España, una exportadora de talento al resto de Europa

España tiene una gran tradición deportiva. El deportista español tiene una serie de características que hacen de él un escaparate para el resto del mundo. Es habitual ver como en muchos deportes, como fútbol, baloncesto, balonmano, etc. los equipos extranjeros recurren al fichaje de deportistas españoles para aumentar la calidad y competitividad de sus plantillas. Poco a poco, esta tendencia está empezando a repetirse en el mundo del fútbol americano. Muchos jugadores españoles están emigrando a otros países de Europa con ligas más potentes en busca de un sueño. Un sueño, (el de jugar al fútbol al otro lado del charco) que gracias a los casos, entre otros, del español JJ Arcega y del alemán Moritz Böhringer no lo ven tan lejos.

Alemania, Francia, Finlandia… son algunos de los destinos preferidos por nuestros chicos a la hora de irse a jugar expresamente al fútbol americano a otro país. Hoy tenemos la suerte de recibir a tres jugadores españoles que han vivido esta experiencia. Jordi Brugnani, DB de Badalona Dracs y que estuvo tres años con los Lübeck Cougars  German Football League 2 (GFL2) antes de dar el salto a los Cologne Crocodiles, de la GFL1, la mejor competición europea. Precisamente en la GFL también está Javier Barrena, WR formado en Osos de Rivas y que ahora mismo tiene la suerte de estar jugando para el mejor equipo de Europa, los Schwäbisch Hall Unicorns, que se convirtió en el primer equipo europeo en mandar a un jugador de su roster al draft de la NFL. Y por último tenemos a Carlos Carrasco, OL/DL de Black Demons y que ahora mismo está en Finlandia jugando para los Waasa Royals.


¿Qué les llevó a jugar al football fuera de España?

Los tres coinciden claramente en una cosa: Vivir nuevas experiencias y aprender más del deporte que tanto les ha dado. «El fútbol Americano es una gran excusa para vivir buenas experiencias. Evidentemente la idea de jugar en ligas Europeas competitivas y tener una experiencia semiprofesional siempre es atractiva.», replica Carlos Carrasco. Para Javier Barrena, además de la experiencia de vivir sólo en un país extranjero también la posibilidad de aprender un nuevo idioma jugaba un papel muy importante: » La experiencia de vivir fuera, independizarme, aprender un nuevo idioma y sobre todo, hacer aquello que más me gusta al más alto nivel del continente. » Algo parecido a lo que opina Jordi Brugnani: «Crecer y aprender sobre el football al mas alto nivel en Europa, diferente cultura y pais.»


¿Cuántos años llevaban jugando al football antes de dar el salto a otras ligas europeas?

En este apartado, destacan la experiencia de Carlos Carrasco (21) y Jordi Brugnani (27) a pesar de su corta edad. Carlos lleva practicando este deporte incluso desde antes de que pudiese jugar partidos debido a su edad. «Empecé a entrenar en 2008, no podía jugar por que era muy joven aunque al año siguiente ya pude jugar. Si cuentas ese año de entrenamientos llevo jugando 11 años al Fútbol Americano en España.» Jordi, sin embargo, empezó en categorías de Flag Football (Sin contacto): «Antes de irme llevaba, contando desde que empecé con flag football, unos 15 o 16 años jugando.» Curiosamente, el caso de Javier Barrena no tiene nada que ver con el de los otros dos invitados. Javier reconoce haber tenido varios altibajos a lo largo de su carrera, algo que no pareció suponer un handicap a la hora de dar el salto a la mejor liga europea. «He tenido bastantes altibajos durante ‘mi carrera deportiva’, no pudiendo jugar 2 temporadas debido a lesiones y asuntos familiares. Pero, temporadas completas, 4.»


¿Qué pueden aportar los jugadores españoles a estas ligas?

Los tres vuelven a coincidir en una cosa: El deportista español es diferente al resto de europeos. Aportan una serie de características que es muy difícil de encontrar en otras personas debido, principalmente, a nuestra cultura. También coinciden en que el talento del jugador español es mucho mayor de lo que realmente piensa la gente. Para Jordi Brugnani la diferencia física no supone un problema ya que los jugadores españoles «Pueden aportar el nervio, sabemos que no somos los mas grandes en tamaño pero aun y así podemos jugar al mismo nivel.» Carlos Carrasco está en la misma página que Brugnani y opina que: «en España tenemos mucho talento deportivo y el Fútbol Americano no es ninguna excepción. Creo que los jugadores de Fútbol Americano que exporta la liga Española no solo no defraudan sino que impresionan y aportan en cualquier liga Europea.» 

Javier Barrena vuelve a reincidir en lo que ha influido la cultura española a la hora de aportar algo diferente al equipo «Talento, muchísimo talento. Creo que contamos con unos atletas excelentes, que, por desgracia, no han podido explotar su máximo potencial en España. También, nuestra cultura, somos muy diferentes respecto al resto de europeos, y, por experiencia personal, sé que podemos aportar mucho dinamismo al ritmo habitual de un equipo


Principales diferencias entre las ligas europeas y la española

Esta pregunta no sorprende a nadie. Hay un factor determinante que impide que la liga española no esté a la altura de las grandes ligas europeas, el presupuesto. Para Javier Barrena, además del presupuesto, hay otros factores que también influyen: «Principalmente, el poder humano con el que cuentan los equipos. Tanto staff, voluntarios, trabajadores anexos al equipo, colaboradores de todo tipo etc. En segundo lugar, la cantidad de personas que conforman el club. Los roster de los primeros equipos son enormes, y, por suerte, en Unicorns contamos con centenares de niños de las categorías inferiores que asegurarán un futuro brillante para el club. También, la dedicación de los jugadores. A pesar de que muchos de ellos no reciben un solo céntimo por jugar, casi el 100% están absolutamente comprometidos con el juego, luego muchos entrenan por su cuenta tanto en gimnasio como campo, fisioterapia y demás.»

Jordi Brugnani en un partido con los Cougars (Cologne Crocodiles/Web)

Carlos Carrasco también ve más factores más allá del presupuesto: «La mayor diferencia que se me ocurre es la cantidad de dinero que manejan los equipos y la liga en Finlandia. En comparación a la Española, estamos a años luz de estas cifras. Esto hace posible que los equipos traigan una serie de fichajes que evidentemente mejoran el nivel de la liga y de los equipos. Otra gran diferencia que veo con España es la repercusión que tiene la liga en medios de comunicación y televisión. Los partidos son televisados a nivel nacional y tienen bastantes seguidores. Aquí no les tiembla el pulso a los equipos por cobrar una entrada a un partido de la liga de Arce a 12€. Bien es verdad que el espectador recibe el espectáculo por el que paga, aquí da gusto jugar. Se pueden celebrar los touchdowns, grandes jugadas, intercepciones… sin miedo a recibir 15 yardas de castigo (todo dentro de los límites del respeto, por supuesto).»

«El dinero que tienen los equipos. Los jugadores se involucran más en prepararse a si mismos. Los imports que traen los equipos. Los fans y el show cuando hay un partido. Esa es la diferencia que poco a poco se esta consiguiendo con algunos equipos en España pero aún falta dinero para llegar a ese nivel. Hasta que el football en España no se tome más en enserio, costará crecer en conjunto a un mejor nivel.» opina tajante Jordi Brugnani.


¿Cuáles son las mayores dificultades a las que se enfrenta un jugador español cuando decide irse a jugar fuera?

La mayoría de los jugadores opinan igual, la diferencia cultural entre España y el resto de países Europeos. Carlos Carrasco se define como un tipo muy familiar, y una de las cosas que peor lleva es no tener a su familia en la grada cuando juega partidos: «En mi caso en concreto, soy un tío muy familiar y la verdad es que se hace complicado hacer una gran jugada y no tener a tus seres queridos en la grada para celebrarlo o apoyarte, aunque he de decir que desde que he llegado a Vaasa todo el mundo ha sido muy agradable y me han hecho sentir como en casa.» 

Carlos Carrasco en un partido con los Wasa Royals (Vía Wasa Royals)

Jordi, achaca la mayor dificultad al cambio de idioma y de clima: «La mayor dificultad fue el acostumbrarme al tiempo que hacia. Frío y lluvia, cambiaba de repente el tiempo. Tener poco verano. Al principio el idioma también influyó pero si te interesas un poco no supone un problema adaptarte y aprender un poco.»

Para Javier, sin embargo, la mayoría de las dificultades las ha encontrado en el ámbito deportivo, y es que, no es nada fácil irte a jugar al mejor equipo de Europa.  «Crearme un nombre en el equipo. De hecho aún sigo luchando por conseguir el puesto de titular, puesto que compito contra jugadores ex NFL, División 1 o nacionales con muchísimo talento que llevan toda la vida jugando para el club.» apunta Javier Barrena.


Y por último, ¿Podrán los equipos españoles competir algún día de tú a tú al resto de equipos europeos?

Carlos lo tiene claro. El talento está ahí, pero la falta de medios y de subvenciones es un gran handicap a la hora de competir con el resto de equipos europeos: «Creo que nos queda mucho por recorrer pero no podemos recorrerlo solos. En España hay talento de sobra para poder competir con cualquier equipo de Europa bajo mi punto de vista, pero no vamos a poder competir con los medios que tenemos.»

Jordi Brugnani se muestra confiado y cree que esta nueva tendencia de jugadores que se están yendo a jugar fuera ayudará en un futuro a la liga española: «Creo que ahora que más jugadores españoles van saliendo de España a jugar en algún momento volverán para jugar en España y el nivel subirá. Igualmente ahora muchos jugadores se toman más en serio el fútbol americano, entrenando y preparándose mejor. Así que sí, si que creo que más equipos llegaran a ese nivel en algún momento. Estamos casi, pero nos falta un escalón.»

Javier Barrena le da otro enfoque al tema, y cree que otra política con los imports haría subir el nivel de la liga española: «Desde luego, pero sólo si nos ponemos manos a la obra desde ya. Toda la GFL aplastaría a los equipos españoles, excepto quizá Dracs. Y ciertamente, aún estamos a años luz de competir contra los equipos grandes de Alemania. Primeramente, por el staff/coaches que ofrecen una calidad de enseñanza altísima, y los entrenamientos se aprovechan al límite, segundo, por la cantidad de imports que la GFL permite tener en roster. Al obtener la dualidad de pasaporte, hay algunos equipos cargados hasta los topes de jugadores con experiencia College.»


En primer lugar me gustaría agradecer a Javier, Carlos y Jordi el tiempo y las ganas mostradas en esta entrevista. También me gustaría desearles el mayor de los éxitos deportivos en su carrera. Espero que gracias a este artículo hayáis podido ver desde otra perspectiva lo que supone para un jugador español irse a jugar a otro país de Europa, algo que cada vez se está convirtiendo en algo más común ya que, al igual que Javier, Carlos y Jordi, hay bastantes jugadores españoles dando el callo en estas ligas.

Nacho Pinilla (@Nayonssen)

Un comentario sobre “España, una exportadora de talento al resto de Europa

  1. Para vuestra informacion hay otros 6 jugadores españoles jugando la maxima liga europea GFL, si os haceis llamar periodistas deberíais informaros un poco mas. Lol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *