experiencia de sobra para dar la vuelta al marcador. La defensa de Dracs dio un paso al frente y dejó claro a los de Murcia que no iba a ser tan fácil a partir de ese preciso instante. Por otro lado, en el ataque Sergi Gonzalo conseguía mover las cadenas y conectar pases con sus dos estrellas americanas Lorenzo Melchiorre y Brandon Lavenel, quienes anotaron dos touchdowns para poner más cerca en el marcador a los de Badalona.

El partido ya estaba a una anotación (20-26) y ahora los de Murcia podían controlar el tiempo si movían bien las cadenas. Y lo hicieron, pero no lo suficiente. Los de Sotomayor se jugaron un Field Goal que supondría una ventaja importante en el marcador ya que dejaría a los de Badalona a más de una anotación pero el intentó fue fallido al ser un Field Goal bastante lejano. La patada quedó corta y es en estos momentos donde las estrellas se tienen que lucir, y vaya que si se lució Brandon Ravenel que recibió el balón debajo de sus propios palos y tras una carrera espectacular esquivando a jugadores de Cobras llevó el ovoide hasta la endzone murciana, empatando así el encuentro a 26-26 en el último cuarto tras el intento fallido de extra point por parte de Dracs.

Un varapalo tremendo para el conjunto murciano que veía como se le estaba escapando el partido en los minutos finales y del que no se pudo recuperar. Badalona Dracs consiguió parar de nuevo a los Cobras y tras un drive espectacular los de Calatayud se adelantaban a falta de 40 segundos para el final tras un muy buen touchdown del MVP Lorenzo Melchiorre.

Fuente: FEFA

Finalmente el marcador no se iba a mover más y el partido concluyó 26-33 a favor de los Badalona Dracs que conquistaron su tercer título de Serie A consecutivo tras una remontada para la historia.

Podéis ver el partido repetido aquí:

Nacho Pinilla (@Nayonssen)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *