Bowles, ¿mal entrenador, o cabeza de turco? (y II)

En este artículo terminaremos el análisis de la era Bowles a nivel estadístico en sus cuatro años de periplo como head coach, (el análisis del ataque aquí). En este caso el análisis será más global, ya que la defensa es su especialidad, y solo ha tenido a un coordinador defensivo, Kacy Rodgers. Mientras que en el caso del ataque, el cargo de coordinador ofensivo lo ocuparon tres personas.

BASES DEL ANÁLISIS

Las estadísticas utilizadas ham sido las siguientes*:

  • Ranking de la liga en DVOA. Mide la eficiencia de la defensa jugada a jugada respecto al valor medio de la liga, teniendo en cuenta tanto al ataque rival como la situación en la que se produce la jugada. (Down y posición de campo.)
  • More sacks y rank. Jugador del equipo que ha liderado al equipo en sacks y su posición relativa en la liga.
  • DL. La eficiencia de la línea defensiva se mide en dos apartados: protección de pase y bloqueo contra la carrera.
  • Jugadores catalogados como all-pro, bien sea en el primer o segundo equipo.
  • Jugadores que han ido a la ProBowl

 

 

¿DÓNDE ESTÁ EL PASS RUSH?

Salvo en la primera temporada, con Wilkerson y Richardson rindiendo a un gran nivel, el pass rush ha sido casi inexistente, resultando en dos situaciones: la primera implica que si la línea defensiva no puede generar presión por sí misma, es necesario enviar más hombres a presionar al quarterback. Esto tiende a provocar que la defensa contra la carrera sea mejor, debido a la acumulación de jugadores en el entorno de la línea de scrimmage. Esto termina provocando que el líder de sacks del equipo pueda ser un MLB como Demario Davis. La segunda situación es consecuencia de la primera: si hay mucha gente intentando presionar al quarterback, quiere decir que las defensas contra el pase tienen que estar orientadas al hombre, y obliga a tener perfiles de cornerback que defiendan bien estas situaciones, de lo cual hablaremos en el siguiente apartado.

LA SOBREINVERSIÓN EN SECUNDARIA

Para poder sostener el sistema de blitz de Bowles, Maccagnan tuvo que realizar grandes inversiones en la secundaria para que la defensa se sostuviera. Las incorporaciones en estos 4 años han sido las siguientes:

  • (2015) Darrelle Revis. CB. 5 años y 70 millones. Cortado en 2017.
  • (2015) Marcus Gilchrist. FS. 4 años y 22 millones. Cortado en 2017.
  • (2015) Buster Skrine. CB. 4 años y 25 millones. Termina contrato en 2019.
  • (2015) Antonio Cromartie. CB. 4 años y 36 millones. Cortado en 2016.
  • (2017) Morris Claiborne. CB. 1 año y 6 millones. Fue renovado en 2017 por su buen rendimiento.
  • (2018) Trumaine Johnson. CB. 5 años y 72.5 millones. Su temporada ha decepcionado, pero es incortable por su estructura de contrato.

De todos los fichajes, solo ha rendido de manera aceptable Claiborne. El manejo de la agencia libre de Maccagnan ha sido una  de sus asignaturas pendientes, y ha tenido mucho cap disponible, tanto en 2015 como en 2018.Mientras tanto, no se ha invertido casi nada en pass rush.

Sin embargo, no se han realizado inversiones, ni en agencia libre ni en el draft, en generar presión en el quarterback rival, lo que al final ha llevado a la caída de la defensa.

CONCLUSIONES

La defensa no ha sido capaz de sostener al equipo, habitualmente por incapacidad del ataque, y tener que estar demasiado tiempo en el campo. Ha sido bastante habitual en la era Bowles, llegar razonablemente igualados al descanso, solo para ver en la segunda parte como la defensa se caía de cansancio y era pasada por encima por los ataques rivales.

En esta parcela, considero que el culpable de la caída de la defensa ha sido Maccagnan. Cuando se falla tanto en la agencia libre y en el draft y el equipo no tiene talento, el entrenador no puede hacer milagros. Bien es cierto que ha conseguido dos grandes jugadores como Leo Williams y Jamal Adams, pero ambas elecciones fueron fruto de slides inesperados y no mérito de un buen GM.

En cuanto a Bowles, ha conseguido que un equipo con talento para ganar uno o dos partidos, consiguiera ganar cuatro o cinco, lo cual tiene muchísimo mérito. Pero como en casi todos los deportes, lo fácil es despedir al entrenador, y en este caso, se ve bastante claro, que el incompetente era el GM.

 

El futuro (y presente) de la defensa – www.newyorkjets.com

*Las estadísticas se han extraído de FOOTBALLOUTSIDERS, y PRO-FOOTBALL-REFERENCE webs muy recomendables para analizar con detalle muchas facetas del juego.

 

@NYJetsspain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *