Las claves del descalabro de la defensa de los Ravens

No es habitual para un aficionado de los Baltimore Ravens ver como su defensa concede más de 500 yardas en dos partidos consecutivos (Primera vez en la historia de la franquicia que esto ocurre). Tampoco es normal que la mejor defensa de la temporada pasada este año esté dando una imagen tan pésima. Bueno si, quizás si tenemos en cuenta la pérdida de Weddle, CJ Mosley, Terrell Suggs y Zadarius Smith, entonces si que cuadra más.


Falta de personal y no de staff

He de decir que al comenzar la temporada tenía las expectativas altas sobre lo que podía hacer esta defensa. Quizás estaba sobre-reaccionando al hype de la pretemporada y estaba muy ilusionado con fichajes como el de Earl Thomas o la evolución de jugadores como Matt Judon y Patrick Onwuasor.

Pero de lo que no he dudado en ningún momento es del staff que conforma nuestra defensa. Bajo mi punto de vista es un staff con un crédito más que suficiente para llevar esta defensa, que es la gran seña de identidad de los Baltimore Ravens. El problema llega cuando te pones a analizar el personal con el que cuentan a la hora de ejecutar su plan.

Una de las jugadas más frecuentes que veíamos en la defensa de los Baltimore Ravens cuando estaba Eric Weddle era esta que explicó el gran @Rubenibg en su día para @NFLestadopuro. La capacidad que tenían los Ravens para enmascarar el blitz jugando con Eric Weddle tan cerca de la LOS es algo que hoy en día no vemos tanto en la defensa córvida. Por desgracia, nuestra defensa se ha vuelto en una defensa bastante predecible, aunque no tanto como la famosa defensa prevent de nuestro amigo Dean Pees.

Sin pass rush no hay paraíso

Como veréis, ésta y la siguiente clave están ligadas a la anterior: la falta de personal.

Mucha gente pedía el trade por Jalen Ramsey después de que los Ravens concediesen tantas yardas ante Arizona Cardinals, Kansas City y los Cleveland Browns. Pero yo, que suelo ir bastante a contracorriente, prefería mil veces que los Ravens hiciesen el esfuerzo de ir a por un tipo como por ejemplo Von Miller, que teniendo en cuenta que los Denver Broncos van a entrar en una más que inevitable reconstrucción podría ser bastante factible ficharlo.

Y es que, sin pass rush no hay paraíso. Ni siquiera el mejor de los cornerbacks en la NFL es capaz de cubrir al hombre a su receptor si el quarterback rival tiene todo el tiempo del mundo para lanzar. Ese es el principal problema de la defensa de Baltimore, que no meten presión al quarterback salvo alguna jugada esporádica de Matt Judon o Phernell McPhee, que llevan 3 sacks cada uno y eso que se han enfrentado a algunas de las peores OL de la liga como la de Miami Dolphins, Arizona Cardinals o Cleveland Browns.

Fuente: WNST

Además de eso, lo que más preocupa es el futuro de la franquicia en este aspecto ya que hombres importantes como Tim Williams (que fue cortado y firmado por Packers), Tyus Bowser o el rookie Jaylon Ferguson no están teniendo el impacto y evolución que se esperaba cuando fueron drafteados.

Es cierto que con el sistema de defensa que juega Baltimore, la DL no tiene que meter mucha presión al quarterback, si no que se centrarán en parar el juego de carrera y por eso lo perfiles de Brandon Williams, Michael Pierce y Chris Wormley eran tan diferentes al de Willie Henry. Un Henry que bajo sorpresa fue cortado antes de empezar la temporada. Quizás por la falta de continuidad por culpa de sus lesiones pero sin duda alguna fue un movimiento que no compartí en su momento y que sigo sin hacerlo ahora, ya que Henry podía meter bastante presión al quarterback desde el centro de la defensive line. Simplemente, para que veáis la diferencia os dejo esta estadística:

  • QB Hits de Brandon Williams en su carrera (87 partidos) – 13
  • QB Hits de Willie Henry en su carrera (17 partidos) – 12

Y se que el rol de Brandon Williams no es pegar al quarterback, no hay que pedirle peras al olmo ya que Brandon es un excelente run stopper pero lo que quiero decir con esto es que, Henry podía ser una alternativa muy buena a la falta de pass rush exterior que los Ravens están experimentando.

Por lo que no descartaría que los Ravens fuesen agresivos la próxima agencia libre y fuesen a buscar nombres como el de Chris Jones o Yannick Ngakoue (Si es que quedan libres) para mejorar su defensa.

Patrick Onwuasor no puede jugar de Mike

Cuando se fue CJ Mosley, todas las miradas apuntaban a la misma dirección: Patrick ‘Peanut’ Onwuasor, que tuvo un excelente final de temporada. Estaba llamado a ser el hombre que lideraría esta defensa y acabaría sustituyendo a CJ Mosley. De hecho, hasta un peso pesado como fue Terrell Suggs le escribió este mensaje tras su marcha a los Arizona Cardinals:

Pero… ¿Qué ha pasado con Peanut? ¿Ha fallado? Es una pregunta difícil de responder. Bajo mi punto de vista lo que ha ocurrido es que, en primer lugar el puesto de Mike le ha quedado bastante grande y en la defensa se han producido serios problemas de comunicación, lo que ha llevado a muchos fallos de cobertura, sobre todo en la secundaria. Y en segundo lugar, Onwuasor no es un linebacker que por sus características pueda jugar de Mike. Donde más daño hace Peanut es entrando en blitz y atacando mucho el juego de carrera como vimos el año pasado y en el último partido frente a Pittsburgh. Porque sí, la defensa mejoró sustancialmente con el cambio de Peanut a Will y la llegada de Bynes para jugar de Mike.

¿Cuál es el otro problema? Que el más afectado por esto es Kenny Young, un jugador con unas características muy parecidas a las de Onwuasor y que tampoco puede jugar de Mike. Por lo que la progresión de este joven jugador puede que se estanque como ya vimos el otro día en Pittsburgh que ni siquiera fue activado para el partido.

La secundaria, un coladero

Y por último y no por ello menos importante, la secundaria. Una unidad que estaba llamada a ser una de las mejores de la liga pero que de repente empezó a sufrir una plaga de lesiones importantes y que ha mermado a la unidad hasta llevarla al punto de convertirla en una de las peores de la liga.

Como dije antes, creo que hay que tener mucho cuidado cuando hablemos de la secundaria de Ravens, ya que bajo mi punto de vista la mayoría de sus problemas vienen propiciados por una falta constante de pass rush, lo que permite al QB rival tener tiempo suficiente para que sus WRs ganen una mínima separación frente a sus defensores.

Pero a lo que iba antes, la lesiones. No es fácil que tu unidad rinda como esperabas si tu CB1 Jimmy Smith se lesiona en el primer partido y no se sabe cuando va a volver. No es fácil que tu unidad rinda como esperabas si tu CB nickel Tavon Young se lesiona toda la temporada. Una posición clave hoy en día en la NFL ya que cada vez vemos más ataques con WR jugando desde el slot. No es fácil que tu unidad rinda como esperabas si uno de tus safeties titulares se partió en el último partido la rodilla y puede que esté hasta incluso dos años de baja. No es fácil que tu unidad rinda como esperabas si uno de los jóvenes que más ilusión hacía, Iman Marshall, se lesiona en pretemporada y puede que no llegue hasta las últimas semanas.

Fuente: sports Net

A pesar de todo eso, en la secundaria hay buenas noticias. Una de ellas se llama Marlon Humphrey. Está rindiendo a un nivel de all-pro y se ha consagrado como el mejor jugador de la defensa. Otra buena noticia es la aparición de Maurice Canady estos últimos partidos, con una actuación más que notable teniendo en cuenta el bajo ritmo de partidos que llevaba este jugador.

Y por último, Earl Thomas. Bajo mi punto de vista se ha llevado demasiados ‘palos’ porque no está luciendo tanto como en Seattle pero hay que tener en cuenta que viene de lesión y se está acostumbrando a un sistema totalmente nuevo. De hecho, según @PFF, Earl Thomas es el jugador con más nota a la hora de defender en cobertura de los Baltimore Ravens.

Casi se me olvida, ahora llega Deshon Elliott, un jugador que es una de mis debilidades y que jugará sustituyendo al lesionado Tony Jefferson. Creo que Elliott va a aportar más rapidez y dinamismo a la secundaria, ya que puede abarcar mucho más campo que TJ debido a sus cualidades atléticas.


Hasta aquí mi punto de vista de qué está fallando en la defensa de los Baltimore Ravens. Sigo defendiendo que el problema es de falta de personal y no de un staff que el año pasado convirtió a esta defensa en algo espectacular.

Así que Eric DeCosta se tendrá que poner las pilas y traer a un gran hombre para la defensa en la próxima offseason.

@Nayonssen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *