Cinco claves del partido: Packers vs Bears

Empezamos serie semanal con el análisis de las cinco claves del partido de la semana de los Packers. Primera jornada, primera victoria y enésima exhibición de Rodgers.


1ª – Aaron Rodgers es Dios:

Sin discusión. A su deidad se le suma las habilidades como el Cid Campeador: verlo muerto en el caballo impone igualmente. Después de la lesión del segundo cuarto volvió a dar una lección de juego. Cojo, pero le da igual. Lección a la que se unieron (para dar la suya propia) Randall Cobb, Davante Adams y Geronimo Allison. Dios no ha muerto, Nietsche. Es que no existió hasta la llegada de Aaron Rodgers. Que esto no empañe que hay que recuperar el juego de carrera y la participación de Graham. Pero bueno, paso a paso.

(Packers.com)

2ª – Los ajustes de la línea ofensiva:

McCray y Bulaga se vieron muy sobrepasados durante toda la primera parte. Dos sacks, dos penalizaciones y dos fumbles marcaron su actuación en la primera parte. La segunda parte con los ajustes de Philbin y James Campen unido al desgaste de la defensa de los Bears facilitaron su labor. Que siga así.

3ª –  Ajustes línea defensiva:

Es poner al tridente mágico y la defensa funciona. Curioso. No se podía saber. Lo peor es que volvemos (esperemos que se volvimos) a los fantasmas de las Navidades pasadas de que la defensa tiene arreglos lógicos y nos cuesta mucho ajustar. Por lo menos se ajustó. Si no pasa nada en el 100% de los snaps tienen que estar Clark, Daniels y Mo Wilkerson. Las defensas de Pettine se basan en la presión interior. Hay que jugar con lo que tenemos y sabemos. Y a eso hay que añadirle que Gilbert y Perry deben ser nuestros OLB. Con Matthews que hagan lo que vean, pero no puede jugar en el lado ciego, no le da el físico.

(Packers.com)

4ª – Hay secundaria:

Quién lo iba a decir viendo la primera parte, pero la hay. Los ajustes del segundo tiempo surtieron efecto y Brice pasó de ser nuestra debilidad a marcarse una gran. segunda mitad. Sack incluido. Y no hay que olvidarse del partido de Kevin King y de los rookies Jaire Alexander y Josh Jackson. El jugador de segunda ronda estuvo defendiendo a Trey Burton todo el partido y lo dejó en una recepción (de siete pases que le enviaron) y 15 yardas.

5º – ¡Vivan los Special Teams!

Que alegría da ver que los cuatro equipos especiales funcionan. De Crosby no hay duda y con Scott si había alguna, fue borrada. 4 punts con 50,5 yardas de media. A esto hay que sumarle cuatro buenos retornos. Hay presente y futuro. Hubo que gastar dos elecciones pero bien gastadas que estuvieron.

(Packers.com)

@adrian_cobo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *