La cuadratura del círculo

La cuadratura del círculo es uno de los tres problemas clásicos de la geometría. Con un enunciado sencillo, su resolución se persiguió durante siglos. “Dado un círculo cualquiera, construir, usando únicamente regla y compás, un cuadrado que tenga el mismo área.” Parece fácil ¿no? Cualquiera con un poco de conocimientos de matemáticas podría calcular cuánto debe de medir el lado de ese cuadrado. Pero construirlo… Eso ya es otra historia. De hecho, con las restricción de solo poder usar regla y compás, el problema no tienen solución. Pero esto no se supo hasta el siglo XIX.

Entender la forma de draftear de los Seattle Seahawks se ha convertido en la cuadratura del círculo. Parece sencillo, a priori, saber que es lo que van a hacer. Las necesidades y puntos débiles del equipo son de sobra conocidos, pero al llegar la hora de seleccionar siempre nos dejan desconcertados… en el mejor de los casos. Un año más volvió a ocurrir y el primer día del draft 2019 sirvió para que una amplia parte de los fanáticos de Seahawks nos preguntásemos qué se estaba haciendo.

 

Hoja de ruta

El camino parecía claro y si repasamos el artículo pre-draft que publicamos vemos que no nos hemos desviado tanto de lo que realmente sucedió. Trade down en primera ronda para conseguir más picks y seleccionar un defensive end para suplir la baja de Frank Clark. En 2ª ronda, secundaria y receptor tras los rumores, después confirmados, de la retirada de Doug Baldwin.

 

Las dudas surgen cuando nos acercamos a ver el detalle. Los jugadores que se seleccionaron fueron, según muchos analistas, elegidos muy por encima de su valor. Gastamos picks altos por jugadores que se podían haber encontrado más abajo. Hay que recordar, nunca me canso de repetirlo, que la leyenda de que John Schneider draftea muy bien, no es más que eso, una leyenda.

 

Trade downs

Estaba cantado que por octavo año consecutivo íbamos a bajar en la primera ronda. Pero no por ello el movimiento enfado menos a los fans. Esperaba, yo y muchos otros, que aprovechando que teníamos dos primeras rondas, se fuese un poco más agresivo que otros años y se seleccionara un buen prospect con el pick 21 y se utilizase el 29 de Kansas City para acumular más rondas. Por el contrario, se bajo y bajo y volvió a bajar.

Siempre se dice que el draft es una lotería y nunca se sabe que jugadores van a triunfar y cuáles no. Es cierto, pero el afán de Seattle por añadir hombres, cuantos más mejor, en lugar de nombres es frustrante. De nada vale sumar 11 jugadores mediocres y el talento es más fácil encontrarlo en rondas altas que en bajas. Pues año tras año, Schneider se empeña en jugar a los dados y buscar la forma de resolver la cuadratura del círculo con jugadores de 5ª ronda. ¡No ocurre John! Déjalo ya. Tuviste suerte un par de veces seguidas, pero cuanto antes asumas que fue solo eso, antes podremos empezar a sumar talento de verdad al equipo.


Ataque

Repasare, igual que antes del draft, las diferentes posiciones y como se reforzaron o no.

 

Quarterback

Como era de esperar los únicos movimientos que se hicieron en la posición fueron de UDFA y jugadores invitados al rookie minicamp. De hecho, el movimiento más interesante se está fraguando ahora con la visita y posible contratación de Geno Smith. Seleccionado en la posición 39 del draft 2013 (ojo a la obsesión de Schneider y Carroll con este draft. Uno de los peores de la historia) por New York Jets y que el año pasado fue el reserva de Phillip Rivers en Los Ángeles.

 

Offensive line

Se seleccionó a Phil Haynes, guard de la universidad de Wake Forest en 4ª ronda. Parece que la apuesta por el juego de carrera va a continuar la próxima temporada. Empezará de reserva a la espera de lesiones y de desarrollo que le permita ocupar uno de los puesto de guard titular en 2020.

 

Running back

Travis Homer, Miami. El running back de terceros downs que necesitaba el equipo. Buen bloqueador y capaz de coger pases fuera del backfield. Los días de Prosise en Seattle deberían estar contados.

 

Wide receiver

Los rumores sobre la retirada de Doug Baldwin se intensificaron durante el segundo día del draft por lo que no es de extrañar que se eligieran hasta 3 WR.

    • D.K. Metcalf (Ole Miss): La gran sorpresa y alegría para la parroquia Seahwaker. Cayó hasta el final de segunda ronda por sus problemas corriendo rutas, pero un jugador con su capacidades físicas puede ser de gran ayuda para Russell Wilson. Un big target para la endzone y capaz de ir en profundo donde Wilson es el mejor QB de la liga.
    • Gary Jennings (West Virginia): Otro wide receiver rápido y bueno en rutas verticales. Parece que vamos a aburrirnos de ver rutas go todo el años
    • John Ursua (Hawaii): Cuando ya pensábamos que se había acabado nuestro draft, apareció el jugador de Hawaii tradeado por una 6ª ronda del año que viene. Adquisición para el ser Slot WR.

Estas adquisiciones, más los UDFA, dejan un cuerpo de receptores hipercargado que habrá que aligerar. A los únicos que veo 100% en el roster de 53 es a Lockett y a Metcalf, el resto deberán ganárselo en el campo de entrenamiento.

 

Tight end

Una vez fuera del tablero los dos grandes nombres de este draft, Schneider prefirió no moverse para reforzar la posición. Lo hizo unos días después vía trade con New England. Llegó Jacob Hollister a cambio de una séptima ronda de 2020.

 

Todas las selecciones de ataque siguieron la ruta marcada y preparan un curso 2020 en el que seguiremos apostando por el juego de carrera. Dudas, eso sí, sobre quién podrá asumir el rol de Baldwin. Parece claro, tras lo visto el año pasado, que el puesto de WR1 está bien cubierto, pero el resto de spots para receptores están muy abiertos.

(Dean Rutz / The Seattle Times)

Defensa

En defensa es donde se hicieron las elecciones que más dudas dejan. No por los jugadores seleccionado, sino por las posiciones reforzadas y las implicaciones que puede tener de cara al futuro.

 

Edge rusher

Como parecía escrito desde el traspaso de Frank Clark, la primera selección se utilizó para draftear un defensive end. J. Collier de TCU, es considerado por muchos analistas un reach de proporciones bíblicas. Típico ejemplo de que por más pistas que nos de Carroll es casi imposible acertar qué jugadores van a elegir. En principio, es un jugador que puede jugar tanto por el exterior de la línea como por el interior. Muy en la línea de lo que se hacía con Michael Bennett. Lo cual me hace dudar del crecimiento de Rasheem Green del que el año pasado se decía lo mismo.

 

Defensive tackle

Para el medio de la línea se eligió a Demarcus Christmas de Florida State en 6ª ronda. Un parador de carrera puro y duro, no pasará de ser un jugador de rotación, si es que llega al roster final.

 

Linebacker

La posición mejor cubierta, en cuanto a titulares, del equipo y sin embargo se seleccionaron dos jugadores. Cody Barton, universidad de Utah (3ª ronda) y Ben Burr-Kirven, Universidad de Washington (5ª ronda). Jugadores duros para jugar en el interior. Barton con mejores capacidades de cobertura y Burr-Kiver un gran placador con buen football IQ, pero ¿cuál es el plan?

La no renovación de Wagner tiene que estar descartada. El futuro de KJ Wright (acaba de firmar por dos años) y las dudas sobre la situación legal de Kendricks han podido ser las causas de este movimiento. También se plantean dudas sobre el futuro de Calitro (si Kendricks no entra en prisión se quedará sin sitio. Si entra, igual también) y el de Shaquem Griffin (probablemente lo muevan al exterior para que actúe más de rusher)

 

Cornerback

A pesar de la necesidad no se drafteo a ningún jugador específico de esta posición. Aun así, se espera que Ugochukwu Amadi(Ugo para los amigos), 4ª ronda, juegue en la posición de nickel-CB a pesar de haber jugado, sobre todo, de safety en Oregón, aunque también lo hizo de nickel y de cornerback. Jugador versátil de los que gustan en Seattle.

 

Safety

Además del ya comentado Ugo Amadi, se seleccionó a Marquise Blair procedente de la universidad de Utah en la 2ª ronda. Safety que ha jugado principalmente en la caja en college, pero que también puede jugar de free safety. La selección de dos safeties me hace pensar en que se confía poco en Tedric Thompson y Delano Hill como jugadores de futuro. No me extrañaría ver a McDougald volver a la posición de free safety y ver a Blair jugar en el strong.


Special teams

Muchos de los jugadores seleccionados tienen experiencia en equipos especiales. No es de extrañar viendo los problemas del año pasado tanto en las coberturas de punt y kickoff como en los retornos. Lo normal, en mi opinión, es que Lockett deje de ser el primer retornador del equipo.


Toca entrenar

Ahora es el momento de los coordinadores de posición y, sobre todo, de Pete Carroll de hacer su magia. Y aquí es donde no tengo dudas de que la cuadratura del círculo es posible. El entrenador de Seahawks demuestra año tras año que en lo de desarrollar y motivar jugadores y conseguir que den el 100% tiene pocos rivales en la liga. In Carroll we trust!

 

Go Hawks!!

 

David Terrón Robles (@DTerronRobles)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *