¿Deberían los Bucs mantener a DeSean Jackson?

Temporada de cambios para Bucs, temporada en la que ha entrado en el barco un nuevo capitán, y quiere un tipo determinado de piratas, un tipo de grumetes, pero el salary cap no da para todos, y algunos abandonarán el barco en busca de otros lares donde destacar y morar. Gerald McCoy, Cameron Brate, Vinny Curry o DeSean Jackson son algunos de los que se apunta que pueden ir fuera. Y ahora la pregunta: ¿Deberían los Bucs mantener a DeSean Jackson o no?.

Antes de nada comentar dos aspectos claros: El primero es que cobraría en su último año en Tampa Bay alrededor de los 10 Millones de dólares. El segundo viene dado por la información que daba el reportero Ian Rapoport que indicó que el nuevo HC de Bucs, Bruce Arians, estaría interesado en convencer a Jackson de quedarse, ya que Jackson, quien promedió 18.9 yardas por recepción el año pasado, es una de las mejores amenazas profundas de todos los tiempos de la NFL, y a Bruce Arians le encanta la idea de tener a su QB dando pases profundos.

Pero Jackson no parece estar contento en Bucs.

Hemos conocido varios incidentes en esta temporada que no muestran un interés por seguir por parte de DeSean. Una fue el negarse a entrenar antes de las Navidades pasadas (hablamos de 2017); la razón es que unos entrenamientos atrás, se quedó jugando a las cartas en el vestuario con un compañero de equipo (Chris Baker) y llegó tarde al entrenamiento. No le dejaron entrenar, es más, le adelantaron que iba a ser sancionado y le sentó tan mal que rompió a patadas una pantalla que había para un especial de Papá Nöel para después del entrenamiento.

Otro quizá menos notorio pero más claro es que se han tenido noticias que su casa en Tampa Bay la ha puesto a la venta, y rumor tras rumor, todo alimenta el que no quiere seguir con los Buccaneers.

Pero la opinión desde dentro es distinta.

El ahora ex entrenador de WRs Skyler Fulton hablaba desde un punto de vista interno y totalmente opuesto a que DeSean no quiera estar con Bucs: “Es un enorme compañero de equipo. Siempre está en los meeting rooms enseñando a los más jóvenes lo que ha aprendido en sus 11 años de experiencia”.

Comentaba también Fulton en una entrevista que DeSean podría estar fuera toda la semana, volver el sábado por la noche y estar preparado mental y físicamente para el partido. DeSean ha visto muchas defensas a lo largo de su carrera, y sabe perfectamente el cómo van a jugar contra él. Semana tras semana sabía lo que las defensas iban a hacer contra él.

Parece que según Fulton, en Bucs, todos le quieren… pero la verdad es que quien opina esto, como el resto del Staff de Dirk Koetter, no están ahora, y en 2019 habrá otro Staff al que convencer.

Pero qué ha pasado entre Winston y él.

En los partidos con Fitzpatrick, Jackson atrapó 28 pases para 561 yardas, tres touchdowns. En los partidos que Winston jugó, solo atrapó 13 pases para 213 yardas y un touchdown. Posteriormente, Jackson se lesionó el pulgar contra San Francisco y se perdió cuatro de los últimos cinco partidos de la temporada, todos con Winston de titular, por lo que disminuyó su productividad con Winston al mando. Hubo partidos, como la victoria de los Bucs por 27-9 contra los 49ers, donde Jackson se sintió frustrado por no haber podido conectar con Winston. En ese partido tuvo 8 targets pero solo consiguió dos recepciones para 19 yardas. Y en su último partido de la temporada, una derrota por 27-20 en Dallas, Jackson fue targeteado cuatro veces, pero solo atrapó un pase para 24 yardas.

Jackson es un tipo que se siente muy frustrado en esas ocasiones, eres un buen jugador, quieres aportar todo al equipo, pero no lo consigues. Fulton comentaba de DeSean que cuando llevas ya 11 años, la urgencia por ganar, por aportar, por darlo todo y conseguir cosas se acrecienta. Y eso es lo que le ha pasado a DeSean.

No obstante, uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos es la incapacidad de conectar pases largos con precisión de Jameis Winston. EL año pasado, sólo conectaron dos pases largos: una bomba de 54 yardas ante Tennessee en la pretemporada y un enorme touchdown de 60 yardas contra Cincinnati que le dio a Jackson el récord de más TDs de más de 60 yards en la historia de la NFL con 24, superando al WR, Hall of Fame Jerry Rice.

Pero ha habido siempre informaciones contrarias.

Jackson pidió ser traspasado en octubre cuando Winston iba a volver de titular. Pero esta petición la echó abajo el GM Jason Licht,  quien creía que tener a Jackson en el roster, le daba a Bucs mayores oportunidades de ganar.

Después de que Winston fuera sentado en el partido contra Cincinnati, tras sus cuatro intercepciones y FitzMagic volviera al mando del equipo, Jackson cambió el tono y comentó en un Podcast local:  “Me encanta estar aquí en Tampa, estoy aquí contento con mi familia, y mi familia está contenta aquí. Nos encantan las playas y todas las cosas que hay para hacer. La ciudad nos gusta y creo que nos sentimos queridos. Agradecemos el apoyo de los fans y ojalá pueda acabar mi carrera aquí, y me retire como Bucs, pero más aún, ojalá trayendo una Superbowl.

Cuando Winston volvió como titular, curiosamente, Jackson dijo a Rosina Anderson de ESPN en diciembre que quería salir de Tampa.

Fulton comentaba que no había duda que no había nada malo entre ellos, que se llevaban bien, pero que eran dos profesionales con mucho, muchísimo carácter. Y que a pesar de todo, los dos buscan lo mejor para el equipo, y eso es algo que todos los saben.

Pero entonces qué, se va, se queda…

Hay mucha gente interesada en que permanezca en Tampa. Mike Evans mismo, durante su participación en la ProBowl de este año ha comentado que quiere que se quede: “Por supuesto que quiero que se quede, es un extraordinario jugador y no puedes encontrar actualmente a nadie de sus características en ese puesto. Pero es su decisión y la decisión del equipo”.

La información de que Jackson vendía su casa, por otro lado, ha sido “maquillada” en el sentido que comentan que efectivamente, vendía su casa, pero que cogería otra más cercana al agua, porque a Jackson le encanta pescar. En fin, quién sabe.

Lo que está claro es que es un jugador con un talento extraordinario, tiene, como hemos comentado el récord de touchdowns de más de 60 yardas, superando a Jerry Rice. Y a Tampa le viene muy bien. Atrás pueden quedar las fricciones que ha habido con Winston, con Monken y los entrenamientos. Ahora es época de Bruce Arians, y éste le quiere.

Conclusión

Seguramente Arians cree que puede mejorar ese pase profundo de Winston, y para ello, también necesita de DeSean Jackson. Arians es Mr. No Risk It, No Biscuit, y cree en las segundas oportunidades. Por otro lado, no debería haber nadie que no quiera jugar aquí y que se quede. Véase el caso de Brent Grimes, Licht le convenció y jugó una temporada de auténtica pena y afectó a la moral del equipo. Y ahora entra por supuesto, el salary cap y cómo afectaría mantenerlo o cortarlo.

Aparentemente los compañeros no tienen ningún problema con Jackson, parece que Arians lo quiere y los Bucs también. Por lo que habría que trabajar el carácter y quién mejor que Arians para plegar esto. Pero en última instancia quien debe decidir es Licht, este año es un año de re-estructuración salarial, y estarán bastante limitados. Las renovaciones de Mike Evans, Ali Marpet, Cameron Brate o Jameis Winston dejan a los Bucs con algo más de 12 Millones de dólares por debajo del Salary Cap.

Jason Licht y DeSean Jackson – Photo by: Cliff Welch/PR

Deberá haber algunas bajas en el equipo, y pagar más de 10 Millones de dólares a un jugador que ha sido el cuarto receptor del equipo tras Mike Evans, Adam Humphries y Chris Godwin con sólo 41 recepciones para 774 yardas y 4 touchdown, puede llegar a ser caro para los Bucs. Más aún con varios jugadores en vías de ser agentes libres en los próximos meses: D(c)onovan Smith, Kwon Alexander o Adam Humphries.

Quizá el que se quede o no, tendrá que ver con el vil dinero más que con el deseo de Arians, de la fanbase o de las necesidades del equipo. Y vosotros… ¿Qué pensáis?.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *