Esta NO es la semana 3

¡Y estamos en playoffs! Después de una temporada muy divertida e ilusionante para los fans de los Seattle Seahawks llega el momento de la verdad. Ya no importan las previsiones cataclísmicas de principio de año, las derrotas apuradas o la reinvención del equipo. Ahora solo vale ganar, ganar, ganar y ganar. Cuatro victorias y levantaremos el Lombardi Trophy. Una derrota y se acabó la temporada.

Para comenzar este camino, los Seahawks repetirán enfrentamiento contra los Dallas Cowboys. Este partido se disputó en la semana 3 y supuso la primera victoria (24-13) de la temporada para los chicos de Pete Carroll. Este partido es el mismo, pero es completamente distinto.

AT&T Stadium

El partido de este sábado (madrugada del domingo en España) se disputa en Dallas, donde el equipo local tiene un récord de 7-1. Por su parte, los Seahawks tienen record 4-4 lejos del CenturyLink Field. El factor campo siempre es importante en la NFL y más si son los Seahawks los que cuentan con él. Por tanto, jugar en el AT&T Stadium es un hándicap a tener en cuenta.


Ataque terrestre

El partido “de ida” fue el primero del resurgir del Seattle. Es decir, fue el primero en el que el ataque se basó en el juego de carrera (113 yardas totales). Aunque las pobres 2.9 yardas por intento que se consiguieron no con muy alentadoras, fue un buen comienzo. De los siguientes 13 partidos, en 12 se han superado las 150 yardas por tierra. De llegar a esa marca, la victoria estaría más cerca ya que en 5 de las 6 ocasiones que Dallas ha encajado más de 100 yardas ha perdido el partido.


Juego aéreo

En la semana 3 no contamos con la presencia de Doug Baldwin. La mayoría de targets se los repartieron entre Tyler Lockett y Brandon Marshall, 6 cada uno. La presencia de Baldwin una vez recuperado de sus lesiones se antoja importantísima. Ha conseguido 230 yardas en 13 recepciones y 3 touchdowns en los últimos 3 partidos. Otro jugador importante que no jugó el anterior encuentro es Ed Dickson que, a su juego en la línea de ataque, suma su capacidad para recibir.

Pero la principal novedad del juego aéreo está en el campo de los Cowboys. En la semana de bye adquirieron al receptor Amari Cooper a cambio de una primera ronda del próximo draft. Desde ese momento se ha convertido, con mucha diferencia, en el receptor primario del equipo, consiguiendo 725 yardas y 6 touchdowns en 9 partidos.


Defensas

La mayor novedad de la defensa de Dallas con respecto a la semana 3, es la presencia del LB Vander Esch (segundo jugador con más solo tackles de la liga) que no jugó ni el 50% de los snaps de su equipo en aquella ocasión. Su presencia ha mejorado la defensa contra la carrera para convertirla en la 4ª en yardas por intento.

La defensa de Seattle si que ha sufrido algunos cambios más serios con respecto al anterior partido. La baja más importante es la de Earl Thomas, que en aquella ocasión consiguió 2 intercepciones y 7 tackels. Además, tampoco estará Mychael Kendricks que realizó 6 tackles y 1 sack.


Máxima igualdad

Estos son solo algunos de los aspectos que hacen que este partido no se pueda comparar con el disputado en noviembre. La victoria se construyó sobre el juego de carrera y el oportunismo en defensa (dos intercepciones y un fumble recuperado). Esto último es difícilmente duplicable, así que tocará luchar hasta el último snap.

Preveo un partido tenso y al borde del infarto en muchos tramos, pero estoy convencido de que podemos sacarlo adelante si, como hasta ahora, no cometemos perdidas en ataque. ¡Espero veros a todos animando!

Go Hawks!!

David Terrón Robles (@DTerronRobles)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *