La ofensiva después de Gronk

El 2018 empezó convulso. La derrota en la Superbowl LII, la manera en la que New England perdió y con todo el ruido alrededor fue un primer toque de atención para pensar en el cambio y la renovación de la filosofía de ese ataque. Las ausencias de Tom Brady y Gronkowski de los entrenamientos de primavera y que Gronk además hubiera hablado de retiro tan abiertamente hicieron saltar las alarmas. Poco tiempo después se supo que Edelman tendría que cumplir una sanción por uso de sustancias dopantes de cuatro partidos.

El draft y la agencia libre de 2018

Por aquellos tiempos la conversación se centraba en la línea ofensiva y el sustituto de Brady. Incluso este verano saltaba la información que New England habría subido al #2 por Baker Mayfield. En la línea se habían perdido piezas claves como Nate Solder y el reserva LaAdrian Waddle. Pero cuál fue la sorpresa generalizada cuando New England tras si elegir línea con el #23, fruto del traspaso a Rams del WR Brandin Cooks, con su pick #31 elige a un RB, Sony Michel.

 

withthefirstpick.com

New England no elegía un RB tan arriba desde 2006. Laurence Maroney, una pieza clave de aquel equipo de 2007, pero que tuvo una corta carrera en New England. La elección de Sony Michel no era una casualidad. Además se renovaba a Burkhead y se traia a Jeremy Hill en la agencia libre. Junto con James White un cuerpo de RB amplio y con mucha versatilidad.

El juego de New England durante esta temporada a todo el mundo le parecería que habría virado hacia la carrera. Que el juego de carrera seria una pieza clave con la que compensar el riesgo de Gronk, podía estar a un golpe de tener que dejarlo y la edad de su QB. Las estadísticas, sin embargo, son tozudas y nos hablan de números muy parecidos con el 2017. Se ha corrido un 2% mas y la producción ha sido de 4.3 yardas por intento frente a las 4.2 de 2017. Pero si podemos decir que lo que percibimos del ataque de New England de este año es diferente frente al estilo de años anteriores. La carrera es el eje de muchos drives, el pase muy rápido y también el uso de los bloqueos en la línea para ambos asuntos. Gronk bloqueando ha sido un espectáculo este 2018.

 

El año 2019: Se va Gronk

En esta temporada se ha confirmado la marcha de Gronkowski. La mayor amenaza profunda y en la red zone de este equipo los últimos 10 años. El cuerpo de receptores, ya el año pasado limitado por diversos factores, además perdía a una gran parte de sus integrantes. Josh Gordon, Cordarrelle Patterson y Chris Hogan han dejado el equipo por diversos motivos.

La agencia libre no trajo la firma de ningún receptor de renombre. Sin embargo el draft nos dio una sorpresa. Bill Belichick Y Nick Caserio eligieron con el pick #32 de primera ronda un WR. Hecho insólito, nunca en la era Bill Belichick se había elegido un WR en primera ronda. Pero no podemos aislar la elección de N’Keal Harry en primera ronda del resto de nuevos candidatos a hacer el roster en el apartado WR que New England nos ha propuesto para este año:

N’Keal Harry 194cm

Demarius Thomas 191cm

Dontrelle Inman 191cm

Jakoby Meyers 188cm

Maurice Harris 191cm

Damoun Patterson 188cm

Ryan Davis 175cm

Estas son las nuevas incorporaciones el apartado de receptor para este 2019. Nos aparece un claro patrón y es que Patriots está haciéndose con un cuerpo de receptores alto y de gran físico. Además de no poder obviar que la gran mayoría de ellos no solo han sido receptores abiertos al uso si no que han sido usados también desde el slot.

 

Arizona State University

Y este cambio del receptor pequeño y elusivo al de gran tamaño no puede ser casualidad. En cierta manera la lógica te hace ver que se necesita tamaño para compensar la ausencia de Gronk. Se necesita tamaño para mejorar la efectividad en la red zone. Y probablemente el tamaño también es la tendencia al prototipo de receptor que sale de college. De hecho New England emplea su pick de segunda ronda #45 en JoeJuan Williams este año y no porque necesite mas cornerbacks sino porque JoeJuan es un cornerback no prototípico por su tamaño.

Os recomiendo el artículo que The Athletic realizó por este motivo tras la selección de primera ronda de New England y con la gran aportación de Bill Parcells.

https://theathletic.com

¿… y entonces que veremos este 2019?

Estos dos años creo que New England ha puesto las bases de su ofensiva sin Gronk. Y ha intentado cumplir varios objetivos al incorporar piezas a este ataque. La protección de Tom Brady es el primer y más importante elemento. La importancia del juego de carrera y el pase rápido son las claves conjuntamente con la línea de ataque y los bloqueos de los tight end. Todo esto alargara la carrera de Tom Brady mientras llega la oportunidad de encontrar a su heredero.

Otro punto fundamental es la producción por aire. Julian Edelman era, a final del año pasado, la única opción fiable en el juego de pase. Gronkowski quedó más limitado a jugadas clave. A pesar que Dorsett esté de vuelta todo el juego aéreo necesita ser cambiado de arriba abajo.

musketfire.com

Y aquí volvemos a lo hablado en el apartado anterior: físico y versatilidad. Parecen ser la clave de este futuro ataque. La superioridad física ha sido usada constantemente en los ataques de Josh McDaniels. Siempre buscando el desajuste en la cobertura. El lado de la manta más corta. Y pienso seguirá siendo la tónica general. Tantos receptores grandes no pueden significar otra cosa que buscar emparejamientos con clara ventaja física. Nadie tiene tres cornerbacks de las alturas que hemos hablado para poner a la vez contra estos receptores.

Pero además se une que a pesar del tamaño también han jugado en diversas posiciones en el campo. El slot o abiertos. Esto permite los motion y los problemas de asignación antes del snap, los cambios de posición de abiertos a cerrados y en una palabra la versatilidad de la formación de ataque. Una misma alineación puede darte infinitas opciones. Y añadan ustedes esta versatilidad a los running backs capaces de correr y recibir. Aquí también estará la clave de este ataque en el 2019.

Si todas las piezas encajan y no hay grandes lesiones creo que Josh McDaniels tiene la oportunidad este año de hacerse un nombre aun mas grande en la NFL del que ya tiene.

No lo olviden: protección a Brady, pase rápido y versatilidad.

 

Javier Almendros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *