Dak Prescott… Sophomore Slump?

Dak Prescott… Sophomore Slump?

Fuente: SB Nation

Desde el final de la temporada 2016, se estuvo diciendo que Dak Prescott iba a tener un “Sophomore Slump”. Un sophomore slump, justo como su nombre lo indica (depresión de segundo año, traducido al español) se refiere a un bajón en rendimiento de parte de un jugador en su segundo año, ya sea de college o de NFL. Aunque mucho se habló, su Sophomore Slump no sucedió… del todo.

¿Por qué digo del todo? Es que lo que sucede es que Dak tuvo un año bastante irregular. Y no sólo él, si no el equipo en general. ¿Recuerdan la horrorosa defensa contra DEN, LAR, GB, ATL, PHI, y LA Chargers? Bueno, esa misma defensa tuvo una gran solidez en partidos como WAS (x2), ARI, OAK y KC (excepto el TD que le permitieron a Tyreek Hill, madre mía). En fin, ya estoy divagando, este artículo es sobre Dak y su… ¿supuesto? Sophomore Slump. Así que vamos a los hechos.


¿Qué papel juega el hate a Dallas?

 

No es ninguna noticia que los Cowboys reciben una cantidad de odio fuera de lo común. Lastimosamente, la misma suerte corre para cualquier jugador que se acerque al equipo. No importa si hablamos de un nominado al Premio Walter Payton, como Sean Lee. No importa si se trata de una persona que todo lo que hace es por su madre (si, me refiero a Dak). Sea quien sea va a recibir una cantidad inmensa de odio, desprestigio y menosprecio. Además de sufrir una quita de mérito a todo lo que haga.

Quien diga que esto no es verdad, que vea el ejemplo de Ezekiel Elliott. En 2016 lideró la NFL en yardas terrestres (1.631 yardas), la lideró en yardas por partido (108.7) y terminó tercero en anotaciones terrestres (15). Aún así muchas personas se dedicaron plenamente a , diciendo, por ejemplo, que era un producto de la línea ofensiva.

Esta temporada sucedió lo mismo. Zeke, estuvo suspendido 6 partidos. Aún así terminó décimo en la lista de corredores (983 yardas) y lideró nuevamente el yardaje por partido (98.3). Y nuevamente, no se le dio mérito. Pero esto no va de Zeke tampoco, volvamos al tema Dak.

Desde la semana 2, en esa horrible derrota contra Denver se dijo que Dak estaba teniendo el ya mencionado slump. Cosa que no para nada cierta, como vamos a ver más adelante.


Su temporada en números.

Fuente: http://ftw.usatoday.com
  • 2016: 67,8 %comp, 3.667 yardas, 23TDs, 4INTs, 4 juegos sin anotar TDs aéreos
  • 2017: 62,9 %comp, 3.324 yardas, 22TDs, 13INTs, 6 juegos sin anotar TDs aéreos

Visto así, no parece haber un problema muy grande. Son números similares… si ignoramos que las intercepciones se triplicaron. El problema es que en 2017, después de la victoria frente a los Chiefs, Dak tuvo una racha de 3 partidos, en las que no anotó ni un solo TD, y tuvo 14 intercepciones. Debido a esto, se “generalizó” su rendimiento a lo largo de la temporada. Pero, veamos los números de los primeros 8 partidos.

  • Dak: 63,7 %comp, 1.818 Yds, 16TDs, 4INTs, Rate 102,8
  • Wentz: 61,4 %comp, 2.063 Yds, 19TDs, 5INTs, Rate 101,8
  • Goff: 61,2 %comp, 2.030 Yds, 13TDs, 4INTs, Rate 101,0

No estuvo tan mal, ¿no? Volviendo a la pregunta anterior… ¿Qué papel juega el odio a Dallas? La respuesta es que juega un papel gigante. El odio que recibe Dallas explica por qué se habló de un slump de Prescott desde principio de temporada, mientras que se Wentz y Goff eran candidatos a MVP, siendo que los tres tenían estadísticas muy similares.

Para ir cerrando, disculpen que el artículo es muy parcial. No pude evitar sacar al fanático de adentro. Confío en que Dak va a volver a tener su nivel en la temporada 2018.

 

Deja un comentario