Las señas de identidad de los Kansas City Chiefs

Las señas de identidad es algo curioso, yo diría que es parecido al horóscopo…
Me explico. Hay varios factores que rodean a una franquicia, un equipo, un club. La historia es uno de sus mayores baluartes. Pero solo nos aferramos a lo que nos interesa.
Si el horóscopo te reza que hoy tendrás un gran día, que encontrarás el amor y te tocará la lotería, ese día soy más Géminis que nunca… Por el contrario, si la previsión es nefasta, alzas la vista del periódico con mirada irónica y te dices a ti mismo «quién creerá en estas chorradas?…»

Así pues, como Chief de signo astrológico, orgulloso de los logros de mis «jefes» me dispongo a cantar las maravillas de la franquicia que me tiene enamorado desde hace ya casi 30 años.

Dallas Texans.

Hay datos que son objetivos. Y la historia de los actuales Kansas City Chiefs se remonta a 1960 cuando un millonario apasionado por el football, después de intentar comprar varios equipos. Acabó formando los Dallas Texans.

Pero no es baladí lo acontecido, pues la negativa de la NFL a «dejarle» llevar una franquicia de la liga, no solo supuso la creación de su propio equipo, si no que éste equipo no tenía liga donde jugar…
Así pues Lamar Hunt decidió crear una liga paralela, la AFC.
Además Hunt, continuando con su obsesión, acabó de llevar a cabo su plan erigiéndose en uno de los máximos responsable de lo que supuso la ya conocida fusión entre ambas ligas. En lo que hoy en día conocemos como NFL.
El chico rico ya tenía su juguete! Un equipo NFL. Y de paso, sin querer había contribuido a crear el monstruo actual que es ahora ésta liga.
Tal es su importancia, que contó con el reconocimiento de la propia liga, que incluso creó un premio con su nombre. El trofeo Lamar Hunt es el que premia al campeón de la conferencia.


Reedición homenaje de un partido entre Dallas Texans vs Dallas Cowboys.

En realidad, antes que todo esto ocurriese, los Dallas Texans ya habían dado paso a los actuales Kansas City Chiefs.
De hecho, los Texans solo duraron dos años, del 1960 al 1962.
La razón fue la insistencia del alcalde de Kansas City en llevarse el equipo de Hunt a la ciudad.

¿Por qué Chiefs?

Pues tan simple como que a éste alcalde persistente y amigo del gran Hunt le apodaban así. The Chief.
Lamar Hunt, en un gesto de humildad impropia de éste tipo de magnates, adoptó el apodo de Roe Badle para darle a su nueva franquicia de Kansas no sólo un nombre, si no una identidad. La de los indios.

Hunt, murió víctima de un cancer a los 74 años, en 2006. Pero su hijo Clark continúa con su legado. Y como personaje importante dentro del circo. La NFL le otorgó el cargo de Presidente de relaciones internacionales dentro de la liga. Y la verdad es que desde que él se hizo cargo de ésta faceta, las Internacional Series han pasado de un partido anual a los 3 partidos de Londres, más uno en Méjico. Una buena evolución desde que asumió el cargo en 2007.
Como anécdota, decir que la viuda del fundador, Norma, es la única mujer que ha asistido a los 51 Super Bowls que ha habido. En el SB XLI, Norma, con Dan Marino fueron los encargados del momento del sorteo con la moneda.

Logos

Los Chiefs al contrario que la mayoría de franquicias NFL no han tenido innumerables cambios de logo.
Su historia se reduce básicamente a dos logos. El que perteneció a sus predecesores Dallas Texans, y el actual.
Eso sí, se da la circunstancia que en ambos casos el logo no era lo que aparecía en el casco. Incluso parece que el primer logo de chiefs trataba de emular al primero.


El logo de Texans y su casco.


El logo de chiefs y su casco.


El logo actual que ya aglutina por fin ambos conceptos.

Su casa.

El Arrowhead Stadium es el hogar de los chiefs. O como dicen ellos es el «Chiefs Kingdome» que es como la hinchada lo conoce. Un estadio antiguo pero bien reformado que cuenta en su haber con un par de peculiaridades.
La primera es su récord. Es el estadio descubierto más ruidoso del mundo desde el 2014. Un dato que habla por sí solo de la afición Chief.

Como en casi todos los estadios NFL el día de partido es una fiesta global. Pero Kansas City es algo diferente…
Léase que Kansas City es la ciudad mundialmente conocida como la ciudad de las barbacoas. La Sociedad de Barbacoas de Kansas City ostenta el récord de la parrillada más grande del mundo… Así pues, podemos imaginar esos tailgates en el parking…
Además del ruido y de la carne a la brasa, los chiefs cuentan con algunas señas de identidad que convierten el partido en un día inolvidable.
El canto del «Chop», con 80.000 almas (el cuarto estadio con más capacidad) a grito pelado y haciendo el gesto del hacha, ya es un clásico en la NFL. Igual que el toque del tambor gigante indio de guerra, que por cierto han adoptado (o robado ya otros equipos…).
También tenemos el momento del himno, donde en la última frase se canta con un pequeño cambio: «and the home of the chiefs»!!
Últimamente se ha convertido en tradición cantar el «Chop» por los pasillos de entrada y salida del campo, sobretodo en la parte de las escaleras de caracol, donde la procesión golpea con fuerza las chapas de la escalera generando un ambiente atronador y espectacular!

Por cierto, se da la circunstancia que el estadio está situado a las afueras de la ciudad. Pero la frontera del estado es tan cercana que oficialmente la casa de los Chiefs no está en el estado de Kansas. Está en Missouri.

En fin, una franquicia pequeña pero histórica. Con una afición únicamente centralizada en su propio estado pero que tiene el hogar en un estado diferente. Un equipo al que nadie le da importancia históricamente pero que tiene un peso inmenso en la historia del deporte.
Un juego de contradicciones que podría ser perfectamente lo que mejor define sus señas.

Ahora es la hora de mirar al horóscopo y quedarse sólo con las cosas buenas. Y al acabar de leer éste artículo, pensar con orgullo «que buenos y que grandes son mis Kansas City Chiefs…»!!

Un comentario sobre “Las señas de identidad de los Kansas City Chiefs

  1. El pasado año empecé a aficionarme a este deporte, gran culpa de Movistar Deportes. Con el paso de los partidos me enamoré del juego alegre y ofensivo de los Chiefs guiados por el mago Mahomes y esas internadas de Hill y Kelce. Ojalá este año mantengan el nivel del pasado año y lo puedan mejorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *