El comienzo de un verdadero cambio…

Primera ronda: la polemica

Los Arizona Cardinals poseían la primera elección global de este draft, semanas antes de este empezaba a correr el rumor de que usarían esta elección para ir por Kyler Murray, un QB que lejos de ser el mayor talento del draft era el elegido por Kliff Kingsbury para comenzar esta nueva etapa del equipo.

Kyler Murray, QB (1)

El ex QB de los Texas A&M Aggies y Oklahoma Sooners en el football universitario tiene muy pocos defectos siendo los dos principales su tamaño, el cual es menor al promedio de QBs de la liga (5’ 10” y 207 libras), y su afición por el béisbol, ya que este fue elegido en la selección 10 del draft de la MLB en pasado año 2018 por los mismos Oklahoma Sooners a quienes en su momento prometió que tan solo quería que le permitieran jugar un año al football para quitarse una espina que llevaba clavada, lo que finalmente derivó en que este decidiera quedarse en el Football haciendo perder esa selección de primera ronda de los Sooners, lo cual te deja dubitativo en cuanto a su decisión de dedicarse al football.

Segunda ronda: bye bye josh…

Byron Murphy, CB (33)

Esta selección no tiene mucho misterio, era el mayor talento entre los aún no drafteados y cubría una necesidad, la de acompañar a Patrick Peterson en esa secundaria, la cual carecía de profundidad y talento. Es un CB muy rápido, con un manejo de su cuerpo sensacional y con un nivel de cobertura de élite, esta preparado para ser titular desde la semana 1 si así lo decide Kingsbury

Trade Alert!

Se aproximaba el final de la segunda ronda cuando de repente se anuncia, TRADE ALERT! Josh Rosen QB, elegido en el puesto numero 10 del anterior draft, era traspasado a los Miami Dolphins, a cambio de su selección número 62 de este draft (ronda que habían conseguido a través de un cambio con los New Orleans Saints) y su selección de quinta ronda del draft de 2020.

Josh Rosen is our guy decia… / BroBible.com

Andy Isabella, WR (62)

Para más sorpresas utilizan esta selección para ir por el WR ex de la universidad de Massachusetts quien estaba pronosticado para salir por detrás de otros nombres aún disponibles para ser seleccionados, este WR de pequeña estatura (5’9”) cuya principal característica es su velocidad (4.31 segundos en el 40 yard dash es una clara apuesta en quien fue su primera selección Kyler Murray. Andy viene a ayudar a un grupo de receptores que a excepción de el experimentado Larry Fitzgerald escasea de talento y profundidad.

 

Tercera ronda: sencillismo y cabeza

Zach Allen, DE (65)

Viene a cubrir una necesidad, ya que esa línea estaba urgida de profundidad siendo Chandler Jones el único jugador de esta que ejerce presión a los QBs rivales, Allen se destaca por su destacado trabajo defendiendo juego por tierra, aunque eso no quite lo bien Pass Rusher que es pudiendo llevar a los QBs rivales comenzando tanto en el interior como en el exterior de la línea defensiva.

 

Cuarta Ronda: aprovechando la oportunidad

Hakeem Butler, WR (103)

Un gran receptor, el cual había sido proyectado hasta para salir en el primer día por algunos expertos, les termina cayendo hasta la selección 103, su juego es muy físico ayudado por sus 6’5” de altura y viene a cubrir el puesto que dejó vacante Michael Floyd en su salida en 2016.

 

Quinta ronda: seguridad ante todo

Deionte Thompson, DB (115)

Un safety un gran nivel de reconocimiento de juego, pero con muchas carencias en lo que respecta a lo físico, ex jugador de la universidad de Alabama lo cual siempre es bueno, su proceso de desarrollo puede ser extenso, aunque es un jugador con cualidades para ser titular algún día en la NFL

¿Destacará Deionte en los Cardinals? / Tidesports.com

 

Sexta ronda: experimentos

Keesean Johnson, WR (174)

Tercer WR que elige Arizona en este draft, Keesean es un receptor pequeño dentro de todo que puede jugar tanto en el slot como por fuera de los números, sin duda una selección para añadir versatilidad a la ofensiva de Kingsbury

Lamont Gaillard, C, OG (179)

Un jugador que viene a aportar profundidad a una línea que se vio débil la pasada temporada, Gaillard puede jugar tanto de centro como de guardia, lo cual, cubre más espacios en el caso de una hipotética lesión de un titular.

 

Séptima ronda: profundidad

Joshua Miles, OT (248)

Un OT sin muchos reflectores que llega a añadir profundidad, aunque con un físico prometedor en el caso de desarrollarse correctamente con 6’ 5” de altura y sus 314 libras

Michael Dogbe, DE (249)

Otro jugador que viene a aportar profundidad, en este caso es a la línea defensiva, un jugador que se principal característica es su habilidad como pass rusher.

Caleb Wilson, TE (254)

Un TE receptor que puede alargar la jugada, hizo 4.56 segundo en el 40 yard dash un número muy alto para la posición, otra de sus virtudes es su dominante físico de 6’ 4” de altura lo cual siempre es bueno en la NFL.

 

Resumen

Un draft que no suele ser mencionado como un éxito por la mayoría de fuentes, aunque cubre muchas necesidades y deja a Arizona con muchos jugadores que con trabajo y un correcto desarrollo pueden convertirse en estrellas de la liga a corto o mediano plazo.

Es un draft para ilusionarse, pero es necesario un buen trabajo de el staff en el desarrollo de los jugadores.

 

Franco Santamaria, @FranSantamari23 en Twitter

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *