¿La competencia nos hará mejores?

“La competencia te hace mejor, siempre, incluso si el competidor gana”
Carlos Slim

Y si, nuestro rival de división. Los Philadelphia Eagles son los campeones del Super Bowl. ¿Podrán los Washington Redskins competir con ellos? Parece difícil, para un pesimista. Fácil para un optimista. Realizable para un realista. Hay muchas preguntas en esto. Veremos. Competencia.

¿Qué sucedió en la historia reciente? Competencia

Aunque esta sección es de Redskins, hablaremos ahora de los Philadelphia Eagles. En 2015 y 2016 los campeones terminaron la campaña 7-9. En este último año, con una muy buena agencia libre y draft armaron un equipo muy bueno. El staff de coacheo hizo un trabajo excepcional, sobre todo con los QBs. Recordemos que Pederson llega con Chase Daniel, en el equipo ya estaba Sam Bradford. En el draft 2016 tiran la casa por la ventana para ir por Wentz y de pronto parecían encartados con demasiados QBs.

Luego vino la lesión de Teddy Bridgewater en Minnesota y las piezas se acomodaron un poco. Para 2017 los elegidos fueron Wentz, Nick Foles y nuestro QB elegido en 2016 Nate Sudfeld. Lo demás es la historia del 2017. Eagles hizo una campaña de miedo, excelente. Cuando Wentz se lesionó, todo parecía derrumbarse. Nick Foles hizo unos playoffs increíbles, un Super Bowl excepcional y fue nombrado el MVP del partido. Eagles ganó su primer Super Bowl.


¿Y los Redskins?

En 2015 fuimos campeones divisionales y perdimos el primer juego en casa contra los Green Bay Packers. La siguiente campaña el problema mayor fue la defensiva en 3eras oportunidades. Tambien, errores en equipos especiales y un Kirk Cousins que no supo ganar en semana 17. Claro no sólo fue culpa del QB que entrará en el mercado de agencia libre. Al equipo le hacia falta talento, sobre todo del lado defensivo.

En la más reciente campaña se hicieron cambios en staff de coacheo del lado defensivo, se solucionó el asunto en 3ras oportunidades. Muchas, muchisimas lesiones, algunas salidas de talento importante del lado ofensivo. ¿El resultado? Un 7-9 final y una defensiva contra la carrera de pena, la peor de la liga. Las causas principalmente se deben a que el poco talento en la línea defensiva se lesionó. Phill Taylor al principio de la temporada. Jonathan Allen a la mitad, lo mismo que Matt Ioannidis y Anthony Lannier. Los tres principales linebackers centrales lo mismo, Zach Brown, Mason Foster y Will Compton. El Depth chart no soportó lo suficiente y los resultados no llegaron.

Defensive Tackle Phillip Taylor (AP Photo/Alex Brandon)

¿Qué paso con el (lamentable) asunto del QB?

Era 2015 los Redskins estaban con una decisión enfrente. ¿Cuál de los QB seleccionados en el draft 2012 sería el del futuro del equipo? Dan Snyder y Bruce Allen aún confiaban en RGIII. Que no se si es que confiaban en él o no querían aceptar que el tremendo precio que habían pagado por él había sido un error. La decisión fue apostar por Cousins. Lo etiquetaron en 2016 pagándole casi 20 millones, lo volvieron a hacer en 2017 con 24 millones más.

Hace tiempo, hablé que el equipo debía apostar por firmarlo a largo plazo. Sin embrago, la firma de Derek Carr con Raiders y Mathew Stafford con Lions cambió el panorama. En esta offseason explotó la bomba que ellos mismos armaron. La apuesta por sí mismo de Cousins y el mercado de QBs le daban un valor arriba de los 28 millones de dólares anuales. Un precio muy alto para un QB apenas arriba de promedio. Otra opción era poner una tercera etiqueta costando cerca de 35 millones. Esto hubiera sido catastrófico para el limite salarial y no hubiera dado margen de maniobra al equipo.

De pronto los Kansas City Chiefs pusieron en el trade block a Alex Smith. Los Redskins fueron por él y lo intercambiaron por una tercera ronda en 2018 y Kendall Fuller. Triste la salida de Fuller, nacido en Virginia. Con sólo 22 años y un año 2017 extraordinario. Los Chiefs se llevaron a un gran CB, que puede lo mismo jugar por fuera que por dentro. Con grandes instintos, querido por sus compañeros y que sin duda extrañaremos mucho.

Lo bueno del trato es que Smith sólo cuenta 17 millones contra en limite salarial en 2018. Da margen de maniobra en agencia libre. Es un buen QB y dará estabilidad al equipo por 3 o 4 años más, ya que se le extendió el contrato por 4 años más, con detalles por conocer en marzo. Competencia.


Y ahora, ¿qué se necesita hacer?

Desde mi punto de vista el trato por Smith fue lo mejor que se pudo hacer de acuerdo a las circunstancias. A Smith hay que ponerle un equipo competitivo alrededor. Lo mismo que a casi cualquier QB. Los QB elite del Olimpo se cuentan con una mano y sobran dedos. Pase lo que pase el equipo continua con la necesidad de mejorar en varias posiciones. Primero se tendrá que renovar la mayor cantidad de agentes libres que se pueda propios. Siempre lo he dicho, más vale ver primero en casa y luego ver hacia afuera.

Lo que primero hay que ver es la defensiva. Zack Brown, Bashaud Breeland, y Junior Gallette creo que son la prioridad. Del lado ofensivo quizás sólo Spencer Long y Ryan Grant para crear profundidad en roster. En el resto de jugadores quizás sería bueno buscar un WR que vaya opuesto a Josh Doctson y alguien más que mejore el lado defensivo.
Después es hacer un buen draft. Creo que es necesario apuntalar el equipo en base a él. La mejor forma de hacerlo. Hay que buscar mejorar mucho la defensiva. Por eso, los primeros tres picks creo que deben de enfocarse del lado defensivo. Después seguir bucando los mejores jugadores defensivos y que el buen staff de coacheo siga haciendo su trabajo.

Zach Brown a punto de taclear a Carson Wentz (Brad Mills-USA TODAY) Sports

¿Y con el QB?

No creo que sea un buen año para buscar QB en el draft. A pesar de que esta clase parece estar llena de talento. Esto por el contrato de Alex Smith. Creo que el año ideal será el 2019. De esa manera el novato estaría bajo contrato del 2019 al 2022. El contrato del nacido en Bremerton termina en el 2022 y en ese entonces tendrá 38 años. Ese novato bien podrá aprender del QB egresado de Utah por dos o tres años. Siendo el plan que sea starter en 2021, año que quizás Redskins podría salir cómodo del contrato con Smith y él con dos años aprendiendo en el sideline.

 

Ojalá con esta férrea competencia que tenemos en la NFC East logremos ser mejores. Que el equipo siga construyendo y que regresen tiempos de gloria. Los aficionados lo merecen.

Cualquier duda, comentario o sugerencia no duden en contacarme en mi cuenta de twitter @imaisterrena

Deja un comentario