Construyendo a los Saints 2019: el ataque.

El próximo día 13 de Marzo se alza el telón de un nuevo año en la NFL. Empezará esos dos días locos previos con los primeros acuerdos con agentes libres, reestructuraciones de contratos, trades. La vorágine alcanzará su cénit en el Draft, dónde ya empezarán a definirse las plantillas. Y, obviamente, los Saints no estarán al margen de todo ello. Esta semana os vamos a escribir un par de veces sobre por donde creemos que van a ir los tiros. Es esa maravillosa época de especulación y no queremos dejarla escapar. Vamos a intentar reconstruir a los Saints para dejarlos listos para el tercer asalto a la división y, esta vez sí, poder llegar a la Superbowl.


Y cómo escogisteis en un 58%, vamos a empezar por el ataque. Esto es, la ofensiva de estos Saints para 2018.

Saints 2019: Cap Space y Necesidades Ofensivas

Los Saints iniciarán el año con relativamente poco margen en el límite salarial: unos 12 millones tras el corte de Kurt Coleman. Si bien es cierto que con menos Loomis ha hecho milagros con menos cap space. Y allí estará si se presenta una oportunidad. No obstante, partiremos de la base que el salario de Brees no se va a reestructurar. Sí que es cierto que el número es alto (33.5M) pero el año que viene queda muy limpio.

Por otro lado, recordemos que en 2020 habrá que renovar a Mike Thomas y Von Bell. Y empezar a cuadrar el 2021, donde se tiene que renovar al resto de jugadores jóvenes importante en la plantilla: Alvin Kamara, Sheldon Rankins, Eli Apple, Marcus Williams y Alex Anzalone. Ellos han de ser la base del futuro a medio plazo de los Saints. A parte, en 2021, también expiran contratos de baluartes en defensa como Cameron Jordan y Demario Davis.

Centremos en ataque, de la defensa hablaremos más adelante. Si cogemos la maravillosa tabla de free agency que ha hecho Mike Clay destacan para reforzar una posición por encima de todas: ¿adivináis? Sí, el mismo de todos los veranos. La posición de Tight End, con una nota global de 2 sobre 10.  Falta de razón no hay, puesto que lo poco que destacó en 2018 en la posición es el vetaron Ben Watson, y se nos ha retirado. También en ataque apunta el puesto de Wide Receiver como mejorable (nota de 6 global).

Pero antes de entrar en detalles de estas posiciones, hay dos decisiones estratégicas necesarias y relativamente urgentes que llaman a la puerta del front office de Metaire.

Renovaciones de Mark Ingram y Teddy Bridgewater

Mark Ingram

Si me hubierais preguntado hace dos pretemporadas, habría asegurado que el Mark Ingram tenía todos los números de seguir el mismo camino que su ex compañero Brandin Cooks. Por un motivo muy simple, cuestionar al jefe. Pero entonces llegó Kamara, y ese binomio imparable que es conocido como el mejor “monstruo de dos cabezas” de la liga o Kangram. Y es allí donde me replanteo todo y creo que, por la química que hay en el vestuario: mantener a Ingram deber ser una prioridad para los Saints.

Los Saints e Ingram deben entenderse – Foto: AL.com

Cualquier otro escenario es, para mí, entrar en terreno desconocido. Y, como tal, puede salir bien o puede salir mal. La pregunta es clara: ¿a qué precio? Es obvio que Mark está a las puertas de su último gran contrato como RB, pero igual de obvio es que ya no es el “go to guy” en el backfield de los Saints desde hace dos temporadas. Ambos lados deben ceder. Creo que se puede llegar a un acuerdo en torno a los 15 millones por tres temporadas. Eso sería lo justo, aunque no descarto un año por 5-6 millones y ya veremos en 2020 lo que pasa.

Además alternativas en la agencia libre siempre es un huevo por abrir. Más allá de Le’veon Bell (quien claramente va a romper la banca) escoger a precio similar entre Ingram y Tevin Coleman, Jay Ajayi, TJ Yeldon, CJ Anderson, Spencer Ware o Frank Gore no tiene color. Aunque esas son las opciones si no se llega a un entendimiento. Eso o hacer una apuesta en el draft, en una clase relativamente escasa de corredores y, además con muy pocos picks en tu haber.

Teddy Bridgewater

La situación con Teddy Globes tampoco es sencilla. Para hacernos con sus servicios pagamos una tercera ronda a los Jets. Y me cuesta creer que fuera para utilizarlo un año simplemente como backup de Brees. Tampoco ha visto el campo suficientemente para que haya algún equipo dispuesto a romper la banca por él, creo. No obstante, sí que hay equipos con mayor espacio salarial a los que podría interesar como backup. Así que la decisión va a depender de él.

Teddy Bridgewater, una auténtica incógnita – Foto: mejoresfotos.eu

Y otra incógnita tengo con la renovación de este jugador: si el staff técnico se lo cree o no como futuro substituto de Brees. Si ése es el caso, se deberá pasar por caja y pagar a Teddy. Si lo tienes en plantilla es un error dejarlo escapar. Cómo hemos dicho, a partir de 2020 mejora mucho el espacio salarial en el equipo. Por lo que un buen contrato, con carga backloaded, esto es a partir del segundo año de contrato sería una opción. A pesar de todo ello, de unos 6 millones mínimo no bajas para este 2019.

Alternativas en el mercado hay pocas. Con Foles ya casi fuera de él, del nivel de Teddy quedan pocos. Con un perfil similar está Robert Griffin o plantearse ir a por la “Fitzmagia“. Esto segundo nada recomendable si queremos mantener la salud de Brees. Y en el draft, no sé si hay algun prospect por el que valdría la pena esa segunda ronda o, incluso, subir a primera.

Siempre hay la alternativa de dejar a Taysom Hill como único backup. Pero de la manera en como lo utilizamos es arriesgarse mucho por lo expuesto que está en el resto de “sus jugadas”. Es un riesgo innecesario como ya comentó en la Abadia 2.0 Josep María Romances. A parte que se pueda creer más o menos en él como puro QB. O, cómo los rumores que se han disparado últimamente, hacer algún trade con algún QB que está en el mercado: tipo Josh Rosen o, por qué no, Russell Wilson. Pero claro, en este segundo caso, un año sentado tras Brees no lo veo claro.

Vamos a suponer que se dan esos dos casos: Ingram y Teddy renovados. 11 millones contra el cap en 2019. Nos falta dinero para todo el resto, por lo que se da la segunda gran decisión de este inicio de año NFL…

Ajustes en la Línea Ofensiva

Como ya comentamos, el juego de trincheras de los Saints ha sido el sustento del éxito en este 2018. Si nos centramos en la OL, cuando todos han estado sanos ha sido una línea inexpugnable. Me atrevería a decir que top 3 de la liga. Entonces, me preguntaréis, ¿para qué ajustar o cambiarla?

Y aquí viene el dilema: quitando a Ryan Ramzcyk (2.4M), el resto suman 44.7 millones contra el cap. El 20% del límite salarial del equipo. Ese no sería de per se un problema por si mismo. Pero sí que ante el poco margen que tienen los Saints es necesario hacer unos ajustes.

El primero sería volver a reestructurar el contrato de Terron Armstead. Eso sería en parte hipotecar el futuro, pero supondría un ahorro de unos 6 millones de dólares en el espacio salarial. Pero es el único movimiento que sería razonable con el tackle izquierdo. Descartaría hacer un trade con Armstead. Eso es así dada la dificultad que hay en el mercado para encontrar alguien fiable en su posición. Ése último punto es lo que hace plantearse cosas con su compañero en la parte izquierda de la línea…

El caso de Peat

Andrus Peat fue una primera ronda en el draft de 2015 y éste año entra en la opción de quinto año de su contrato rookie. Peat ha jugado principalmente de guardia izquierdo. Ha pasado al tackle cuando su compañero Armstead ha estado fuera de combate. Algo relativamente habitual temporada tras temporada. Su impacto salarial en este 2019 será de 9.6 millones de dólares. Algo justo a su puesto de guardia. Entonces, ¿cuál es el problema?

Andrus Peat y sus días en NOLA pueden ser historia – Fuente: wwl.radio.com

El año que viene va a ser agente libre y su condición de posible tackle izquierdo hará que suba mucho su cotización en el mercado. A niveles que no creo que los Saints se planteen renovarlo en ningún caso. Por lo que el escenario más factible que veo, en este caso, es un trade por alguna ronda del draft.

El precio creo que no debería subir (ni bajar) de una tercera ronda. Y hay equipos con problemas en la línea con ese tipo de capital en el draft. Un ejemplo claro son los Houston Texans. Ellos tienen dos segundas rondas (54 y 55) y una tercera (89). Podría ser un precio justo por Peat intercambiar segundas rondas y esa tercera tardía por ejemplo. Ése es un tipo de escenario ideal. Hay otros casos: los Jaguars, los Browns, los Bengals, los Giants o los mismos Jets.

Subsituyendo a Peat

¿Y cómo lo substituimos? Lo primero que me viene en mente es el “next man up“. Cameron Tom o Will Clapp pueden dar ese paso en frente para cubrir la posición de left guard de manera permanente. Los informes que llegan de ellos son, y siempre han sido, excelentes. A parte que es probable que se renueve a LaRibeus. Hay opciones de veteranos fiables en el mercado (Rodger Saffold por ejemplo más claro, una vez Ramon Foster está fuera del mercado) o ir con ese capital de draft a por un LG. No es casualidad que los Saints se hayan entrevistado con 5 líneas de las 14 entrevistas que hay referenciadas hasta la fecha. El prospect más fiable para ese pick adquirido podría ser Bobby Evans.

Lo que se pierde aquí es versatilidad, ya que se necesitará un recambio en el tackle para cuando Armstead tenga su lesión anual. La renovación de Michael Ola no es gratuita en ese sentido. A parte está el hecho de tocar una unidad que funciona, que eso da algo más de respeto, sobretodo si tu gran objetivo es llegar un paso más lejos que el año anterior. Pero vamos a dar por bueno el trade y que disponemos de unos 10 millones en el cap nuevamente.

Áreas de mejora: alas cerradas y receptores

Y cerramos el círculo volviendo al inicio: las áreas donde el equipo necesita un upgrade porque con lo que tiene le ha faltado en este 2018. Y empezaremos, cómo no, buscando algo más de cap

Wide Receivers

Más allá de la inmensa temporada Michael Thomas, el desempeño del resto de receptores veteranos de los Saints ha sido muy mejorable. La lesiones de Ted Ginn Jr y Cameron Meredith dejaron algo lastrado el juego de pase “fiable” en momentos concretos de la temporada. Hay una cosa que es cierta: Sean Payton, Drew Brees y el staff de los Saints están encantados con los receptores novatos en este 2018. Y tienen fe ciega en que Trequan Smith y, en especial, Keith Kirkwood hagan un paso adelante más esta temporada y cojan un papel más relevante.

 

Tras la lesión de Dez Bryant, Keith Kirkwood fue un soplo de aire fresco en NOLA – Fuente: Canal Street Chronicles

¿Dónde deja esto a los veteranos? Pues, sinceramente, en una posición algo complicada. Especialmente Cam Meredith. Del resto de receptores, Tommylee Lewis y Austin Carr, su continuidad dependerá de si viene alguien o no para suplirles.

El slot receiver

Meredith llegó de Chicago tocado pero como una apuesta para mejorar el puesto de receptor, sobretodo desde el slot. Pero no ha sido capaz de mantenerse sano y veo muy complicada su continuidad. Cortar a Meredith supondría un ahorro en cap de 3.7 millones. Y vista la confianza en los jóvenes, creo que puede ser un corte muy probable. Ginn aporta veteranía y química en el vestuario, no creo que haya ningún movimiento respecto a él.

Encajan en ese posición en el slot los agentes libres Adam Humphries y Cole Beasley. Serían dos grandes adquisiciones y teóricamente probadas y fiables. El tipo de armas que necesitaría Brees para volver a repartir el juego y liberar a Thomas. Pero van a pedir mucho (entre 6 y 8 millones Beasley y entre 10-12 Humphries). En el staff gusta, y mucho, la clase de receptores que viene. Y en el slot parece haber un nombre que sobresale sobre el resto: Andy Isabella. Es por ello que no creo que se sobrepague a un cualquiera de los agentes libres.

Resto de opciones

Hay otros nombres apetecibles y de nivel en la agencia libre. No os extrañe que empiecen a sonar nombres como Tyrrell Williams, Randall Cobb, John Brown o Golden Tate en el entorno Saints. Excepto el primero, el resto lo veo muy complicado. Lo mismo me pasa con lo que se especula con un trade por Antonio Brown: por lo que piden los Steelers, porque está Gruden y sus Raiders de por medio y por lo incontrolable que sería bajo la perspectiva Payton.

Pero el hecho objetivo es que los Saints están en el mercado por un receptor. Y en el draft, como hemos dicho, hay una buena clase de receptores. Nombres como, por qué no, JJ Arcega-Whiteside o Kevin Harmon o Deebo Samuel o Riley Ridley. Todos ellos deberían llegar al 62. Aunque dudo que ese pick lo utilicemos en ésta área a no ser qué…

Tight Ends

Por fin vamos a hablar de ellos. Ése gran fantasma que parece que nos sigue desde que nos desprendimos de Jimmy Graham. Recordemos que en nómina quedan Josh Hill, Dan Arnold y Garrett Griffen. Y voy a ser claro en este aspecto en lo que creo. Los Saints van a buscar un “nuevo” Ben Watson en la free agency. Y más con una clase que viene cargada de buenos tight ends, puede que se deje la agencia libre algo “descuidada” si un equipo tiene la necesidad de…

Dando a Dwayne Allen como muy complicado, de veteranos hay tres nombres que me gustan: Jared Cook, Austin Seferian-Jenkins y C.J Uzomah. Especialmente los dos últimos pueden salir relativamente asequibles de precio (4-5 millones). El primero, si bien es el más “Ben Watson” de todos, puede que se escape algo más de sueldo (7-8 millones). El que más suena entre la afición Saint, Jesse James, quien a pesar de su juventud no creo que sea una mejora a Josh Hill. A precio razonable sería casi duplicarlo. Y hay uno que me tiene intrigado por lo poco que vi el año pasado me gustó: Jeff Heuerman. La mayoría de ellos están en su prime (26 años).

Y en el draft, si en el 62 cae uno de estos nombres, no dudaría ni un momento a ir a por él: los dos de Iowa TJ Hockenson y Noah Fant, o mi favorito para ser drafteado por los Saints, Irv Smith. Smith es nativo de NOLA y eso le da ese plus que me alegraría mucho que acabara vistiendo de black and gold. En rondas más tardías Caleb Wilson, Kaden Smith o Alize Mack podrían ser opciones. Los Saints se han entrevistado con Kendall Blanton (Missouri) que tiene un perfil más de bloqueador, perfil en el que también encaja el TE de LSU Foster Moreau.


Conclusiones

Resumen rápido de los movimientos que se proponen en la parcela ofensiva del equipo.

  • Trade por Peat por una tercera ronda: +9.6 millones de Cap
  • Corte de Cameron Meredith: +3.7 millones
  • Renovación de Ingram: 3 años por 15 millones, -5 millones para 2019
  • Renovación de Bridgewater (sólo si se cree que es el substituto de Brees): -6 millones en 2019
  • Reestructuración de Armstead (??): posibles +6.5 millones en 2019

Queda pues un espacio salarial de 14.3 y 20.8 millones aproximadamente. Con estos podríamos adquirir alguno de ellos:

  • OL: R. Saffold (6-7 millones)
  • WR: Humphries (10-12), Beasley (6-8), Tyrrell Williams (7-8), Randall Cobb (8-10), Golden Tate (6-8)
  • TE: Cook (7-8), Seferian-Jenkins (5), Uzomah (5), Jesse James (4-5), Jeff Heuerman (3-4)

Coger a uno en cada área es complicado. Por ejemplo, cogiendo a Saffold, Williams y Cook (20-23) ya necesitaríamos reestructurar a Armstead y aún faltaría retocar la defensa.

Por lo que alguna de estas posiciones puede que vaya a tener que escoger a un rookie. En las tres posiciones hemos tenido buen ojo en los últimos años. Para el pick de segunda ronda o el eventual de un trade por Peat hemos propuesto:

  • OL: Bobby Evans (OT, proyectado para segunda-tercera ronda)
  • WR: Andy Isabella (segunda), JJ Arcega-Whiteside (segunda-tercera), Kevin Harmon (segunda-tercera), Deebo Samuel (segunda-tercera), Riley Ridley (segunda-tercera)
  • TE: TJ Hockenson (primera-segunda), Noah Fant (primera-segunda), Irv Smith (primera-segunda), Caleb Wilson (tercera-cuarta), Kaden Smith (tercera-cuarta), Alize Mack (tercera-cuarta), Kendall Blanton (cuarta-quinta), Foster Moreau (quinta-sexta).

A falta de encarar el segundo post centrándonos en la parte defensiva, no dudéis en dejarme vuestras sensaciones.

Como siempre salud y WhoDat

@whodatspain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *