Jaguars, la gran decepción del 2018.

Había quienes pensaban que este año era el de los Jacksonville Jaguars. Muchos los tenían en sus quinielas para llegar a la Super Bowl. Otros daban por sentado que se iban a llevar la división por delante de unos fuertes Titans y Texans. Incluso había gente que estaba convencido que este año iba a ser el año de Blake Bortles…

Pues no. No rotundo. Un “NO” como la copa de un pino.

Como el que te dijo aquella pareja en la adolescencia cuando le propusiste ir “a solas a ese sitio”, como el que te dice el empleado del banco cuando le propones mejorar las condiciones de tu hipoteca o como el que te dijo aquel amigo al que le propusiste el ver juntos un partido de NFL que duraba 3 horas.

Nada de lo mencionado al principio de estas líneas ha sucedido y, aunque quedan algunos partidos de temporada regular, está claro que no va a suceder. Así pues desde mi humilde conocimiento y opinión voy a tratar de expresar algunas de las causas que han llevado a los Jags a ser la gran decepción de la NFL este año.

(Por cierto, antes de que se me olvide, yo era una de las personas que pensaba todo eso y más. Sí, maldito hype de pretemporada.)

Lesiones

Leonard Fournette, Brandon Linder, Marquise Lee, Austin Seferian-Jenkins, A. J. Bouye, Corey Grant, Jaydon Mickens, Donald Payne, Cam Robinson, Josh Wells, Niles Paul,… y la lista sigue y sigue. Estos son algunos de los jugadores que han sufrido lesiones en lo que llevamos de temporada. Algunos perdiéndose unos cuantos partidos importantes y otros en IR y perdiéndose la temporada completa.

Las lesiones son parte de este juego y nunca deben servir de excusa para tapar otras carencias pero es cierto que este año parece que tengamos una maldición dentro del vestuario.

 

QB

Sí, tengo que nombrar a Bortles en este artículo. Cierto que en el pasado encuentro frente a Indianapolis Colts fue de lo mejor del equipo. Pero está claro que no es un QB para ocupar la primera posición en un vestuario de la NFL. Yo mismo he depositado confianza en sus manos durante algún tiempo, pero ya se le ha acabado el crédito.

Se le ha tenido que sentar ya este año y sacar a Kessler, se ha fichado a Landry Jones aunque no sé para qué,…

Blake Bortles & Cody Kessler / Clutchpoints.com

Kaepernick, R. G. III o Derek Carr son algunos de los numerosos nombres que han sonado para ocupar su puesto, pero nosotros seguimos con el amigo Blake.

La situación es la que es, la culpa no la tiene él. La culpa la tiene quien lo ha mantenido ahí, quien ha apostado por él y no ha mirado al mercado cuando se ofrecían grandes posibilidades. Ahora toca apechugar.

 

Defensa

Prácticamente la misma defensa del pasado año y qué diferencia. Se puede decir que el ataque no les ha ayudado nada hasta llegar a esta situación ya que han tenido que estar muchos minutos en el campo con mucha presión. Pero esto no les excusa, para muestra el último partido contra Colts, donde fue la defensa quien echó por tierra todas las opciones contando con un trabajo aceptable en el ataque.

Sacksonville parece ya un destello del pasado, un bonito recuerdo. La secundaria viene siendo un coladero durante toda la temporada. Todd Wash no da con la tecla y así nos luce el pelo.

Fichajes

Las múltiples lesiones comentadas anteriormente han llevado a nuestro GM Caldwell a buscar recambios a la desesperada como Carlos Hyde, Landry Jones, Blake Bell, Ereck Flowers o Jamaal Charles. A mí personalmente no me han aportado absolutamente nada. Y si no vienen a aportar, la justificación de su firma difícilmente la encuentro. Aún más teniendo en cuenta que había cap suficiente. El roster inicial de 53 era muy bueno y estos nombres venían para tapar agujeros. Agujeros que no se han tapado.

 

Estado anímico

Jalen Ramsey con el “trash talk” a todo lo que se mueve, fuertes discusiones dentro del vestuario tras las derrotas, rumores de mala relación entre algunos jugadores y el staff, peleas en restaurantes londinenses antes de jugar un importante partido y, sobre todo, la creencia de pretemporada desde dentro del vestuario de que se iba a llegar a la Super Bowl y darse de bruces contra la realidad.

Jalen Ramsey / businessinsider.com

Ingredientes para conseguir la receta perfecta de mentalidad perdedora con un toque de nula ambición.

 

Staff

Todd Wash no ha conseguido lo que se espera de esa defensa. Hackett ha conseguido poco con el ataque. Marrone comandando a ambos nos tiene últimos de la AFC South.

David Caldwell con la gestión del caso Bortles en los últimos 2 años o con la gestión lesión-fichaje poco alentadora. “Entre todos la mataron y ella sola se murió”.

 

En definitiva, los Jaguars, prácticamente antes del Bye, en su primera mitad de temporada, perdieron todas las opciones a llegar a playoffs. Ahora queda la duda entre conseguir una temporada sin pena ni gloria o marcarnos un 3 – 13 “like old Jaguars”.

Yo propongo una cosa que llevar a cabo en Duval: renovación. Renovación pero con sentido. Tenemos bastantes jugadores jóvenes de gran nivel que deben seguir desarrollándose, aún tenemos una potente defensa (al menos en nombre) aunque seguirán cayéndose algunos en cuanto acabe la temporada como Dante Fowler Jr., tenemos buen cuerpo de running backs con Fournette al mando,…

Ahora bien, como hay Dios que necesitamos un QB (no Caldwell, no nos sirve Landry Jones). Además, Tom Coghlin, todos mis respetos hacia ti y tu historia en la NFL, pero tienes 72 años ya, creo que va siendo hora de dar un paso atrás.

 

Duval Till We Die

 

Myles Jack wasn’t down.

 

Loren_Jaguars

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *