Cowboys vs Giants: Mejorías y retrocesos

Ya lo sé, ya lo sé. Los fans de los Cowboys exageran sus victorias. Siempre creen que van a llegar al Super Bowl después de ganar un solo partido (yo mismo he leído cosas así en Twitter). Pero es que en este caso no es para menos. Los Cowboys están empatados compartiendo el liderazgo de la división. Y además fueron el único equipo ganador de su división en la semana 2. Quizá no significa mucho, pero bueno, lo importante es que el equipo de la estrella solitaria pudo repuntar después de un inicio de temporada lento y desanimador como hacía mucho tiempo no se veía. Y ahora en serio que no estoy exagerando. Hay que remontar hasta el 2010 para encontrar el partido inaugural de temporada en el que los Cowboys anotaron de a 6 solo una vez.


Sin más preámbulos, voy a proceder a dar mi opinión acerca de quién tuvo un mejor o un peor partido respecto a la primera semana de la NFL.

Mejorías

Jaylon Smith

En el 2017 pudimos ver al joven linebacker jugando de un modo más conservador a lo que nos tenía acostumbrados en Notre Dame. La buen noticia es que Jaylon está dejando atrás el miedo a una recaída de su lesión en la rodilla, y aunque tuvo un inicio un poco lento en la temporada, contra NYG pudimos ver un pedacito por qué estaba previsto como un pick de primera ronda antes de su lesión. Cada día su nivel de juego aumenta, y se acerca a su mejor versión.

Jaylon Smith registró 7 tackles individuales, más 3 tackles asistidos. Según Pro Football Focus, Jaylon también realizó 3 “stops“, es decir, jugadas en las que no permitió a la ofensiva ganar yardas, o les hizo perder yardas. Sin dudas Jaylon jugando a un nivel alto es una excelente adición para esta defensiva.

USA Today

Byron Jones

Byron Jones, quién jugó toda su carrera como Free Safety y recién esta temporada fue cambiado a Cornerback, está jugando al nivel esperado cuando fue drafteado por los Cowboys en la primera ronda del Draft 2015. Es realmente una pena que hayan tenido que pasar cuatro años hasta que este cambio de posición sucediera.

En el partido contra NYG, Eli Manning envió 5 pases hacia la dirección de Byron. El ex-UConn solo permitió una recepción (Saquon Barkley) y para 0 yardas.

Podría decir, sin temor a equivocarme, que Byron Jones fue el mejor defensor de la noche. Sin dudas el aprendizaje bajo Kris Richard (ex coordinador defensivo de Seattle) le está sirviendo mucho.

The Landry Hat

 

Dak Prescott

Recibió toneladas de críticas (bien merecidas) y odio por parte de fanáticos y no fanáticos del equipo después de esa desastroza performance contra los Panthers. Pero Dak pudo “recuperarse”, en cierto modo, haciendo lo necesario para ganar y darle un alivio al equipo. Y lo más importante, mostró señales de haber recuperado su confianza.

No tuvo una actuación estelar como la de Patrick Mahomes ni muchísimo menos. Sin embargo conservó su característica principal: No darle el balón a la defensa rival. Completó el 64% de sus pases para 160 yardas y un touchdown. Ah, y corrió 7 veces consiguiendo 45 yardas por la vía terrestre. Insisto, no son cifras espectaculares, pero pudo cumplir con el objetivo de la noche.

Tan solo en la tercera jugada de la noche lanzó un pase de anotación de 64 yardas para Tavon Austin. Esta jugada sin dudas sentaría el tono del resto partido.

Si Dak continúa desempeñándose de este modo, y con la ayuda de la defensa claro está, probablemente el equipo pueda ganar muchos partidos.

WDEF

 

Connor Williams

La semana pasada Kawann Short, el DT de Carolina, jugó a su voluntad con el guardia novato. Pero por suerte pudo recuperarse y tuvo un buen partido contra los Giants.

Si bien Williams particularmente no permitió ninguna presión al QB, toda la línea ofensiva actuó mejor en conjunto. No le permitieron a la defensa ni un solo sack, y además pudieron establecer medianamente bien el juego terrestre. Según PFF, el acarreo más largo de Ezekiel Elliott fue gracias a un bloqueo de Connor Williams.

Hay grandes posibilidades de que Williams sea la pieza que le faltaba a esta línea ofensiva. Quizá hayan encontrado finalmente el reemplazo paraRonald Leary, quién se fue a Denver luego de la temporada 2016.

USA Today

 

Tavon Austin

En la semana 1, Tavon Austin estuvo presente solamente para 10 snaps ofensivos. No se qué pasó, quizá los coaches estuvieron leyendo Twitter, pero Tavon recibió casi el doble en la semana 2. Y gracias a los Dioses del Football consiguió 94 yardas totales (79 por aire y 15 por tierra).

Casi lo olvido. Estas 94 yardas fueron solo en 3 jugadas directas. Los coaches se lucieron un poco, y supieron encontrar el fuerte del ex-Rams. Usar su velocidad y explosividad para tomar ventaja sobre la defensa contraria.

Getty Images

 

Damien Wilson

Todos pensaban que, cuando los Dallas Cowboys eligieron a Leighton Vander Esch en la primera ronda del Draft 2018, Damien Wilson iba a pasar a un segundo plano. Esto no pasó, pero si se vio que su tiempo de juego disminuyó. No por una baja de rendimiento ni nada similar, pero Wilson comparte snaps con Joe Thomas y LVE. De todos modos, este LB tuvo un gran partido dentro de su tiempo limitado.

Solo jugó 17 snaps defensivos, pero aún así tuvo 3 tackles individuales, un sack y forzó un balón suelto. Sin dudas se lució cuando le dieron la oportunidad.

Aún así es poco probable que veamos un incremento en su tiempo de juego debido a que, como dije antes, comparte snaps con Joe Thomas y LVE, y los tres cumplen su función a la perfección.

 

CBS Sports

Retrocesos

Terrance Williams

Terrance Williams, quien ha sido el WR2 titular para los Cowboys durante años, apenas jugó en la semana 1, y en la semana 2 vio su tiempo de juego aún más disminuída. Jugó 19 snaps ofensivos contra Carolina, y contra los Giants solo estuvo presente en 10. Casi la mitad.

El lunes 17/09/2018 se dio a conocer que los Cowboys iban a fichar nuevamente al WR Brice Butler. Se especulaba que sea T-Will el jugador que iba a ser reemplazado por Butler, pero finalmente fue el rookie Tyree Robinson (S) quien fue cortado para dejarle lugar al “nuevo” WR.

Aún así, no debería relajarse. El cuerpo de receptores de los Cowboys actualmente cuenta con 7 jugadores, y si Williams no hace algo para impresionar a los entrenadores puede ser el próximo hombre en salir del equipo.

Milenio

 

La’el Collins

Una semana después de permitir 4 presiones al QB (máxima cantidad en toda la línea ofensiva vaquera), La’el permitió 3 más en el Sunday Night. Fue el único liniero ofensivo que permitió más de una presión al QB. Se mostró incapaz de parar al blitz de los Giants. Es más, hubo ocasiones en las que los pass rushers de NY presionaron a Dak como si no hubiese nadie bloqueándolos.

Dak no fue capturado ni una sola vez, pero esto fue gracias a que es un QB móvil y a que varias veces tuvo que tirar el balón a un costado del campo de juego.

Collins tiene que mejorar su juego urgentemente para darle a Dak más seguridad, y obviamente, ayudar a Zeke en sus acarreos.

ESPN San Antonio

 

El grupo completo de Tight Ends

Esta unidad inexperimentada, compuesta por Geoff Swaim, Blake Jarwin, Rico Gathers (y Dalton Schultz inactivo frente a NY), no tuvo ni una sola atrapada el domingo por la noche. Si bien Dak tuvo un fallo inadmisible al pasarle el balón a Gathers en la endzone (que por cierto hubiese sido TD) el hecho de que la unidad completa no tenga una sola atrapada es un poco preocupante.

Siendo sincero y objetivo, no hay un TE imponente ni amenazante en todo el equipo. Pero estos TEs desconocidos para el resto de la liga, de alguna manera, van a tener que volverse confiables y ayudar a Dak para tener otra opción de pase, además de los WRs. Y ya que los Cowboys suelen utilizar formaciones con dos o hasta tres TEs, este cambio tiene que suceder pronto.

Sporting News

 

Finalmente…

Me gustaría aclarar que si bien no todo fue color de rosas en este último partido, sí estamos (todos los fans de los Cowboys) emocionados por lo que se vio, y lo que esperamos que venga. En el último drive de anotación pudimos ver una ofensiva muy parecida a aquella de 2016, y eso sin dudas es un gran motivo para ilusionarse y sobre todo mantener las esperanzas.

Pero ojito con ilusionarse demasiado que después la caída duele mucho más.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *