¿Cómo serían en 2018 unos playoffs de la NCAA FBS con 16 participantes?

Seamos sinceros: ¿A que aficionado al deporte no le gusta hacer deporte ficción e imaginarse cosas que no son a su gusto personal? Practicamente a todos. Sobre todo a los seguidores del College Football, mosqueados desde hace años con el formato de post-temporada imperante, el cual brinda pocas o muy pocas (por no decir casi ninguna) opciones a los programas de unversidades que engloban las 5 conferencias menores: AAC (American Athletic Conference), C-USA (Conferencia USA), MAC (Mid-American Conference), Mountain West y Sun Belt. Así que pongamonos manos a la obra y descubramos como podrían ser unos playoffs más justos.

Empezaremos comentando que aquí daremos cuatro opciones, dos basadas en los rankings oficiales y otras dos basadas en los campeones de conferencia; todas ellas partiendo de un formato de 3 rondas: octavos (16 equipos), cuartos (ocho), semifinales (cuatro) y final (dos). Sabemos que pueden haber otras, pero estas son las que nos parecen que pueden encajar más con vuestras opiniones y, para no aburrir con multitudes de versiones, hemos decidido acotarlas.

Playoffs según rankings oficiales

La primera de todas las opciones es la más sencilla de todas. En esta entrarían, como veréis más abajo, las primeras 16 universidades del último de los rankings publicados por el comite del CFB -College Football Playoffs- (lo tenéis por aquí).

  • Pros: Entrarían más universidades (hasta 16).
  • Contras: Al entrar en juego el factor humano y su opinión seguirían faltando campeones de conferencia.

Playoffs según media de rankings oficiales

La segunda propuesta, apoyada por gente como Robert Brennecke (comisionado asociado de la Sunshine State Conferencia de la NCAA Division II), es una versión de la primera. Aquí, a diferencia de la anterior, las 16 universidades escogidas no son directamente las primeras del ranking del CFB, sino que se hace una media entre los tres rankings existentes: AP Top 25, Coaches Poll y College Football Playoff.

  • Pros: Entrarían más universidades (hasta 16).
  • Contras: Al entrar en juego el factor humano y su opinión seguirían faltando campeones de conferencia, aunque la clasificación es algo más justa que con el primer metodo.

Playoffs con campeones de conferencia

Pero, las opciones con más paridad son otras. Sí se quiere ser justo se ha de contar, si o si, con todos los programas vencedores de conferencia. Y si esto no gusta, por no estar equilibrados los calendarios de las contendientes de conferencias menores, pues se ha de cambiar la forma de realizarlos. Mientras tanto se ha de apechugar e incluir a TODOS.

Dentro de esta categoría hay dos opciones a tener en cuenta, ambas partiendo de la misma base, que no es otra que la inclusión de los 10 campeones de conferencia (Alabama Crimson Tide -SEC-, Washington Huskies -Pac-12-, Oklahoma Sooners -Big 12-, Clemson Tigers -ACC-, Ohio State Buckeyes -Big Ten-, Northerin Illinois -MAC-, Fresno State Bulldogs -Mountain West-, Appalachian State -Sun Belt-, UAB Blazers -C-USA- y UCF Knights -AAC-) y los 6 mejores, que no esten ya, por record de temporada (en caso de empate, como se apunta por la red, la mejor forma de desempatar es por la diferencia de puntos. Es decir, restando los puntos a favor con los puntos en contra). Esos seis serían este año Notre Dame Fighting Irish (12-0), Georgia Bulldogs (11-2), Utah State Aggies (10-2), Michigan Wolverines (10-2), Cincinnati Bearcats (10-2) y Washington State Cougars (10-2).

  • Pros: Entrarían más universidades (hasta 16) y, sobre todo, habría más paridad. No al clasismo de conferencias.
  • Contras: Posiblemente ninguno, porque al incluirse 16 conferencias, nadie se puede quejar, ya que las que solían ir por ser las cuatro primeras del ranking seguirán yendo, así como muchas más.

La diferencia radica en la forma de ordenar a los 16 clasificados. O bien primero los 10 ganadores de conferencia, clasificados en orden según el record conseguido durante la temporada, y luego los 6 mejores clasificados…

…o bien una vez escogidos los 16 clasificados, ordenarlos a todos a la vez bajo los mismos parametros, arriba comentados.

En resumidas cuentas, es de sabidas por todos, y quien diga lo contrario es que los intereses le hacen mirar para otro lado, que en pos de la coherencia, igualdad y diversión se necesitan unos playoffs. Quizás no tan complicados como en su hermana menor la NCAA FCS (NCAA Football Championship Subdivision), pero si un “bracket” tipico y al uso, de esos que se ven en otras competiciones. ¿Que molan las bowls y que los intereses económicos no van a poner fácil que se eliminen? Es que no hace falta, cada partido, incluidos cuartos y semifinales, serían una distinta, en orden de preferencia y de nivel (las New Year’s Six serían semifinales y dos enfrentamientos de cuartos). Porque, si la NFL tiene playoffs, ¿por qué la primera división del fútbol americano universitario no? Pues eso.

Y para vosotros, ¿cual sería el modelo correcto de playoff? ¿Qué formato usariaís y en que criterios os basariaís para organizarlo? Queremos saber en los comentarios vuestras opiniones, por dar con la perfecta y con la que cuenta con más aceptación.

Nota del editor: Aquí tenéis el documento con las tablas y resultados que han dado forma a los playoffs presentes en este artículo. Además aprovechamos para agradecer a los que con sus ideas sirvieron como base para el artículo.

[Foto: Levi’s Stadium]

@smbfootball

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *