El draft 2018 de los New England Patriots

Hacía muchos años que no se presentaba un Draft tan apasionante para los New England Patriots. La franquicia partía con dos picks de 1ªR, dos picks de 2ªR, un pick de 3ªR, uno de 6ªR y dos de 7ª. A continuación vamos a ver y a analizar lo que pasó con cada uno de esos picks.

Primera ronda

Pick #23. Isaiah Wynn, OL, Georgia.

Mucho se ha especulado con que los Titans habían quitado a Rashaan Evans a New England con su trade up al puesto #22. Tras el Draft, Nick Caserio dijo que los picks de Tennessee (Evans y Landry en 2ªR) no influyeron a la hora de hacer sus elecciones y viendo el board que tenían en la war room se ve que así fue. Evans no fue un target real en el pick 23, su hombre era Wynn. Wynn es el 3er mejor OL de la clase, para algunos incluso es mejor que McGlinchey. Wynn viene de un programa muy potente donde ha jugado tanto por dentro como LT. Se trata de un jugador dominante en la posición. Tras la marcha de Solder a los Giants y con el interrogante de Tony García (se perdió su año rookie por un problema de coágulo sanguíneo), se decidió apostar por un jugador para la posición de LT. En el caso de que no cuajara como LT, podría acabar jugando por dentro y ser una opción de futuro ya que Shaq Mason acaba contrato este año y podría pedir demasiado dinero. Muchos analistas creen que le puede costar jugar de LT  en la NFL por su tamaño. Sus brazos son un poco cortos y por eso podría acabar jugando en el interior. Wynn destaca tanto en protección de pase como bloqueando para la carrera tanto en zona como en power run. Muy ágil de pies y bueno técnicamente con las manos. Un jugador muy completo que mejora una necesidad.

Pick #31. Sony Michel, RB, Georgia.

Saltó la sorpresa en el pick 31. Cuando muchos pensábamos que aquí podría caer Lamar Jackson o Harold Landry entre otros, New England decidió optar por uno de los dos RB de Georgia que se presentaban a este Draft. ¿Era necesario gastar este pick en un RB? ¿Hubiera llegado al #43?. Imposible saber si en el pick #43 hubiera estado disponible. En este momento ya habían salido 2 RB y en el #43 ya habían volado Chubb, Jones y Johnson (cogido en este pick por los Lions). A BB le gustaba Michel y quería asegurárselo. Es cierto que de primeras a todos nos pareció extraña esta elección pero obviamente tiene una explicación. Con la pérdida de Lewis, los Patriots se quedaban sin un jugador explosivo en el backfield y se decidió apostar fuerte por mejorar el juego terrestre con Wynn y con Michel. Michel es un gran RB, posee una aceleración espectacular, es inteligente leyendo los huecos, puede partir desde shotgun o en formación en I, su velocidad lateral es muy buena y es muy difícil de parar con espacios. En one-cut runs es peligroso y en cada jugada da la sensación de que puede escaparse de todos y acabar en la EZ. Otro de sus puntos fuertes es que es muy bueno en protección de pase reconociendo blitzes. Ha tenido algunas lesiones en el pasado pero parece estar en plena forma (sus PO de enero fueron muy buenos). También ha tenido un problema con los fumbles durante su etapa colegial y sus manos no son especiales en juego de pase. Michel apunta a RB titular, es un perfil que no había en el roster y otra arma más para un ataque que a pesar de las bajas sigue dando miedo.

 

Segunda y tercera ronda

Pick #43. Trade down. Desde Detroit llegó una oferta interesante que no rechazaron. Pick #51 y pick #117.

Pick #51. Trade Down con los Bears a cambio de una 2ªR de 2019 y el pick #105.

Pick #56 Trade up con Tampa (#63 + #117). Duke Dawson, CB, Florida.

Los Patriots tenían varios CB para elegir en segunda ronda, por eso decidieron bajar en el #43. Dos de estos CB eran Josh Jackson y MJ Stewart, luego salió Donte Jackson y New England decidió subir a por Duke Dawson. Dawson cubre una necesidad tras la marcha de Butler pero en Florida ha destacado jugando en el slot. Se trata de un CB con unas condiciones muy buenas para jugar en zona, algo que faltaba en la secundaria Patriot. Butler, Gilmore o Jones son jugadores que defienden bien al hombre pero en coberturas zonales se les han visto sus carencias. Dawson procesa muy rápido y lee muy bien las rutas de los WR y al QB lo que le permite anticiparse en muchas jugadas para desviar el pase. No es el CB más rápido ni más fluido pero su awareness y su inteligencia le ayudan a suplir sus deficiencias físicas. Otro punto a favor es que en press se defiende bastante bien y eso es algo que a Bill Belichick le gusta mucho.

Pick #95. Este pick fue enviado antes del Draft a San Francisco a cambio del OT Trent Brown y el pick #143. Brown es un tackle muy bueno en pass pro (“el mejor OT en pass pro que jamás he visto” en palabras de Shanahan, su ex HC). Brown acaba contrato, SF quería a McGlinchey y por eso acabó tradeado. Brown es una montaña, es enorme, muy difícil de superar en pass pro pero con problemas para bloquear la carrera en esquemas zonales, por eso (más el tema del contrato) Shanahan y Lynch decidieron prescindir de él, no era el mejor fit para esa ofensiva. Brown dará profundidad a la OL, un jugador con bastante talento que puede mejorar de la mano de Scar y quien sabe si no acabará haciéndose con un puesto de titular.

4ª a 7ª ronda

Pick #105. Trade down. New England optó por sacar un pick extra recibiendo por esta elección el #114 y el #178 de Cleveland.

Pick #114. Trade. Los Lions de Matt Patricia ofrecieron una 3ªR de 2019 y poco o nada hubo que pensarse este intercambio.

Pick #143. Ja’Whaun Bentley, LB, Purdue.

Aunque tenga nombre de coche no es nada rápido. LB old school. Lento pero bien construido, con un tren superior poderoso. Es muy duro en los duelos con los OL, bastante efectivo quitándose bloqueos y productivo defendiendo carreras interiores. No le pidas mucho más porque se le ve bastante pesado. Jugador para un rol muy específico pero seguramente aprovechable. El cuerpo de LB estaba cojo y este peleará por un puesto en el roster. Como curiosidad, decir que fue capitán 3 años en Purdue. Un LB con 3 años como capitán, el sueño más húmedo de BB tras su poster photoshopeado de Lawrence Taylor jugando al lacrosse con la equipación de Navy.

Pick #178. Christian Sam, LB, Arizona State.

Otro LB pero de un perfil totalmente diferente al de Bentley. Sam es un LB que destaca en cobertura pero también como shooting-gap LB. Buen tamaño, se mueve con mucha fluidez. Suele leer bien el backfield y ataca duro los huecos pero sin volverse loco, sabiendo lo que hace. En cobertura lee en todo momento al QB y en ocasiones se le ha visto anticiparse para cortar algunas jugadas. Uno de sus peores vicios es ir a golpear a los OL con los hombros en lugar de con las manos. Otro de sus puntos negativos es que cuentan que no es un jugador muy disciplinado y que a menudo no se toma en serio las cosas. Un jugador con el techo bastante alto pero que deberá mejorar actitud y técnica para poder alcanzar un nivel alto.

Pick #198. Trade down. Recibimos de los Chiefs los picks #233 y #243

Pick #210. Braxton Berrios, WR, Miami.

A rey muerto, rey puesto. Se fue Amendola a los Dolphins y desde Miami (The U) ha venido el que debería ser su sutituto. Berrios cumple con el perfil de WR de slot que ha habido en NE los últimos años. Jugador pequeño pero que juega bastante físico en pases contestados para el cuerpo que tiene. Lo que más llama la atención es su velocidad de pies, muy rápido acelerando. Tiene muy buenas manos. Cuando le juegan en press le cuesta hacer el release. A pesar de la profundidad en el cuerpo de WR, no sería ninguna sorpresa que Berrios acabara jugando este primer año. Puede ser un jugador con el que Brady tenga buena química según se vaya desarrollando la temporada. Tiene un punto chulesco que recuerda a Edelman y eso siempre nos gusta.

Pick #219. Danny Etling, QB, LSU.

Está claro que en este Draft no se ha buscado a sucesor de Brady. Etling en 7ªR es un “a ver qué pasa, no hay nada que perder”. Viene avalado por Matt Canada (ex OC/QB coach de LSU) que ya en su día recomendó a Brissett (fue OC/QB coach en NC St con él). A BB le gusta el sistema de Canada ya que es similar al de New England. Etling tiene buen brazo pero poco más, no nos vamos a engañar. Otro dato curioso es que ha estado practicando estos meses con algunos de los entrenadores de Tom Brady. Quizá si le da duro al método TB12 y empieza a comer un par de helados de aguacate diarios desde ya, algún día pueda ser una estrella.

Pick #233 Trade down. Sí, amigos, en 7ªR también. A cambio del pick #250 y de una 7ªR de 2019 del equipo ese de Philadelphia que nos rompió el corazón en febrero.

Pick #243. Keion Crossen, CB, West Carolina.

CB pequeño, 5’9’’. Crossen es un jugador muy rápido, en su pro day corrió las 40 yds en 4’33 segundos y registró buenos tiempos en el resto de drills. No fue invitado a la Combine. Quizá encaje en ST pero lo más seguro es que acabe en el PS. Como curiosidad, no sería el primer jugador de WCU en jugar en los Patriots, David Patten también jugó en esa universidad.

Pick #250. Ryan Izzo, TE, Florida St.

Gronkowski va a seguir y va a ver como le mejoran el contrato, Allen sigue en el roster, Niklas vino como FA y Hollister es el otro TE que tenemos. Izzo, salvo sorpresa, es carne de PS. Un TE clásico, bloquea bien pero apenas destaca en el juego de pase.

Además de estos 9 jugadores drafteados, con este Draft hemos conseguido a: Trent Brown, Eric Rowe, Cordarrelle Patterson, Danny Shelton, Cassius Marsh (ya no está), Jason McCourty, Marquis Flowers, Justin Coleman (ya no está) y 3 elecciones del Draft de 2019 (2ªR Chicago, 3ªR Detroit y 7ªR Philadelphia). Un botín bastante decente en mi opinión.

Go Pats!

 

@PabloFR_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *