El Draft de los New Orleans Saints

Esta semana se cumplirá un mes del Draft 2018 de la NFL. Ya pasó la locura y empieza esa época del año dónde la mejor noticia son las no noticias. El paso del tiempo da perspectiva. Lo que vamos leyendo y viendo de nuestros picks van dando sentido a las elecciones. Vamos a analizarlo ampliando el plano. No en un análisis clásico de cada elección. Más bien en cómo queda cada área del equipo tras las elecciones. Luego el football pondrá cada cosa en su sitio. ¿Nos acompañáis?


Para entender bien lo que vamos a comentar, es bueno pasar por cómo veíamos las cosas el día del draft. Antes de que pasara todo. Y eso nos servirá de guion para determinar e intentar cuadrar cada uno de los movimientos. Y lo haremoas ilustrándolo con vídeos explicativos del gran Deuce Windham de WhoDat Confessional. Un must pasar por su canal de Youtube. Hace un trabajo espectacular.

Ataque

La principal conclusión a la que llegábamos antes del fin de semana del draft era que en ataque había calidad pero faltaba profundidad. Lo primero que vemos es que de los 7 picks, cuatro son destinados a la parte ofensiva del equipo. Y en las áreas de mayor necesidad: línea y receptores.

Línea Ofensiva

De las cuatro selecciones en ataque, dos son para jugadores de línea. Comentábamos que se habían perdido dos piezas y sólo se había incorporado Bushrod. Por lo que apostábamos por la llegada de más gente que aporte en proteger a Brees y facilitar nuestro magnífico juego de carrera.

Rick Leonard (cuarta ronda, pick 127) es quizás la elección más “extraña”. Comentábamos en la “Abadía” con @NKSplays que los Saints con Leonard lo que seleccionaban era una “masa”. Un pre-proyecto de tackle con un buen físico para la posición que puedan amoldar a gusto del Sean Payton y Dan Roushar. El coordinador de línea empezará el cuarto año en el cargo con unos resultados espectaculares. Así que no vamos a negarle crédito, ni mucho menos. Lo que sí es cierto que, a pesar que Payton habló de él que podría alinearse en jumbo formations (6 hombres en la línea), lo más probable es que vaya a practice squad.

Al final de todo el fin de semana, los Saints adquirían a Will Clapp (séptima ronda, pick 245), un guardia de LSU. Muchos consideran esta elección como un robo. Eso ya lo veremos. El tiempo dirá. Lo que sí es innegable que permite abrir la competencia en el backup del veterano Max Unger entre Clapp y la sensación en el pasado training camp Cameron Tom. Sea como fuere, parece que se ha abierto la fase de buscar un substituto al center.

A parte de todo esto, muy celebrado Casa Saints por cierto, conocimos esta misma semana la renovación de Josh Laribeus. Y además dos líneas más que vinieron a probar en el rookie mini camp y se llevaron un contrato:  el itinerante tackle Michael Ola y el guard UDFA Corey Helms. Todos ellos lucharán por un puesto en el roster.

Receptores

Sean Payton comentó después del draft que tenían la sensación que debían incorporar a un receptor. Y así lo hicieron con Tre’Quan Smith (tercera ronda, pick 91). Lo primero que vimos de él es que era un magnífico bloqueador. Faceta que Curtis Johnson señalaba como básica para formar parte de este ataque. Después que en movimiento su punta de velocidad era muy alta. Finalmente que tenía unos porcentajes altísimos de recepción de pases de más de 20 yardas y en terceros downs. Es y debe ser nuestro hombre para substituir a Snead. Y un posible remplazo a Ginn Jr a largo plazo o un buen parche de Meredith si no acaba de estar fino tras su lesión.

A parte de Smith, uno de los primeros undrafted que firmamos fue Keith Kikwood. El molde es muy parecido al de Tre’Quan y comentan que tiene potencial y determinación en el poco rato que se le ha visto en el campus de novatos. De él lo que me llamó más la atención fue su aspecto humano y su historia. Lo seguiremos de cerca.

Corredores

Eneko nos comentaba el a “Abadía” pre draft que estaba convencido que en rondas bajas cogeríamos un RB y así fue. Boston Scott (sexta ronda, pick 201) es un menudo receptor que no rehuye el contacto. Y difícilmente placable en el espacio abierto. Además, y sobretodo, es un buen retornador de punts. Su elección tiene muchísimo sentido para coger ese rol que tenía Sproles en nuestra ofensiva en 2011. Deja la puerta de salida abierta a Tommylee Lewis de par en par.

Si todo esto fuero poco, pasado el draft conocimos la suspensión de Mark Ingram para los cuatro primeros encuentros de la temporada. Por lo que si encaja puede tener una oportunidad de coger un papel significativo en el ataque que tutela Drew Brees. Y hacer sudar tinta a Ingram para su renovación.

Menciones Especiales

La semana pasada conocimos el ya previsible corte de Fleener. Coby nunca ha acabado de explotar como Saint y, sobretodo, no se ha recuperado de su última conmoción. El plantel de TE que nos quedaba es un buen parche para la temporada que viene. Pero no diferencial y, mucho menos, sostenible.

Con todo esto nos llegan magníficos reportes desde Louisiana del no elegido Deon Yelder. Se trata de un ala cerrada de buena envergadura que el año pasado explotó como receptor. Los informes de él son inmejorables y parece que se ha encontrado una perla entre el sobrante del draft.  Su alto signing bonus (cerca de 90.000 dólares) dan una idea de lo alto que están con él en el front office.

El heredero de Brees

A parte de la “brasa” pre draft que nos dieron con el tight end, otro mantra nos han dado (y nos darán) con lo de “los Saints tienen que escoger un QB que crezca a la sombra de Brees”.  No caigáis. Ya os expuse mi opinión hace tiempo (con el famoso MS, que ahora respondería a las siglas RW). Pero más allá de mi opinión, lo que nos indica el hacer de la dirección deportiva desde Metairie es: que confían en Taysom Hill como remplazo. O, por lo menos, que lo quieren probar. Y eso ya es mucho.  Y Deuce creo que también lo cree (imprescindible pieza):

Si esto os sabe a poco, o no os acaba de convencer, una estrella “nació” en el rookie mini camp: el novato JT Barrett. No os voy a engañar, a mi el ex buckeye no me convence y comparto la visión de Enejo que más que QB es RB. Pero los reportes son excelente y dio una magnífica exhibición de sobriedad y precisión en el campo.

Defensa

En nuestro post previo al draft hablamos de 3 principales carencias. La mayor necesidad era el pass rush, reconocido por Payton y Loomis los días previos como la necesidad más importante. También hablamos de profundidad en la secundaria sobretodo en los CB. Y un linebacker físico que cubriera campo, sobretodo por los lados ya que los que teníamos (y tenemos), parecen ser piezas bastante parejas en cuanto amplitud de campo.

El pass rush

Cuando en los días previos tu coach y tu director deportivo te dicen algo, algo de atención hay que prestarles. El rusher por excelencia de este draft era Bradley Chubb, y los Saints preguntaron por él. Pero los Broncos tenían decidido que si estaba disponible en el 5 iba a ser suyo. Y allí no hubo historia “factible”. Pero en la trastienda sí que la había. Y Payton, Allen y Ryan Nielsen lo tenían claro.

“Los Saints suben al pick 14 para draftear a Marcus Davenport o Lamar Jackson”. Eso ponía en NFL Network. Y es importante el orden. Los Saints no quisieron que les pasara como el año pasado y fueron agresivos con lo que querían. El defensive end de UTSA Marcus Davenport (primera ronda, pick 14). El tiempo dirá si su precio es alto o no (una primera ronda del 2019 y la quinta de este año a los Packers). Pero muchos etiquetaban a Davenport como el segundo mejor rusher de la clase a pesar de tener cosas por pulir y haber competido en una división “menor”. El lado opuesto a Cam Jordan está cubierto, esperemos por muchos años.

La secundaria

“Tenemos unos titulares asentados pero detrás de ellos poco más”. El puesto de CB suplente en los Saints es un drama: De’Vante Harris, PJ Williams. Se tendría que ver cómo funcionan Hardee y Maulet, pero faltaban cuerpos allí para cubrir posibles ausencias de Lattimore, Crawley y el recién reincorporado Patrick Robinson. Así que en un back to back de elecciones, intentamos reorganizar la secundaria.

Primero con Natrell Jameson (quinta ronda, pick 164), un safety muy rápido del quien Sean Payton dijo que lo veía “jugando por fuera”. Esto es, de cornerback por el exterior. Natrell tiene el añadido que también puede retornar por su capacidad atlética, por lo que puede aportar desde ya a ST.

Acto seguido, nos hacemos con los servicios de Kamrin Moore (sexta ronda, pick 189). Moore está listado como CB pero Payton dice de él que lo ve “más por dentro o en la secundaria”. Pero esto, ¿que es? ¿El mundo al revés? Lo cierto es que viendo tape destaca por su capacidad atlética y sobretodo su fuerza en el placaje. Lo que hace que encaje algo mejor en el slot o el safety que de CB puro por fuera. Esa capacidad física también hace que desde ya pueda aportar en ST y libere a Chris Banjo de este tipo de funciones.

Linebacker físico

Una de nuestras apuestas para el draft era la selección de un LB con rango, que fuera capaz de cubrir (y presionar) por zonas laterales. La llegada de Demario Davis en FA mejoraba la línea entrenada por Nolan. Se presume que los titulares serán Demario (MIKE), Klein (SAM) y Anzalone (WILL). Con Te’o y Robertson como backups. Por lo que nombres fiables los hay. De hecho, los cortes de Mauti y Bighill la semana pasada dejan entrever que los Saints están contentos con su cuerpo de LB.

Entendemos que por ello en el draft no fueron a por ninguno, no tenían ninguno con mejor grade que las elecciones que hicieron en cada pick. No obstante, como undrafted si que se hicieron con los servicions de Colton Jumper, un ex volt como Kamara. Por lo visto, tiene atleticismo e identifica bien la jugada. Le falta algo de peso y convertir la velocidad en potencia. Un clon podríamos decir del mismo Mauti. Podrá aportar en ST y tendrá que ganar contundencia para obtener un sitio en el roster.

Equipos Especiales

Lo hemos estado apuntando durante cada parte de todo este post. Y teníamos una necesidad de reforzar los ST. Con todas las elecciones que se han hecho, esta es una parte (más importante de lo que se piensa) del juego que se ha reforzado. Y eso nos indica varias cosas.

  1. El atleticismo de Scott, Jameson y Moore (más algún undrafted) los hacen perfectamente capaces de hacerse un hueco en el roster vía ST.
  2. Scott y Jameson deberían aportar en los retornos. Eso deja en una situación complicada a Tommylee Lewis. Además de evitar quemar a Kamara allí.
  3. Podría tener implicaciones en las intenciones que se tienen con Taysom Hill, Arthur Maulet y Justin Hardee. Especialmente los dos primeros, junto con Banjo deberían pasar a tener hueco como reservas en sus posiciones.

De esta manera, se ha aprovechado para buscar talento, seguramente con mayor potencial que realidad, que mejore una fase del juego que era mejorable. Los últimos drafts de Saints han traído tantos titulares que mejorar eso, con las elecciones que se tenían, difícilmente mejorables.

Poniendo nota al draft de los Saints

A los que nos enamora este deporte tenemos un problema: este periodo post draft que se hace taaaan largo. Además caemos en non senses tan grandes como intentar evaluar a unos chicos que no sabemos cómo están considerados dentro de cada franquicia sin haber tenido un snap como profesionales. No sólo eso, lo hacemos viendo partidos en entornos dónde puede parecer un huevo a una castaña. Y queremos ponerles nota. En nuestro caso además con un sistema de puntuación que… bueno, digamos que desconocemos bien cómo funcional.

En definitiva, que sólo contamos con parte de la información. A pesar de trabajos tan excelentes como el que nos hicieron Route Running con su guía (imprescindible por cierto, a pesar que sólo tenemos uno entre los 100). Así que no pondremos una nota a nuestro draft. El tiempo dirá.


Así que oigáis lo que oigáis, nos pongan el grade que nos pongan, no os desaniméis. Hay un plan. Y desde la llegada de Ireland en el scouting se ha acertado mucho. ¿Cómo lo valoramos, entonces? Poniendo un check a lo que necesitábamos. Lo acabamos de ver, todo lo que veíamos pre draft que nos faltaba o era mejorable, se ha cubierto de una manera u otra. Seguramente escogiendo un poco por encima en algunos casos. Pero tened el convencimiento que se ha escogido lo que se quería.

Salud y WhoDat.

Sergi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *