Hunter Henry, el karma y el abuelo

Decía siempre mi abuelo que si las cosas podían ir mal, irían y si podían ir peor , pues empeorarían. Yo creía que era falso ya que a la gente le pasan cosas buenas. Él me comentaba que efectivamente tenía razón pero nunca terminaban de ir del todo bien. Todo día soleado termina por apagarse y todo cielo azul termina por nublarse. Todo esto tiene una simple justificación. El Universo tiende al desorden y el caos. Si encima le echas leña a este fuego, te queda una hoguera de dimensiones inmensas. Y así estamos…

Cuando compras todos los boletos…

Al final te toca. Vaya si te toca. Sillonbowl y Willy se inclinaron por la teoría del cementerio de indios. Con el fin de evitarla, Los Spanos decidieron mudarse a Los Ángeles para evitar el maleficio. Pero que va. Hace un para de semanas caía lesionado el TE Hunter Henry. Mi reacción fue la siguiente: “Bueno lo de siempre”. Cualquier fan de Chargers está curado de espanto porque si algo le puede ir mal a los Chargers, le irá y si puede empeorar, empeorará.

(Around The NFL)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llámalo karma…

O justicia divina o poética. Llámalo como quieras pero así ha sucedido. Recordemos los preámbulos de esta lesión que le hará perderse toda la temporada.

Todo el drama comenzó cuando se anunció que los Chargers no renovarían al mítico Antonio Gates. Sí, es verdad, Gates no es el de antaño pero personalmente hay jugadores que se han ganado el derecho a decidir cuando dejarlo. No creo que Gates pidiera un dinero excesivamente alto. Telesco y compañía debieron intentarlo de mejor forma. Si a esto le añadimos el traslado del equipo a LA… Ya tenemos nuestra hoguera perfecta. Semanas antes de su lesión, salía un artículo sobre Henry. En él se hablaba que ahora sin Gates era su momento. Era su año. Jamás se debe tentar a la suerte Chargers. NUNCA. Y menos nosotros. Parece que no aprendéis…

¿Y ahora qué?

La pérdida de Hunter Henry supone que no podremos ver al mejor TE joven de la liga y seguramente uno de los diez mejores en la NFL. Supone perderse a ese chico que en dos años en la NFL, sólo un target hacia él no terminó en recepción. Ese mismo muchacho que en su etapa colegial no tuvo ningún drop. Es irremplazable. Sólo podría ser sustituido por Gronkowski. Pero. ¿a que precio? Personalmente no creo que nos haga campeón. Además estaríamos pagando por un año del monstruo. Yo no rompería este núcleo porque creo firmemente que puede darnos un anillo. Partiendo de esta base, ¿que hacemos?

Es el turno de Mike Williams. Es el momento de dar un paso al frente y decir aquí estoy. Por lo que podemos saber se ha reincorporado a los entrenamientos y parece estar en plena forma. Si no se lesiona, es un monstruo. Al lado de KA13, Tyrell y compañía, forman un grupo de receptores muy polivalente y con gran talento.

Paradójicamente, los Chargers han estado hablando con Antonio Gates. Si es que la cabra siempre tira al monte. Gates es un señor y estará encantado de volver pero no está para 16 partidos al 100%. Me encantaría tenerlo de vuelta pero no es un parche eficiente a mi modo de ver.

Si miramos al draft, Dylan Cantrell puede ser una opción. El WR de Texas Tech es conocido por su habilidad para bloquear. Aún así veo complicado la adaptación. No es para nada similar bloquear a CB en College que a DE en la NFL. Eso sí, podría ser usado en jugadas de pase.

Moneyball

Yo sinceramente que al final se seguirá el principio usado en MoneyBall. Se sustituye la aportación de uno por la de otros  jugadores. Ekeler y Gordon sabemos que tienen buenas manos. Del cuerpo de receptores ya hemos hablado y sabemos de que son capaces.  Sean Culkin y la firma de Virgil parece que reforzarán el ámbito bloqueador del TE y con Cantrell o Austin Roberts cumpliendo la faceta aérea, se puede conseguir un buen parche para Henry.

La preseason dictará sentencia sobre este asunto. Con la duda de la vuelta de Gates, sólo queda tirar hacia delante e intentar no volver a molestar a los dioses, la fortuna o el karma.

Charger de cuna

En aquellas tarde de discusión con mi abuelo, me quedó una cosa muy clara. Mi abuelo debía de ser de los Chargers. Ese sufrimiento continúo, esa visión negativa incluso en las buenas, esa desconfianza de que en cualquier momento giran las tornas… Sí, aquellos consejos de nunca te distraigas ni pienses que está todo hecho debían ser por eso. Como dijo Aitor , “está en nuestro ADN”. Para entenderlo hay que mamarlo y algunos lo mamamos desde la cuna.

Deseamos una pronta recuperación a Hunter Henry y que el año que viene lo parta como el sabe. A la familia Bolt, confianza total en el equipo, sigo 100% convencido que esta generación y este grupo nos dará eso que tanto buscamos. Y cuándo lo logremos, cuando el Lombardi sea alzado, todo por lo que pasamos no será más que una anécdota, una bonita historia de superación que podremos contar a nuestros hijos y nietos. Porque mi abuelo también decía que con trabajo y esfuerzo las cosas llegan. Tarde o temprano pero llegan. #Boltup

@ChargersEsp

Diego Luaces (@diego_luaces21)

 

 

Deja un comentario