Philadelphia Eagles – New England Patriots, la batalla final

Llegó el gran día. Después de 266 encuentros oficiales y cinco meses de competición nos encontramos un año más ante el evento deportivo más importante del año, ese que paraliza a medio mundo. Día de fiesta para los amantes del fútbol americano aunque signifique el punto y final a la temporada y el comienzo de siete largos meses hasta que veamos volar de nuevo un ovoide sobre un emparrillado de la NFL. Se viene la batalla final.

Batalla final

Dos equipos frente a frente, luchando por un único objetivo, llevarse a casa el tan ansiado Trofeo Lombardi. Ese por el que 32 franquicias batallan cada curso sin piedad, perdiendo soldados semana tras semana y viendo como gradualmente 30 de ellas van claudicando por el camino. Esta vez serán los eternos New England Patriots y los históricos Philadelphia Eagles los que protagonicen esta última contienda. Los primeros pelearán por su sexto título, segundo en dos años, algo que no ocurre desde que ellos mismos lo consiguieran en 2004 y 2005, y de esta forma continuar agrandando un poco más la que sin lugar a dudas es ya la mayor dinastía de todos los tiempos. Los segundos, y aunque parezca mentira, buscarán ganar su primera Superbowl desde que esta final cogió forma allá por el año 1967. En sus vitrinas lucen tres títulos de campeones pero todos ellos previos a la creación de este gran partido.

Como desde Spanish Bowl sabemos que este día se acerca mucha gente a este nuestro deporte, queremos enseñar cuales serán las claves que pueden decantar el partido hacia uno de los dos bandos. La idea de esta pieza es que sea útil tanto para los veteranos como para los que son nuevos en esto. Si bien es cierto que durante el desarrollo de un encuentro son cientos las cosas que ocurren dentro de un campo de fútbol americano, vamos a tratar de mostrar aquellos jugadores o aquellas acciones de las que debemos estar más pendientes. Let’s go!!!!


Cuando Ataque Philadephia Eagles Batalla

La confianza de Nick Foles

El quarterback que jugará este domingo no es el que empezó la campaña como titular. Nick Foles se puso a los mandos del ataque a tres jornadas para el final de la Regular Season debido a una lesión en la rodilla de Carson Wentz. El jugador de segundo año que iba encaminado a ganar el premio al jugador más valioso del 2017 y que está llamado a marcar una época.

No obstante, Foles no es ningún novato e incluso fue titular años atrás en este mismo equipo. Al que logró conducir hacia la que había sido su última presencia en playoffs hasta esta temporada. Si bien en esos tres últimos encuentros previos a la postemporada vimos a un Foles un poco errático, ha aprovechado a la perfección este último mes para encajar en una ofensiva que estaba funcionando como un reloj hasta la lesión de Wentz.

El entrenador principal y encargado del ataque, Doug Pederson, ha sabido facilitarle la tarea. Le ha dado la confianza necesaria para que este se crea importante. En la Final de Conferencia de hace poco más de una semana Foles la rompió. Su partido fue simplemente perfecto, uno de los mejores de la historia estadísticamente hablando para un quarterback en playoffs. Cuando todo el mundo pensaba que el peso del ataque iba a caer en el juego terrestre, Pederson sorprendió y le dio las lleves de la victoria a su QB. Esto ha permitido que de cara a la Super Bowl no sean tan predecibles y sobre todo que Foles llegue totalmente crecido y preparado para afrontar el gran desafío.

Video 1

En la primera jugada del vídeo podemos ver como el QB se ve obligado a salir del pocket (“zona de confort detrás de la linea ofensiva”) e improvisar. El receptor abierto a la derecha sabe acompañarle en esta improvisación y después de completar su ruta pre-diseñada vuelve a arrancar hacia delante. Foles lanza en movimiento (algo complicado para un QB) y con el cuerpo descompensado. Aun así el pase es perfecto y no solo es completado sino que posibilita que el receptor gane yardas tras la recepción.

En la segunda secuencia observamos como nuevamente Foles es muy presionado dentro del pocket. De hecho está a punto de ser cazado y derribado (sack). Sin embargo, logra salir vivo y gracias a que no ha dejado de escanear el campo es capaz de encontrar a un receptor que después de ejecutar un double move (finta hacia un lado para acelerar hacia otro) encuentra vía libre hacia la endzone. Pase medido y touchdown.


Una linea ofensiva preparada para aplastar

A continuación vamos a tratar de explicar el factor más importante dentro del ataque de los Eagles. No es otro que la linea ofensiva, esos jugadores que se sitúan por delante del quarterback y cuya función es protegerle en jugadas de pase o de abrir espacios en jugadas de carrera. No es algo fácil de ver durante el transcurrir de un encuentro, el ojo del espectador difícilmente se dirige hacia esta unidad. Pero no por eso vamos a obviar el hecho de que gracias a ella la ofensiva de los de Pensilvania se mantiene con vida.

Sobre todo por tierra

Si bien no destacan especialmente en la faceta de pass protection, contra la defensa de Patriots tienen todas las papeletas para ganar este duelo debido a las deficiencias de esta en el pass rush. Ahora bien, cuando se trata de crear huecos para sus corredores son unos portentos. Los cinco jugadores (en ocasiones pueden ser más) trabajan como uno solo y el entendimiento entre ellos es simplemente perfecto. Además de la importancia de establecer la amenaza terrestre y el peligro que ella conlleva. Es inestimable que ganan su pelea para así permitir que la ofensiva pase mucho tiempo dentro del campo. Para evitar que el ataque rival y sobretodo Tom Brady tengan muchas oportunidades de subir puntos al marcador.

Video 3

En el siguiente vídeo vamos a ver tres jugada distintas. Muy utilizadas por los Eagles con las que intentan avasallar a su rival por vía terrestre. Poned especial atención en los distintos movimientos y bloqueos que desarrollan los hombres de la linea ofensiva y las facilidades que le otorgan a los distintos corredores del equipo. Que por otro lado, son de una calidad innegable. Ajayi, Blount y Clement, los tres RBs que veremos actuar el domingo, son un peligro constante actuando desde el backfield.

Doug Pederson, el MVP de los playoffs batalla

El entrenador principal de los Philadelphia Eagles ha dibujado unos playoffs de ensueño. No os voy a engañar, cuando Pederson aterrizó en la franquicia en 2016 (este es su segundo año al frente) pocos eran los que pensaban que tuviera la capacidad necesaria para hacer crecer a un equipo que venía de dar una imagen muy mala durante el régimen anterior. Pues bien, el head coach a callado bocas hasta aburrirse, incluidas las de sus propios aficionados. No solo ha enderezado a la franquicia sino que la ha conducido a su primera Super Bowl desde hace trece temporadas. Jugando un football de muchos quilates y siendo el mejor equipo de la Regular Season. Y por si fuera poco, está siendo el principal valedor en el desarrollo de Wentz. Que ya hemos dicho, va encaminado a ser uno de los quarterbacks más dominantes, si las lesiones le respetan.

En ambos partidos

Lo que Pederson ha hecho en los dos partidos de playoffs es simplemente una obra de arte. En Ronda Divisional su ofensiva asfaltó literalmente a una defensa de Falcons que venía de parar al que había sido el mejor ataque de toda la campaña, Los Angeles Rams. Y ya en Final de Conferencia esbozó y llevó a cabo un plan de juego que permitió desquiciar a la que para muchos había sido la mejor defensiva de este 2017, la de Minnesota Vikings. Haciéndola encajar la friolera de 38 puntos (32 si no tenemos en cuenta el TD defensivo tras intercepción retornada) cuando estaba promediando 15,8 puntos recibidos por encuentro. Casi nada. Además la defensiva de Vikings, había conseguido registros históricos en el apartado de terceros downs. Donde eran prácticamente infranqueables. Los de Minneapolis, solo permitían completar al ataque rival el 25.2% de oportunidades en tercer down. Lo que es lo mismo, únicamente tres de estas situaciones por partidos. Pues bien, Eagles les hizo en terceros downs un 10 de 14 para un total de 159 yardas y 2 touchdows. Es decir, desmontó por completo a una defensa construida para ganar.

Aprendiendo de errores del maestro

Y esto no queda aquí, una de las mayores dudas que giraba en torno a Pederson era si se mostraría agresivo cuando tuviera la oportunidad de aniquilar a su rival. El head coach viene de la escuela Andy Reid, uno de los mejores entrenadores de la NFL pero al que le persigue su eterna cobardía a la hora de rematar los partidos. Sobretodo en playoffs. Pederson se ha mostrado muy valiente desde que llegó a Philadelphia. En el último partido lo demostró con creces, cuando vio que su contrincante se tambaleaba herido de muerte. Al head coach no le tembló el pulso y cantó varias jugadas agresivas que supondrían la estocada final.

Video 4

En el siguiente vídeo podemos ver las dos situaciones con las que Eagles selló prácticamente su victoria en la Final de Conferencia. En la primera de ellas se trata de una situación con solo 23 segundos en el reloj antes del descanso. Otro entrenador habría dejado que se consumiera el tiempo, en cambio Pederson envió una jugada de pase con la que sus pupilos entraron en distancia de field goal. De esta manera los Eagles subieron tres valiosos puntos más antes de irse a los vestuarios.

Video 5

La segunda situación pertenece a una jugada del primer drive ofensivo de los Philadelphia Eagles en la segunda mitad. Con 24-7 en el marcador, el tiempo corriendo y la ofensiva avanzando con facilidad lo lógico era pensar que Philadelphia sería cauteloso. Nada más lejos de la realidad. Pederson manda una jugada de fantasía llamada flea fleacker en la que simulan una jugada de carrera. El QB entrega el balón al corredor para que este se lo devuelva a renglón seguido. La defensa cae en el engaño, los cornerbacks encargados de cubrir a los receptores se paran y estos ganan la separación suficiente para encontrar una linea de pase fácil. El lanzamiento por parte de Foles es perfecto y un nuevo touchdown para sentenciar el partido.


Cuando ataque New England Patriots

Tom Brady

En esta parte del balón podríamos reducir todo a un nombre: Tom Brady. El GOAT o Greatest of all time. Lo ha ganado todo, ningún otro quarterback tiene más anillos que él. Y lo más impresionante, es que tiene la misma hambre que el primer día. A sus cuarenta años la gran pregunta es cuándo se le va a acabar el combustible. Algo que parece que tardará en llegar. Él mismo ha avisado que su intención es seguir jugando hasta los 45. Su nivel sigue siendo impresionante y la palabra imposible no existe en su vocabulario. Sino recordemos lo que hizo en la Super Bowl del año pasado, cuando lideró una remontada histórica de 25 puntos en poco más de un cuarto.

Lo sigue haciendo

En la Final de Conferencia los Patriots tuvieron nuevamente que darle vuelta a un encuentro. Se les había complicado mucho. Entraron en los últimos quince minutos reglamentarios estando diez puntos abajo. Pero entonces, volvió a aparecer el más grande. Un último cuarto para el recuerdo en el que todos sabíamos que lo volvería a hacer. Cuando Brady entra en estado zen es imparable.

Video 6

En la primera secuencia del siguiente video tenemos la jugada que cambio todo. Es 3ra y 18, terreno prohibido para los humanos solo al alcance de los dioses del football. Fijaos primero como Brady se mueve en el pocket, es el mejor navegando dentro de él. Evitando presión y buscando líneas de pase. Y contemplad después como con los ojos mueve al número 44. Simula con la mirada que va a lanzar a su izquierda. De modo que el defensor se desplaza hacia ese lado. Dejando libre el centro, para que pueda recibir un receptor que estaba ejecutando ahi una ruta.

Video 7

La segunda situación es el touchdown con el que dieron vuelta al partido. Puede parecer una jugada normal, pero fijaros su presencia dentro del pocket, firme y decidido. Sabiendo lo que va a suceder. Solo tres hombres van en ruta frente a siete defensores que caen en cobertura. Aun así Brady encuentra de nuevo a Amendola con un lanzamiento perfecto.

Gronkowski, un arma de destrucción masiva

Hasta el día de hoy no se ha encontrado ningún antídoto con el que detener al tight end de New England Patriots. Gronko es el jugador ofensivo, quarterbacks aparte, que más condiciona a las defensas rivales. Le podemos ver bloqueando en jugadas de carrera, partiendo en ruta junto a la línea ofensiva o abierto como un receptor más. En la Final de Conferencia se tuvo que retirar antes del descanso por un feo golpe sufrido en la cabeza. Pero, de acuerdo a los últimos reportes va a llegar en plenas condiciones para este domingo. Será bonito ver quien decide Jim Schawrtz, el coordinador defensivo de Eagles, que sea el encargado de comerse el marrón de tratar de frenarle.

Con daño colateral batalla

Gronkowski nunca ha tenido una Super Bowl estratósferica, inclusive se perdió la del año pasado por lesión. Es cierto que los Patriots siempre se sacan un as de la chistera y en estos encuentros aparecen protagonistas inesperados. Creo que podemos estar ante una de esas actuaciones de Gronko que nos haga llevarnos las manos a la cabeza. En cualquier caso, si Philadelphia decide centrar sus esfuerzos en detenerle, eso propiciará que otros compañeros queden libre de marca. Al final de una u otra forma Gronkowski siempre es decisivo. Batalla.

Video 7

En el siguiente vídeo podemos ver al tight end en estado puro. En las dos primeras secuencias tenemos a Gronkowski atrapando pases muy complicados a pesar de la buenísima defensa recibida. Su portentoso físico y su increíble seguridad de manos le hacen tener ventaja sea quien sea su oponente. Vemos que es determinante tanto en la endzone como en cualquier otra zona del emparrillado. En la tercera situación los Pats se encuentra en redzone (dentro de la yarda 20 rival) y ante el miedo que genera Gronko podemos observar como arrastra a varios defensivos dejando vía libre para que otro receptor recibe el pase de Brady y entre sin oposición alguna a la zona de anotación.

 

El playbook de McDaniels

Josh McDaniels es el coordinador ofensivo de New England. Una de las mentes más brillantes de la NFL a la hora dibujar X’s y O’s en su laboratorio. A lo largo del tiempo hemos comprobado como su libro de jugadas es tremendamente amplio. En él, podemos encontrar todo tipo de locuras que solo a él se le pueden ocurrir. Como jugarán los Patriots es bastante impredecible. McDaniels está capacitado para preparar y desarrollar cualquier plan de juego.

Variante y divertido batalla

Lo divertido será ver cómo tira el equipo de todo el repertorio posible si es que tienen que ir a remolque. En distintas ocasiones, sin ir más lejos frente a Jaguars en Final de Conferencia, los Pats han tenido que ejecutar cualquier jugada de fantasía que se le pudiera ocurrir a McDaniels. Estas llamadas trick plays se ven a menudo cuando New England está al límite. Lo que si este fuera el caso frente a Eagles, podemos esperar un ataque en el que en cada jugada pueda pasar cualquier cosa. La defensa de Phildelphia debe ser extremadamente disciplinada si no quiere caer en la trampa.

Video 8

A continuación podemos ver las dos jugadas de fantasía con las que New England trató de sorprender a los Jaguars. La primera se trata de un flea fleacker, ya visto antes en el apartado del ataque de Eagles. Podemos ver como Brady cuenta con todo el tiempo del mundo para encontrar a un receptor que corre una ruta cruzada. Aunque el marcaje es bueno el pase termina siendo completado. En la segunda secuencia los Pats ejecutan una jugada muy inusual. Brady lanza hacia su derecha, amagando que el corredor que recibe ahí va a correr o en su defecto pasar en largo. Toda la defensa se mueve hacia ese lado. Finalmente el atacante lanza un pase atrasado para que el jugador que recibe ahí salga corriendo. Debemos indicar que en el fútbol americano se pueden hacer cuantos pases se quieran hacia atrás pero solo uno hacia delante.

Video 2

Cierre

Bienvenidos a la Super Bowl 52, un encuentro que a priori y según mi juicio no tiene un favorito claro. Diría que más que nunca está en un 50-50 para cada lado. Verdad que los Patriots solo por el nombre y por su historia reciente están en las quinielas de la mayoría. Que resulta prácticamente imposible apostar en contra de ellos. Pero no podemos dejar de obviar que los Eagles han sido el conjunto más firme durante toda la temporada. El que ha ejecutado un mejor juego en casi todas las facetas del football. El espectáculo está servido. ¡Suerte a los dos y a disfrutar!

Por Stéfano Prieto

@Stefano_USA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *