Dracs y Firebats se proclaman campeones nacionales tras la Spanishbowl

Dracs no dan opción a Black Demons (47-6) y prolongan su reinado en la Serie A

Cuarta liga consecutiva para Badalona Dracs, que vencieron a LG OLED Las Rozas Black Demons con mucha autoridad en la Spanish Bowl disputada en Murcia, en el Estadio de la Vieja Condomina (47-6). Los pupilos de Óscar Calatayud están reinando en el fútbol americano nacional desde 2016 y una temporada más no han dado opción a sus rivales, conquistando el título sin perder ningún partido. Es el décimo título de la LNFA para los badaloneses, que se reafirman como el equipo más laureado del panorama nacional.

LG OLED Black Demons, dirigidos por el «head coach» Sebas López, llegaban por primera a la final tras realizar una muy buena temporada, pero no tuvieron opción ante la solidez de los vigentes campeones. La defensa de Dracs se mostró infranqueable y dejó sin anotar al explosivo ataque del conjunto de Las Rozas, que sólo logró sumar 6 puntos con una acción defensiva. Por el contrario, el ataque de Dracs, el mejor de la temporada, sí que estuvo en sus números habituales, dirigido con maestría por el “quarterback” Hunter Correll. El norteamericano realizó un encuentro espectacular, lanzando 4 pases de “touchdown” y anotando otro en una jugada de carrera, para erigirse como el mejor jugador de la final y recibir el Trofeo Bipi como MVP.

Dracs dominó el choque en todo momento gracias a su defensa, que salió muy enchufada y puso mucha presión al “quarterback” de Black Demons, Trenton Jones. La secundaria de Dracs, además, realizó un gran trabajo y siempre tuvo muy vigilado al receptor Evan Altizer, máximo anotador de la temporada, que no pudo desplegar su juego. La defensa de Black Demons, en cambio, no encontró la manera de detener a la ofensiva badalonesa, que siempre movió las cadenas. Ya en el primer “drive” Dracs consiguieron inaugurar el marcador, con el primer pase de TD de Hunter Correll a su compatriota Taylor Ekstrom (6-0). Black Demons buscó la igualada, pero tropezó de nuevo ante la expeditiva defensa catalana, que forzó un “fumble”. Terrell Woods recuperó el balón para los pupilos de Óscar Calatayud y Hunter Correll, con una espectacular carrera personal, puso el 13-0 con el que se cerró el primer cuarto.

El “quarterback” junior David De Diego fue el encargado de dirigir momentáneamente el ataque de Black Demons, ya que Trenton Jones estuvo unos minutos en la banda tras recibir un duro placaje. El joven jugador madrileño exhibió desparpajo, pero no consiguió romper la dinámica del partido y los madrileños, al intentar alejar el balón con un “punt”, encajaron un nuevo golpe. Dracs bloqueó la patada y empezó su ataque a sólo 11 yardas de la zona de anotación. Una oportunidad que los vigentes campeones no desaprovecharon, anotando con una carrera de su “runningback” Javier Fernández (20-0).

Fuente: FEFA

A pesar de la diferencia en el marcador, los de Badalona no bajaron el ritmo, con un Hunter Correll muy acertado que conectó con Taylor Ekstrom para situar el 27-0. A pesar de la vuelta al partido de Trenton Jones, Dracs estuvieron a punto de volver a anotar tras una gran recepción de Raúl Cernuda, que dejó el balón en la yarda 1. El “touchdown” badalonés parecía un hecho, pero entonces apareció la defensiva madrileña, que forzó el “fumble” y recuperó el oval. Daniel Sanz cruzó todo el campo para recortar diferencias (27-6) y levantar la moral de los roceños.

El paso por los vestuarios, sin embargo, no cambió el signo de la final y Dracs ya no se dejaron sorprender de nuevo. Controlando el reloj con las carreras de Javier Fernández, que realizó una gran segunda mitad, los de Badalona siguieron sumando yardas y antes del tercer cuarto ampliaron su ventaja con otro lanzamiento de Hunter Correll, en esta ocasión a Raúl Cernuda (33-6). Black Demons lo siguieron intentando hasta el final, pero sin lograr perforar la defensa de unos Dracs intratables, que en los compases finales redondearon su triunfo con dos nuevos “touchdowns”. El primero anotado por el veterano Jordi Soler, recuperando un balón en la “end zone” tras un mal “snap”, y el segundo convertido por Raúl Cernuda con la cuarta asistencia de Hunter Correll.

Firebats rompen la hegemonía de Rookies (6-12) y conquistan su primera LNFA Femenina

Sorpresa en la Woman Spanish Bowl celebrada en el Estadio José Barnés de Murcia. Barberà Rookies, campeonas de liga las últimas tres temporadas, partían como favoritas para revalidar el título, pero en el choque decisivo tropezaron con unas Valencia Firebats intratables, que en el momento más importante de la temporada realizaron su mejor partido del año para conquistar por primera vez la LNFA Femenina (6-12). Un título que llega, además, en la temporada de debut de las valencianas en la competición.

La “quarterback” de Firebats Alicia Miguel se llevó el Trofeo Bipi como MVP de la Woman Spanish Bowl, en un encuentro donde también fue decisiva la solidez de la defensa valenciana, que desactivó completamente al ataque de Rookies. En este aspecto las de Barberà del Vallès acusaron sobremanera la baja de su “quarterback” titular, Mónica Rafecas, una de sus jugadoras más importantes. Además durante el partido las catalanas también perdieron por lesión a otra pieza clave, Anna Fernández, lo que supuso otro mazazo a sus aspiraciones.

Fuente: FEFA

Firebats llevaron la iniciativa desde el “kickoff” inicial, imponiendo su poderío físico y parando ya de inicio la primera ofensiva de Rookies, dirigida por la “quarterback” Natalia Roca. Las valencianas, por el contrario, sí que consiguieron mover cadenas con su ataque, que pudo inaugurar el marcador en el primer cuarto tras un buen “drive” culminado por Ana Leal con una jugada de carrera (0-6). Las valencianas fallaron el intento de conversión de 2 puntos, pero habían dado el primer golpe de efecto.

Rookies intentaron reaccionar pero su ataque casi nunca funcionó. Sin Mónica Rafecas, apostaron casi exclusivamente por el juego de carrera y eso facilitó el trabajo de la defensa valenciana, que fue un muro en el juego terrestre con Dolores Nsue a la cabeza. Alba Izquierdo y Sabrina Marques, máxima anotadora de la temporada, nunca consiguieron encontrar huecos y las catalanas, además, cometieron demasiados errores.

En un inicio de segundo cuarto con muchas imprecisiones, Firebats, muy agresivas, arriesgaron jugándose sin éxito un par de cuartos “downs” en su propio feudo, dejando buenas posiciones de campo a Rookies. Las catalanas, sin embargo, no lo aprovecharon. Dos “fumbles” casi consecutivos hicieron mucha mella en la confianza de las jugadoras de Marcelo Yaques, que además encajaban poco después el segundo “touchdown”. Alicia Miguel encontró a Victoria Sánchez, que tras recibir el pase rompió todos los placajes y se escapó hasta la “end zone” para ampliar la ventaja valenciana (0-12 al descanso).

Tras el intermedio Rookies pararon la primera ofensiva de Firebats y parecía que podía llegar la reacción de las catalanas. Sin embargo, una intercepción de Ana Díaz a Natalia Roca supuso otro duro golpe. Tuvo que ser la defensa la que metió de nuevo a Rookies en el partido. Viviana Cardona, que realizó un gran encuentro, interceptó a Alicia Miguel y con un espectacular retorno puso emoción a la final (6-12).

Quedaba todo el último cuarto por jugar y la diferencia era de solo una anotación, pero el marcador ya no se movió. Rookies lograron que Firebats se quedaran sin anotar en la segunda mitad, pero su ofensiva nunca encontró la fórmula para romper la telaraña defensiva de las jugadoras de Manuel Ibáñez, brillantes campeonas en su estreno en la Liga Femenina 9×9.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *