El final del Saints Rams

Domingo 20 de enero. Superdome en New Orleans. Final de la conferencia nacional de la NFL. Tras dilapidar una ventaja importante, los Saints empatan contra los Rams, y tienen 3 y 10 en la yarda 13 rival con 1 minuto y 49 segundos por jugar. Sean Payton marca una jugada de carrera, para hacer que los Rams gasten su último tiempo muerto. Reconocen que los Rams van a hacer blitz, y cambian la jugada a pase. Brees se da cuenta que Tommylee Lewis se dirige hacia la endzone bastante libre de marca, solo se le puede acercar Robey-Coleman. Brees realiza un pase perfecto, y entonces…

La jugada de la que todo el mundo está hablando. Los árbitros no pitan nada, aunque está clarísimo que hay PI, e incluso golpe casco a casco, por el que Robey-Coleman es sancionado a posteriori. Si se hubiera pitado, los Saints habrían tenido un 98% de posibilidades de ganar. Se puede decir que en cada partido hay muchas malas decisiones arbitrales, que incluso en esa jugada hay facemask a Aaron Donald, pero en mi opinión es la peor decisión arbitral que he visto, por la situación y por la importancia del momento. Además, pienso que ese momento y esa decisión va a marcar el legado de varios jugadores y entrenadores, y que si los Saints hubieran ganado ese partido se miraría de manera diferente a muchas personas. Os presento las 5 personas cuyo legado va a cambiar en mayor medida.

 

Top 5

 

5 – Jared Goff

La imagen del primer cuarto del partido fue la de Goff intentando escuchar las instrucciones del banquillo e intentando marcar la jugada a sus compañeros. El ensordecedor ruido de la grada no le permitía funcionar, y parecía que el partido iba a terminar 51-0. Hay que reconocer que Goff se rehízo, terminó el partido con buenos números y con varias jugadas superando una gran presión. Si hubieran sido derrotados, quizás se habría hablado más de ese primer cuarto.

 

4 – Todd Gurley

Gurley tuvo un comienzo de temporada arrollador, y su nombre aparecía en quinielas como mejor jugador de ataque e incluso como MVP de la liga en varios momentos. Pero a finales de noviembre tuvo una lesión, y desde su regreso no parece el mismo jugador. En la final de conferencia logró anotar un TD en carrera, pero sus números fueron 4 carreras para lograr 10 yardas, 1 pase recibido para 3 yardas y 1 pase de Goff que no atrapó, le rebotó y fue interceptado. Básicamente, sufrió un banquillazo por un jugador, CJ Anderson, que hace poco más de un mes estaba sin equipo. Si los Rams hubieran perdido, creo que su nombre habría aparecido en más conversaciones.

 

3 – Sean McVay

McVay ha demostrado toda esta temporada ser un genio. Muchos equipos han contratado a coordinadores jóvenes con la esperanza de encontrar a su McVay. En la final, fue interesante ver que el equipo no levantaba cabeza hasta que una valiente decisión de hacer un fake punt cambió el momentum. Mostró una gran confianza en su K, ya que si Zuerlein hubiera fallado desde 57 yardas le habría casi regalado el partido a los Saints. Si hubo una decisión que pareció impropia de él fue la de no intentar una conversión en cuarto down desde la yarda 1 rival cuando perdían 20-17 faltando 5 minutos, es muy probable que esa decisión habría sido muy criticada si hubieran perdido.

2 – Drew Brees

El legendario QB de los Saints ha protagonizado una gran temporada, pero parece haber llegado al final de temporada con poca gasolina. Se le atragantó el último mes de competición, y en los playoffs no ha jugado a su mejor nivel. Incluso sus mejores acciones, como el pase largo completado a Ted Ginn, parecía que fácilmente podría haber sido no completado si el defensa no hubiera intentado interceptar. Antes de la famosa jugada, en primer down, tiene un pase bastante sencillo a Michael Thomas, que termina siendo incompleto. Las posibilidades de lograr su segundo anillo se ven muy mermadas tras este partido.

Sean Payton, enfadado (usatoday.com)

1.- Sean Payton

Sean Payton, ese hombre. Voy a hablar de los positivos: junto con Brees, ha comandado uno de los mejores ataques en la liga durante más de 10 años, y sus jugadores lo adoran. El resto de la liga no piensa igual. En este partido, todo se va a reducir a los últimos ataques Saints, pero es cierto que antes no supieron conservar una gran ventaja.

Como dice el mejor conocedor de los Saints en España aquí, el primer down a Michael Thomas es casi más seguro de conseguir que una carrera, y en ese famoso tercer down debería haber conseguido o un TD o PI. Si hubiera decidido correr 3 veces, a los Rams les habría quedado 1 minuto y pico para lograr el FG de empate, pero con Zuerlein no parece tan descabellado. Se han criticado mucho sus decisiones en ese final de partido, pero si hubiesen ganado todos hablarían del genio de Payon.

 

Es muy injusto que una decisión arbitral incorrecta, un momento, cambie la manera en la que consideramos a ciertos jugadores o entrenadores como ganadores o perdedores, pero así es nuestro deporte. Años de trabajo que culminan en un instante. Ojalá no vuelva a haber un error tan clamoroso.

 

@escaich

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *