Desmenuzando la derrota de Bears

El juego del jueves por la noche, contra nuestros odiados rivales, en casa, para abrir una temporada de muchas expectativas para la Fan base de Bears, era imperdible, se tenía que ganar si o si. Pero llegó una derrota para Bears.

Impensable derrota que no estaba en el script. Este descalabro trajo mucho estrés dentro de los aficionados, quienes se abalanzaron a las redes sociales para externar sus sentimientos y frustraciones. Por una parte, los reventadores, fanáticos que han vivido interminables años de miseria y que no tolerarán uno más. Por otro lado, los seguidores en las buenas y en las malas, fanáticos que siempre estarán apoyando. Lo importante es analizar que pasó en el juego y como revertirlo, así que esta es mi apreciación.

Mitch Trubisky chivo expiatorio

El más criticado por todos fue Mitch Trubisky. Lógico que si un ejército pierde la guerra, su líder es el más cuestionado. Aunado a esto, Mitch tuvo un juego verdaderamente malo, de aquellos que solía tener en su temporada de novato. Desubicado, con mala puntería, deficiente lectura de la defensa de Green Bay y además se vio lento a la hora de tomar decisiones, sobretodo si hablamos de en que momento correr y así ganar más yardas en jugadas rotas. El punto más álgido de su actuación se dio 5 minutos antes de terminar el juego, perdiendo 10-3 y con el balón en la yarda 16, lanza un pase muy telegrafiado, directo a la triple cobertura, que le dio a Adrián Amos un intercepción fácil. Ahora bien, la actuación de Mitch fue magnificada por 2 situaciones. La línea ofensiva, y el plan de juego de Matt Nagy.

El juego de la OL

En esta temporada, los 5 titulares regresaron después de un 2018 sólido. El único cambio fue que James Daniels pasó a ser C y Cody Whitehair es ahora LG, movimiento qe ahora cuestionamos si tuvo que haberse hecho. Lo cierto es que el jueves se vieron superados por una defensiva muy bien plantada de Packers, dando como resultado la constante presión a Trubisky, quien fue capturado en 5 ocasiones y ocasionando castigos muy dolorosos que fueron cortando avances. Como ejemplo, durante el 4.º cuarto, se tuvo una situación de Primera y 40 yardas para avanzar causado por castiglos innecesarios. En la última jugada del partido, en Cuarta y 8 yardas para avanzar, permitieron una captura que mató las aspiraciones de los Bears.

El plan de juego de Nagy

Hay que recordar que Matt Nagy fue elegido coach del año, debido a sus resultados y a su juego innovador. Y con esas credenciales, uno esperaría un plan de juego más creativo , el cual nunca llegó. Sobretodo si consideramos que después de tener buenos avances por tierra, Nagy se olvidó por completo de la carrera, obligando a Trubisky a lanzar 45 pases, varios de los cuales fueron forzados, en trayectorias cortas sin generar peligro a la defensa. Tarik Cohen alineó en el slot demasiado, y se le dio juego de más a Cordarelle Patterson, quien poco pudo hacer.

Matt Nagy / chicago.suntimes.com

La situación del Tight end

En el esquema de Nagy, la posición de TE es fundamental y la ausencia de Trey Burton, el aporte nulo de Shaheen (1 rec-7 yds) y de Braunecker y Sowell, fue factor en el desarrollo del juego. Afortunadamente parece que Burton se está recuperando paulatinamente. El tema será si regresará en condiciones óptimas o no. Si la respuesta es no, urge ver otra alternativa, si Shaheen sigue decepcionando.

Sobresalientes a la ofensiva

A pesar de la derrota, podemos señalar a jugadores que tuvieron un juego destacado. El primero es Allen Robinson (7 rec-107 yds), quien logró atrapadas de la nada y con un corrido de rutas eficiente. Esta actuación hace pensar que va a tener un muy buen año. El otro que llamó mi atención fue El novato David Montgomery. Es un jugador diferente con jugadas por tierra y por aire, que desarrolló favorablemente. Es un hecho que es un upside sobre lo que ofrecía Jordan Howard. Lo malo es que no le dieron demasiados snaps. Esta tendencia debe cambiar para incrementar las posibilidades de triunfo en juegos por venir.

El trabajo de la defensa

La defensiva prácticamente empezó en donde habían terminado el año pasado. Muy dominantes al principio, dejando a los Packers con -17 yardas en el primer cuarto. En el segundo cuarto bajaron el ritmo permitiendo las 2 jugadas clave del partido en mi opinión. Primero Prince Amukamara perdió la cobertura con Marquez Valdes-Scantling para una ganancia de 47 yardas, que detonó en un serie de jugadas que acercaron a los Packers a la red zone, dando pie a la segunda jugada clave, pase de Rodgers a Jimmy Graham quien fácilmente se elevo sobre Deon Bush, para la anotación que fue la diferencia. Claramente no hubo gran diferencia que mostrara Chuck Pagano contra lo propuesto por Vic Fangio.

Los Holdings a Khalil Mack

Mucho se ha dicho de que Mack fue agarrado durante todo el juego, pero la realidad es que no se puede depender de un jugador para ganar. Se deben sobreponer ante cualquier adversidad. Lo cierto es que a la defensa le faltó crear una jugada grande que fuera la diferencia.

Mack vs. Bulaga / beargoggleson.com

Destacados a la defensiva

Me gustaron muchos jugadores que presentaron un buen nivel. Akiem Hicks comandando la línea que solo permitió 48 yardas por tierra. Kyle Fuller haciendo coberturas de pase satisfactorias. Sin embargo, 2 jugadores que destacaron sobre los demás fueron Leonard Floyd y Roy Robertson-Harris. Floyd tuvo 2 capturas de QB, 2 TFL, y logrando tener incómodo a Rodgers. Cabe señalar que Floyd está en su año de contrato y se espera que quiera demostrar que merece una extensión. Robertson-Harris tuvo 1 captura, 1 TFL y 2 golpes al QB. Los números de RRH son sobresalientes si tomamos en cuenta la cantidad menor de jugadas que alineó.

El siguiente juego es la difícil visita a la altura de Denver, contra Vic Fangio, en lo que se prevé un juego complicado, que servirá de parteaguas para ver avance en todas las líneas.


Por último, puedo decirles que la pregunta que nos hacemos los FanaticOsos es si los Bears son tan buenos como todos pronosticabamos, o si somos tan malos como lo mencionan varios analistas. Lo que puedo decir es que un juego no muestra la realidad del equipo, pero si tenemos que ser objetivos y no dejarse llevar por la pasión. Al final lo seguro es que van a mejorar, que no quepa la mayor duda. Pero se requiere más que buenas intenciones para lograr ganar en una liga tan competida como la NFL.

BearDown Chicago Bears!

Jorge Gaxiola

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *