La despedida del Mago de Oz

Un Final y un nuevo inicio

Era el año 1991 y el robusto ex TE de los Cleveland Browns y de Alabama Crimson Tide, acababa de finalizar su carrera, después de una carrera plagada de éxitos, siendo uno de los mejores jugadores en su posición (el mejor para su momento y que lo llevo a ser miembro del Salón de la fama en Canton , con récords para su posición de recepciones, yardas y TD) cuando recibe la llamada de su apreciado Art Modell, dueño de en ese momento los Cleveland Browns antes de la re-ubicación en nuestra querida ciudad del encanto Baltimore, en la cual le ofrece un pequeño puesto como ojeador novato observando jugadores colegiales y donde se crea un amor fantástico entre Ozzie Newsome y el scouting, una labor que siempre pasa por debajo de la mesa, en la que los entrenadores y jugadores del primer equipo se llevan los aplausos por los éxitos, pero en las que a las primeras de perder atizan en contra de los mal pagados e infravalorados scouts de campo, por no haber adquirido la mejor información del colegial “X” que después se volvió héroe del Superbowl siguiente.

Ozzie en sus años de jugador destruyendo a la defensiva de los Chargers, cómo necesitamos a un TE como el hoy en día (Sb Nation).

 

Los años dorados

Avanzamos en este relato hasta 1996, Art Modell cansado de la pésima relación de su diligencia y equipo con los jefes de de Cleveland, decide realizar una decisión odiada por algunos por eliminar a una franquicia en ese momento histórica como los Browns, para llevarla a la “Charm City” de Baltimore y devolver a una franquicia a la ciudad, que se había quedado huérfana por la partida de los Colts hacia Indianápolis en 1984. Es ahí cuando nuestro protagonista, ya como vicepresidente de personal de jugadores en el Draft más importante en la historia de la franquicia da su mayor golpe sobre la mesa y su marca de gurú del draft quedara marcada para siempre; las elecciones en primera ronda  con el pick #4 de Jonathan Ogden, tackle de la universidad UCLA, un jugador como dirían en el medio como pickblue chip” el cual se refiere a los jugadores que serán estrellas de manera casi segura, y en el pick #26 al jugador que cambió la historia de la franquicia y que está inmortalizado en bronce frente a nuestro M&T Bank stadium: Ray Lewis.

Los Picks que mandarían en la carrera de Newsome y por las que cambio para siempre (sportsonearth.com)

Este, a diferencia de Ogden se veía por los conocedores del draft, como pequeño para su posición de linebacker desde sus días en la universidad de Miami y en la cual todos creían que iba una decepción para los Ravens por su incapacidad para realizar tackleos contra jugadores más grandes que él y con mucho mayor peso ( Ya sabemos cómo termino esa historia, nuestro Ray termino como una primera boleta al salón de la fama, con la menor discusión de la historia) y en la cual se vio toda la habilidad de Newsome para valorar no solo las medidas de los jugadores sino su historial completo, su capacidad de tener verdaderos capitanes sobre el campo.

No siendo solo ese su único logro, sino que ya como gerente general en el año 2002  y con un Superbowl en 2001 (siendo la columna vertebral la mejor defensa de la historia armada por el mismo Oz) , comienza la más vasta colección de jugadores estrellas bien sea por el medio de la agencia libre y los picks del draft: Ed Reed desde la universidad de Miami, Haloti Ngata desde Oregon, Terrell “Sizzle” Suggs desde la estatal de Arizona (no, no vino de la ball so hard university aunque siempre lo diga) y así pare de contar de jugadores increíbles que no solo han sido fantásticos sino que se han ganado nuestro cariño eterno: Todd Heap, Anquan Boldin, Derrick Mason, Steve Smith Sr. , Vonta Leach hasta incluso mencionar al venido abajo Joe Flacco (SuperBowl MVP XLVII no lo olviden chicos) desde Delaware en 2008.

Así Ozzie durante todos estos años encumbrados con el Super Bowl XLVII en la cual con un personal que ningún analista daba un duro, el equipo logro una convicción de ganar el campeonato y como underdogs, ganamos el premio más grande.

Su carisma y su capacidad de organizar equipos, elegir bien en el draft, sugerirle a Bisciotti despedir a un histórico como Brian Billick y traer a un joven y hasta su momento desconocido John Harbaugh serán reconocidos por siempre como la habilidad de Oz de realizar siempre la mejor decisión al momento adecuado.

El descenso del olimpo y un final inesperado

Como todas las historias acá también tenemos momentos álgidos acerca de los fallos de Ozzie, tanto en manejo de personal como en selecciones del draft, y las que por muchos años se veían opacadas por la mayor cantidad de aciertos pero que en estos últimos años hemos visto como nuestro amado equipo ha caído de la élite de ser un seguro en los Playoff, donde le batallábamos de tú a tú a nuestro rival del norte (si Pats es contigo, los steelers no merecen ni la mención)  a caer en temporadas 8-8, en perder 11 partidos en otra, y como dice Mike Preston escritor encargado de la sección de los Ravens en BaltimoreSun.com : ….no ser más que un equipo mediocre el cual se ve fácilmente superado por equipos hechos para competir y ganar a rastras contra equipos como Browns o Texans.

Y en esta situación Newsome tiene mucho que ver ya que ha tomado malas decisiones en lo que refiere a tope salarial siendo la peor de todas los 2 contratos multianuales multimillonarios hacia Flacco (si  vuelve nuestro querido QB a este relato) por lo que debíamos desprendernos de jugadores que crecían con nosotros y se iban vía agencia libre (Ricky Wagner, Paul Kruger, Torrey Smith, Corey Graham, Courtney Upshaw , Arthur Jones o incluso el propio Haloti Ngata por mencionar algunos) , debido a que eramos incapaces de poder siquiera igualar los contratos ofrecidos por los otros equipos, todo esto debido al manejo errado de las finanzas del equipo, financiar a un QB que es a lo mejor un top 20 en la liga y así dejar ir a verdaderas figuras que hacían del nuestro un equipo competitivo.

Pero en lo que más en mi perspectiva ha terminado de alejar a Ozzie de antes de seguro puesto en el salón de la fama como gerente es el draft en años recientes.

Ozzie y su magia que tanto alabamos en líneas superiores, ese gurú que elegía y tenía la última palabra ha perdido fineza, y es que desde 2012 hemos elegido BUSTS. Ha traído jugadores sin amor por el juego (Arthur Brown ronda 2 draft 2013), vagos ( Matt Elam ronda #1 draft 2013) , jugadores con problemas de lesiones ( Crockett Gilmore ronda 3 2014) , que no se adaptan al estilo de juego (Timmy Jernigan ronda 2 draft 2014 ) y para mí el peor error de tu carrera de draft de salón de la fama: Breshad Perriman ( ronda 1 draft 2015).

No solo hizo un reach con Breshad ( reach: término utilizado para demostrar cuando se elige mucho antes a un jugador en el draft por pánico, inexperiencia o intentar llenar una vacante importante en el equipo) sino que decidiste con una tan importante selección traer a un jugador con problemas de drops o con claras limitaciones en su árbol de rutas, sino que trajiste a un jugador asustadizo que teme a ir por el balón en el aire, que prefiere una intercepción contraria a poder poner su cuerpo en peligro, o que tiene claramente problemas de lesiones (no jugo su campaña de rookie y ha perdido más de 25 juegos en total por problemas físicos). En esa selección traicionaste tu clásica ley de traer siempre al equipo al BPA (Best Player available: Mejor Jugador disponible) y demostraste lo que más nos teníamos, la perdida de tu puntería con las selecciones.

Breshad Perriman, incapaz de retener un pase, en nuestra derrota contra Titans la temporada pasada (Usa Today)

Yo sé que tú no eres solo el culpable de toda esta situación de nuestro equipo, no, pero eres el encargado de traer a los scouts, de firmar agentes libres, de manejar totalmente la situación con los jugadores, pero a la final se te ha ido de las manos.


Durante varios años has venido cultivando en tu sabiduría, a tu reemplazo Eric DeCosta quizás el candidato a GM más solicitado del mercado, que estoy seguro va a traer nuevos aires de victorias para nuestro equipo. Y sé que como siempre te tendremos a ti Mago de Oz, que volverás a esa labor silenciosa de scouting, poco valorada, a traernos esas perlas escondidas, a utilizar tus conexiones con tu alma mater de Alabama y volver a celebrar un Lombardi con nosotros.

Alzando al que estoy seguro es su mejor amigo, el vince lombardi (Baltimore Beatdown)

Quizás fui muy duro contigo Ozzie, quizás, pero la labor que hiciste con nuestro equipo quedara inmortalizada para siempre, espero algún día como la de tu gran amigo Ray con una estatua frente a nuestro querido hogar, tu hogar, el M&T Bank stadium.

Fernando Valdez (@FernandoV20)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *