Ganadores y perdedores de la primera noche del draft

No voy a ponerme a explicar ahora mismo que es el Draft de la NFL y como se organiza, pero si estás leyendo este artículo tienes que saber que para mí, la noche del draft es una de las más especiales del año. Y lo es porque más allá del ámbito deportivo, esta noche reúne una serie de emociones que son difíciles de encontrar en otro tipo de evento.

Alegría, tristeza, enfado e incluso vergüenza es lo que sienten los aficionados de las distintas franquicias de la NFL a medida que va pasando la noche. Meses y meses esperando este día, viendo a jugadores que te gustaría ver en tu equipo para que de pronto, cuando el general manager tiene la oportunidad de hacer lo que tanto has esperado y deseado, no lo haga. Eso es el draft de la NFL señores. También es muy de draft de la NFL estar despierto toda la noche esperando al pick de tu equipo y que de repente decidan hacer un trade down y quedarse fuera de primera ronda, que es lo que pasó ayer con los aficionados de Los Ángeles Rams.


Hoy, una vez pasada la resaca de la primera ronda del draft de la NFL 2019, os traigo desde mi humilde punto de vista los equipos que resultaron ganadores y perdedores en la pasada noche del draft.

Ganadores

Buffalo Bills

Para mí, uno de los equipos que mejor favorecidos salen de la noche de ayer. Antes del draft, comentaba con mis compañeros de Spanish Bowl radio que no descartaba que los de Buffalo subiesen al pick 5 a por Ed Oliver. Oliver es el segundo mejor DT de la clase y para mi era el tercer mejor jugador de este draft. Además, el DT de la universidad de Houston podría ayudar a mejorar una de las carencias más claras en el juego de los Bills, la defensa contra la carrera.

Pasaban los picks y nadie parecía querer escoger a Ed Oliver. Lo más probable era que Tampa Bay se lanzase a por él, pero finalmente decidieron ir a por Devin White, LB de LSU. Los Giants cometían una locura y seleccionaban a Daniel Jones en el 6 y los Jaguars y Lions no parecían grandes fits para Ed Oliver. Así que, sin comerlo ni beberlo, Brandon Beane, general manager de los Bills, se encontraba un regalo que no podía dejar pasar.

Auguro un gran futuro a Ed Oliver en la franquicia del Estado de Nueva York. Muy buena selección.

 

Fuente: AP Pro2

San Francisco 49ers

San Francisco 49ers, otro de los grandes beneficiados de la noche. No es muy difícil serlo teniendo en cuenta que tenían la segunda selección global de la noche pero que te caiga Nick Bosa es digno de celebrar. Durante meses, exactamente desde que los Arizona Cardinals ficharon a Kliff Kingsbury de entrenador y empezaron a sonar los rumores de que quería a Kyler Murray con el pick 1, los aficionados del equipo de California no paraban de hacer plegarias para que finalmente los Cardinals hiciesen la locura de seleccionar a Murray en el 1.

Y así fue, los Cardinals dejaron pasar a Nick Bosa, un talento innato y que tiene un futuro de estrella en la NFL para dejárselo en bandeja a sus rivales divisionales, los San Francisco 49ers.

¿Os imagináis cómo le dolerán al general manager de Cardinals los sacks que Bosa le haga a Kyler Murray en el futuro? Pues eso, los Niners se llevan un gran talento para una defensa que empieza a lucir muy interesante de cara al año que viene. Era exactamente el tipo de jugador que necesitaban los aficionados mineros para volver a sonreír, y sobre todo volver a creer en su equipo.

Carolina Panthers

Y aquí he dudado mucho. Porque hay varios equipos que se merecían entrar en este top 3 de ganadores del draft. Por ejemplo los Jaguars, pero no quería hablar sólo de equipos que tuviesen selecciones en el top 10 del draft. Otro de los equipos que han tenido un buen draft han sido los Atlanta Falcons, que creo que han seleccionado lo que debían y se llevan a dos jugadores muy competentes para terminar de cimentar esa línea ofensiva que proteja a Matt Ryan.

Voy al grano, los Panthers. Los de Ron Rivera estaban necesitados de un pass rusher que les trajese de nuevo las buenas memorias que dejó Julius Peppers en su etapa en la franquicia de Carolina del Norte. Y de repente, por cosas mágicas del draft (O más bien por ineptitud de otros general managers) se encontraron en una situación que no se esperaban. Podían elegir entre dos de los mejores rushers de este draft, Brian Burns de Florida State o Montez Sweat de Missisippi State. Finalmente los Panthers se decantaron por Brian Burns, y bajo mi punto de vista acertaron. Se llevan a un jugador descomunal que puede aportar a esa defensa desde el minuto uno y dejan de lado a Montez Sweat con sus supuestos problemas cardíacos.

Fuente: ESPN

Perdedores

New York Giants

Ahora llegamos a la parte que más me gusta, la parte donde puedo machacar, donde puedo despojar prácticamente los cadáveres de unos aficionados casi moribundos tras una noche nefasta del draft para ellos.

Empezamos hablando de los Giants de Dave Gettleman, un hombre un tanto peculiar y que decidió alegrarnos la noche a unos cuantos (Y amargarsela a otros) cuando de repente con el pick 6 escoge a Daniel Jones, QB de Duke. Pongámonos en situación. Está claro que los Giants necesitan buscar un relevo para Eli Manning, un jugador joven al que desarrollar poco a poco bajo la sombra del pequeño de los Manning. Algo así como lo que hicieron en Green Bay con Aaron Rodgers y Brett Favre.

Pero ahora bien. ¿Daniel Jones en el 6, en serio? ¿Teniendo dos primeras rondas? Se le fue la cabeza completamente a Gettleman cuando realizó este movimiento. Y se le fue por dos cosas. La primera de todas es que los Cardinals habían bajado considerablemente el precio de Josh Rosen al draftear a Kyler Murray. Nadie les va a ofrecer lo mismo que antes del draft porque ahora todas las franquicias saben que se quieren quitar ‘ese (bendito) marrón’ de encima. ¿No era más fácil haber intentado tradear por el bueno de Rosen? Y la segunda cuestión es, ¿No te habría llegado Daniel Jones a tu pick 17? ¿O incluso subir a por él en 30 como hiciste con Deandre Baker?

En fin, totalmente indefendible este pick y más aún si tenemos en cuenta que dejas pasar a dos joyas como son Ed Oliver y Josh Allen. Mal Gettleman, muy mal.

Fuente: Slate

Houston Texans

Ayer por la noche leía un tweet de @Sillonbowl que creo que expresaba a la perfección lo que ha ocurrido con el equipo Texas. ‘Houston, tenemos un problema.’ Algo así debió pensar el general manager de la franquicia cuando de repente, los Philadelphia Eagles subían al pick 22 de los Baltimore Ravens y le robaban en la cara el que, en teoría, iba a ser el pick de los Houston Texans.

Los Eagles se llevaron al OT Andre Lillard, un jugador que hubiese sido un plus para una línea de ataque que tiene que mejorar sí o sí para que DeShaun Watson siga con vida. El caso es que, los Houston Texans tenían bastantes alternativas para paliar esa jugarreta que los de Philadelphia les hicieron. Cody Ford, Kaleb McGary o incluso el propio Jawaan Taylor que ha caído por supuestos problemas en la rodilla mejorarían a Tytus Howard, un jugador que estaba proyectado para segunda ronda baja o incluso tercera ronda.

Me temo que en Houston tomaron una solución de urgencia al ver que se quedaron sin su pick favorito justo antes de su turno y que fueron de perdidos al río. Y así, en el draft, no.

Sin duda alguna uno de los grandes reach de la noche de ayer.

Seattle Seahawks

Y por último, para finalizar, los Seattle Seahawks. Un equipo que últimamente nos está sorprendiendo negativamente con los drafts que está haciendo. Al menos en primera ronda. Estaban en un escenario ideal con dos primeras rondas tras el traspaso del edge rusher Frank Clark. Hicieron trade down de su pick 21 y se encontraron con el pick 29 y 30.

Una buena situación para seleccionar a jugadores que estaban proyectados más altos pero que inexplicablemente habían caído. Decidieron pasar de Montez Sweat en el pick 21, el que hubiese sido un perfecto relevo para Frank Clark en el esquema de su defensa, decidieron pasar de DK Metcalf o Nkeal Harry entre otros para ayudar a Russell Wilson y también decidieron traspasar el pick 30 a los New York Giants.

Pero lo peor de todo no era eso, lo peor es que, con el pick 29 los Seattle Seahawks seleccionaban al edge rusher L.J Collier, de TCU, proyectado en 3a ronda. Lo peor de todo es que encima, Collier era el peor de los dos edge rusher de TCU. El otro Ben Banogu, posiblemente tenga que esperar hasta tercera ronda para salir drafteado.

Sin duda alguna no fue el mejor día para ser aficionado Seahawk, sobre todo teniendo en cuenta la posición de la cual partían y donde acabaron finalmente. Pete Carroll, no toques más el piano antes del draft por favor.

Os comparto el resumen de la primera ronda para los que no la pudisteis ver:

 

@Nayonssen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *